MOSCÚ.- El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, aseguró este martes tras reunirse con su colega ruso, Serguéi Lavrov, que ya ha llegado la hora de que el dictador venezolano, Nicolás Maduro, abandone el poder.

"Estados Unidos y más de 50 países consideran que ha llegado la hora de que Maduro deje el poder", dijo Pompeo en una rueda de prensa conjunta con Lavrov en el balneario de Sochi, en el mar Negro.

Te puede interesar

Pompeo, cuyo país respalda al líder opositor Juan Guaidó, quien lidera la Asamblea Nacional (Parlamento) y que ha sido reconocido como presidente del país por más de 50 naciones, cree que Maduro debe renunciar para que "termine el sufrimiento del pueblo venezolano".

Además, aseguró que Washington se opone terminantemente a que cualquier país se inmiscuya en los asuntos de Venezuela.

"Esperamos que el apoyo ruso a Maduro se termine", comentó, al tiempo que mencionó los grandes intereses económicos y energéticos rusos en Venezuela.

Aseguró que la postura estadounidense es que sean los venezolanos los que elijan a sus dirigentes, aunque subrayó que el país latinoamericano debe ser una democracia.

Por su parte, Lavrov replicó que "no se puede instaurar una democracia por la fuerza".

El ministro ruso acusó a EEUU y a Guaidó de recurrir continuamente a las amenazas de una posible intervención militar, lo que, en su opinión, "no tiene nada que ver con la democracia".

Las reuniones con Pompeo infunden "cierto optimismo"

Pompeo, también aseguró este martes durante la reunión con Lavrov, que el presidente estadounidense, Donald Trump, está decidido a mejorar las relaciones con Rusia, mientras el ministro ruso dijo que el encuentro infunde "cierto optimismo".

"Estoy aquí hoy porque el presidente Trump está decidido a mejorar las relaciones con Rusia", aseguró Pompeo al comienzo del encuentro en el balneario de Sochi (mar Negro).

Por su parte, Lavrov afirmó que las conversaciones con Pompeo "infunden cierto optimismo" sobre la mejora de las relaciones entre Rusia y Estados Unidos.

"Creo que es hora de comenzar a construir una nueva matriz, más constructiva y responsable de la percepción mutua de los problemas, y nosotros estamos preparados para ello", agregó.

El jefe de la diplomacia rusa indicó que Moscú comprende que en ambas partes se han acumulado "sospechas y suspicacia", pero recalcó que Rusia y Estados Unidos nada ganan con ello.

"Por el contrario, el encarnizamiento mutuo aumenta los riesgos para nuestra y vuestra seguridad, y provoca alarma en toda la comunidad mundial", dijo Lavrov a Pompeo.

Según el ministro ruso, una de las condiciones para estabilizar las relaciones bilaterales es el "restablecimiento de un diálogo basado en la confianza en distintos niveles, desde el más alto hasta el de trabajo".

"Intentémoslo, veamos qué sale", invitó Lavrov al secretario de Estado.

A su vez, Pompeo expresó su satisfacción por celebrar su segunda reunión en tan corto tiempo con su homólogo ruso y añadió que próximamente tendrá la oportunidad de volver a conversar con él finales de junio próximo con motivo de la cumbre del G20 en la ciudad japonesa de Osaka.

"Cada uno de nuestros países naturalmente defiende sus propios intereses. No siempre y no en todos los asuntos estamos en lados opuestos", aseveró.

Pompeo destacó que "hay una gran cantidad de temas" en los que los intereses de ambos países coinciden, por lo que hay que hacer todo por "mejorar y fortalecer los puntos y aspectos en los que las relaciones pueden ser mejoradas".

El secretario de Estado constató que EEUU y Rusia han trabajado de forma exitosa en temas como la lucha contra el terrorismo, el control de armas, la no proliferación de armas nucleares y la solución de conflictos regionales.

"Tenemos que hacer todo para, partiendo justamente de estos temas, mejorar nuestras relaciones para garantizar la seguridad de ambas partes. Continuaremos este diálogo y sé que nuestros presidentes nos han hecho un llamado a esforzarnos para estabilizar nuestras relaciones", añadió.

Pompeo llegó a Sochi para abordar con su homólogo la situación en Venezuela, la crisis nuclear iraní, el control de armas, el conflicto de Ucrania, entre otros temas.

Posteriormente está previsto que ambos diplomáticos se reúnan con el presidente de Rusia, Vladímir Putin.

Moscú espera que Trump formalice propuesta para reunión con Putin

Lavrov indicó que Moscú reaccionará positivamente a la propuesta del presidente Donald Trump de reunirse con su homologo ruso, Vladímir Putin, en la ciudad japonesa de Osaka durante el G20, si esta es formulada oficialmente.

"Escuchamos la declaración del presidente Trump de que espera reunirse con el presidente Putin durante la cumbre del G20 en Osaka. Si esta propuesta es hecha formalmente, nosotros reaccionaremos positivamente a ella", afirmó.

FUENTE: Con información de EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que las policías de Florida entreguen los indocumentados a las autoridades de inmigración?

Las Más Leídas