CIUDAD DE MÉXICO.- El embajador de Estados Unidos para la Libertad Religiosa denunció el jueves que el régimen de Nicaragua tiene en prisión a 11 religiosos y ha forzado al exilio a varios más como parte de una campaña de ataques y persecución a la Iglesia católica de ese país.

Rashad Hussain ofreció una rueda de prensa en Nueva York junto a los defensores de derechos humanos nicaragüenses Juan Carlos Arce y Leyla Prado en el marco del 77 período de sesiones de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Te puede interesar

“Es particularmente alarmante el incremento de los ataques” del régimen de Daniel Ortega a la Iglesia católica y sus fieles, dijo el diplomático y asesor del presidente Joe Biden en asuntos religiosos.

Agregó que en los últimos meses el régimen nicaragüense cerró 10 radioemisoras católicas y expulsó a 18 monjas de la orden de la Madre Teresa de Calcuta que laboraban en el país desde hace muchos años.

Indicó que Ortega también obligó al exilio a varios sacerdotes y que envió a prisión a otros seis, la mayoría sin cargos, así como a dos seminaristas, un diácono y un laico, todos ellos colaboradores del obispo Rolando Álvarez, quien permanece bajo arresto domiciliario desde hace 42 días.

Hussain acompañó en la conferencia a Arce del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más, quien dijo que su país vive “una situación dramática” porque el régimen sandinista está decidido a eliminar cualquier signo de disidencia.

Arce recordó que en marzo Ortega expulsó del país al nuncio apostólico Waldemar Sommertag, quien en 2019 había intercedido por una amnistía para los opositores presos. Destacó que de las más de 1.800 organizaciones no gubernamentales clausuradas por el régimen este año, 29 eran de carácter religioso, incluidas escuelas y universidades católicas.

Sobre el obispo Álvarez dijo que el prelado se encuentra “en desaparición forzada”, pues se desconoce su situación y “nadie lo ha visto” desde que la policía lo confinó a una vivienda en Managua el 19 de agosto y con vigilancia permanente.

Según Arce esta semana el régimen nicaragüense prohibió las populares procesiones religiosas de la ciudad de Masaya, vecina a la capital, y de Camoapa, en el centro del país. “La población ya no puede expresar su fe en la calle, esto violenta la libertad religiosa y de expresión”, afirmó.

Por su parte Prado, abogada de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) de Nicaragua, dijo que Ortega quiere “callar a la Iglesia católica” y ha implantado “una persecución sistemática de las voces críticas” o disidentes.

Prado señaló que de los 11 religiosos encarcelados tres han sido procesados “en juicios espurios, contradictorios e ilegales” y de éstos dos fueron acusados por supuestos delitos comunes y no tuvieron derecho a una defensa independiente.

“El gobierno mantiene una espada de Damocles sobre la Iglesia: silencio, cárcel o destierro”, aseguró la jurista.

Tanto la CPDH como el Colectivo Nicaragua Nunca Más funcionan en el exterior después de que sus directivos y activistas tuvieron que exiliarse por acoso y amenazas del régimen.

Nicaragua vive una grave crisis política que estalló en abril de 2018 cuando policías y paramilitares reprimieron con violencia una revuelta social causando 355 muertos, más de 2.000 heridos, 1.600 detenidos y más de 100.000 exiliados, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Ortega rechaza las cifras de la CIDH y atribuye las protestas a “un fallido golpe de Estado” en su contra. También ha dicho que los obispos católicos apoyan a la oposición porque son “demonios con sotana”.

En noviembre el dictador, de 76 años, fue reelecto para un cuarto mandato consecutivo tras encarcelar a sus principales contendientes. Según la oposición, existen más de 205 presos políticos en distintos centros penales del país.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.81%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.66%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.54%
27404 votos

Las Más Leídas