MADRID.- La ONG Human Rights Watch (HRW) pidió a los países miembro de la ONU que no voten a favor de incorporar a Venezuela al Consejo de Derechos Humanos, habida cuenta de que podrían haberse cometido crímenes contra la humanidad en el país sudamericano.

Venezuela, que forma parte del Consejo desde 2019, compite con Chile y Costa Rica por los dos asientos en juego para la región de América Latina y el Caribe. La votación tendrá lugar el 11 de octubre en la Asamblea General de Naciones Unidas, donde un total de 17 países aspiran a ocupar alguna de las 14 vacantes.

Te puede interesar

En el caso venezolano, el director de HRW para temas de la ONU, Louis Charbonneau, considera que el país "no tiene las credenciales". En septiembre, había casi 250 presos políticos, mientras que las investigaciones de una misión de expertos de la propia Naciones Unidas apuntan a la posible comisión de crímenes contra la humanidad durante estos últimos años.

"Darle a este gobierno abusivo un lugar en el Consejo debilitaría la credibilidad de la ONU, dado que equivaldría a premiar a las autoridades venezolanas, permitiéndoles juzgar la situación de los Derechos Humanos de otros países cuando Venezuela trata brutalmente a su población", esgrimió. "Darle a este gobierno abusivo un lugar en el Consejo debilitaría la credibilidad de la ONU, dado que equivaldría a premiar a las autoridades venezolanas, permitiéndoles juzgar la situación de los Derechos Humanos de otros países cuando Venezuela trata brutalmente a su población", esgrimió.

El debate sobre la renovación del Consejo de Derechos Humanos es recurrente todos los años, en la medida en que, aunque la resolución que planteó la creación de este organismo sí recomienda que se tengan en cuenta los comportamientos de los potenciales candidatos, en la práctica el reparto es básicamente político.

"Con países como China, Eritrea y Cuba ya presentes en el Consejo, al órgano de derechos de la ONU le haría bien no contar entre sus miembros con otro claro ejemplo de torturas, abusos e impunidad", zanjó Charbonneau.

HRW también puso el foco en otras regiones como Asia, en la que seis países -Afganistán, Bangladesh, Kirguistán, Maldivas, Corea del Sur y Vietnam- compiten por cuatro asientos. La ONG cuestionó en este bloque los registros de Afganistán, Vietnam y Bangladesh.

En el caso de África, donde hay cuatro países para otras tantas vacantes, HRW denunció violaciones de Derechos Humanos en Argelia, Marruecos y Sudán, lo que implica dejar al margen de las críticas a Sudáfrica.

El pasado 20 de septiembre, la Misión Independiente de Determinación de Hechos sobre Venezuela dio a conocer su tercer informe sobre el pais sudamericano en el que reveló una larga lista de violaciones -incluyendo posibles crímenes contra la humanidad- por parte del régimen del dictador Nicolás Maduro.

“Venezuela sigue enfrentando una profunda crisis de derechos humanos”, declaró Marta Valinas, una experta legal portuguesa que encabeza la misión.

La misión denunció que las autoridades no han hecho lo suficiente para compensar a las víctimas y que las violaciones continúan “hasta el día de hoy” bajo la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) y del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN).

En el informe, la Misión documentó un total de 122 casos de torturas, violencia sexual y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes en la sede del DGCIM en Caracas y en centros de detención clandestinos en otras partes del país.

venezuela.jpg
Adriana Vizcaya, a la izquierda, cocina empanadas mientras su esposo Ali Reinaldo le cobra a una cliente usando una terminal de pago, en Caracas, Venezuela, el jueves 25 de agosto de 2022. Adriana es una chef que trabajaba en un restaurante gourmet pero debido a la inflación decidió comenzar su propio negocio de empanadas porque su salario de chef no alcanzaba para cubrir los gastos familiares.

Adriana Vizcaya, a la izquierda, cocina empanadas mientras su esposo Ali Reinaldo le cobra a una cliente usando una terminal de pago, en Caracas, Venezuela, el jueves 25 de agosto de 2022. Adriana es una chef que trabajaba en un restaurante gourmet pero debido a la inflación decidió comenzar su propio negocio de empanadas porque su salario de chef no alcanzaba para cubrir los gastos familiares.

FUENTE: Con información de Europa Press/AP

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.78%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.66%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.56%
31068 votos

Las Más Leídas