MANAGUA.- El régimen de Nicaragua anunció este miércoles un nuevo cambio de director en la Junta Directiva de la estatal Empresa Nicaragüense de Petróleos (Petronic), en medio de la peor crisis sociopolítica del país en décadas.

A través de un acuerdo gubernamental divulgado en La Gaceta, diario oficial, el Ejecutivo anunció la separación del general del Ejército de Nicaragua en retiro Ramón Humberto Calderón del cargo de presidente de la Junta Directiva de Petronic, sin informar las razones.

Como sustituto de Calderón, el régimen nicaragüense anunció al actual presidente de la Autoridad Nacional del Gran Canal Interoceánico, Manuel Coronel Kautz, quien a partir de este miércoles está a cargo de ambas instituciones.

Se trata del segundo cambio de presidente en Petronic en siete meses, ambos en medio de la crisis que atraviesa Nicaragua, que desde abril ha dejado cientos muertos, presos y desaparecidos, miles de heridos y decenas de miles de exiliados, tras las protestas contra el gobernante Daniel Ortega.

El primer cambio ocurrió el 10 de julio pasado, cuando el tesorero del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Francisco López, debió abandonar la presidencia de Petronic luego de que Estados Unidos le aplicó la Ley Global Magnitsky, por estar involucrado "en graves abusos contra los derechos humanos o que se han involucrado en la corrupción".

López, una de las personas de mayor confianza de Ortega, se mantuvo por 11 años al frente de Petronic, encargada de administrar la cooperación petrolera de Venezuela, valorada en varios miles de millones de dólares desde 2007.

Coronel Kautz ha estado desde 2013 al frente del proyecto de construcción del canal interoceánico que pretende construir la firma china HKND Group, a un precio de 50.000 millones de dólares, que según las primeras proyecciones, habría terminado de construirse en 2018, pero que hasta hoy no tiene una fecha exacta de inicio.

Petronic enfrenta una crisis económica interna debido al boicot de los nicaragüenses, que se niegan a consumir combustibles en sus estaciones, porque consideran que hacerlo es financiar actos de represión del régimen contra la población.

Aunque Petronic no acostumbra brindar informes de su situación económica, el boicot le ha hecho ocultar su marca, logotipo y otros distintivos en las estaciones de servicio, según sus críticos, para no espantar a los clientes.

Desde el 18 de abril del año pasado, Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado entre 325 y 561 muertos, de 340 a 767 detenidos, cientos de desaparecidos, miles de heridos y decenas de miles en el exilio, según organismos humanitarios.

Ortega, quien reconoce 199 muertos y 340 detenidos, a los que llama "terroristas", "golpistas" y "delincuentes comunes", dice haber sido víctima de un "golpe de Estado fallido".

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) han responsabilizado al Gobierno de "más de 300 muertos", así como de ejecuciones extrajudiciales, torturas y otros abusos contra los manifestantes y opositores.

FUENTE: Con información de EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el régimen cubano aceptará los verdaderos resultados del referendo constitucional?

Las Más Leídas