MADRID.- El presidente de Chile, Sebastián Piñera, destacó este martes que uno de los "grandes desafíos" de América Latina es terminar con la dictadura venezolana, antes de acusar al régimen de Nicolás Maduro de "no respetar los Derechos Humanos" y "tener innegables lazos con el narcotráfico".

"Esta dictadura ha conducido a Venezuela a la más grave crisis política, social, económica y humanitaria de su historia. El país con las mayores reservas de petróleo del mundo, y hasta hace sólo dos décadas, el más desarrollado de América Latina, hoy literalmente ve a sus ciudadanos morir por falta de alimentos y medicamentos o migrar por millones en busca de mejores oportunidades para sus vidas", señaló.

Te puede interesar

En su discurso con motivo de la 74ª Asamblea General de Naciones Unidas, Piñera defendió que "la solución, como lo ha planteado el presidente encargado Juan Guaidó, es lograr el término de esta dictadura, la constitución de un gobierno de un gobierno de transición y la realización de elecciones libre y democráticas para que el pueblo venezolano recupere su libertad, democracia y respeto por los Derechos Humanos y pueda elegir libre y soberanamente a sus gobernantes y los caminos a recorrer".

"Soy muy consciente de los formidables obstáculos que esta noble y hermosa causa ha debido enfrentar, pero sé también que nunca la noche está más oscura que justo antes de amanecer", ha manifestado.

Piñera hizo además referencia a la necesidad de "combatir la corrupción y los populismos" en América Latina, así como de "fortalecer los pilares que harán la diferencia entre el éxito y el fracaso de los países en la nueva sociedad que emerge".

"La única constante del mundo que viene es el cambio y cada vez más rápido, y el mayor riesgo es la obsolescencia. En consecuencia, la flexibilidad y la capacidad de adaptarse al cambio son condiciones cruciales", defendió.

Así, indicó que América Latina cuenta con "territorios amplios y generosos, recursos naturales abundantes y múltiples" y "no ha tenido las guerras que destrozaron a Europa el siglo pasado ni los conflictos religiosos que tanto daño han causado a lo largo de la historia".

"Sin embargo, seguimos siendo un continente subdesarrollado, con casi un tercio de su población viviendo en condiciones de pobreza. Esto no obedece a un designio de Dios, ni tampoco a una fatalidad o destino. Obedece a nuestra incapacidad de aprovechar las formidables oportunidades que han cruzado nuestra historia", lamentó.

Por otra parte, hizo referencia a la amenaza que supone el cambio climático e incidió en que "ninguna generación ha enfrentado un desafío tan urgente y formidable" como este.

"Esta es la madre de todas las batallas, porque es la batalla por nuestra supervivencia. El ser humano es la criatura más inteligente e ingeniosa que habita el planeta Tierra, pero es también la única criatura capaz de destruir su propio planeta", advirtió.

"Las evidencias científicas sobre la crítica situación actual de nuestro planeta es categórica y concluyente", ha dicho, antes de recordar que "más de 99 de cada cien especies que alguna vez existieron ya no existen". "No queremos que el ser humano se sume a esta lista de muerte", culminó.

FUENTE: Con información de Europa Press

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario