lunes 30  de  enero 2023
CUBA

Primer Congreso de Periodistas, hito de la etapa republicana

Se acordó dotar al ejercicio de la profesión en Cuba de un Código de Ética Profesional y crear un Tribunal de Honor para periodistas

MIAMI — El 3 de diciembre de 1941 comenzó en La Habana, Cuba, el Primer Congreso Nacional de Periodistas, convocado por el Directorio de la Asociación de Reporteros de La Habana, reporta CubaNet.

El evento, que sesionó los días 3, 4, 5 y 6 de diciembre en la capital, tuvo por objetivo agrupar a los periodistas dentro de una organización colegial en defensa de sus intereses profesionales, así como la creación de una Escuela de Periodismo para la preparación técnica de los futuros intelectuales de la letra impresa.

Las palabras de apertura del Congreso estuvieron a cargo del entonces redactor del diario El Mundo, José Manuel Valdés Rodríguez. En su intervención, el periodista reconoció que por mucho tiempo los periodistas habían vivido disgregados.

Según el libro Memorias: Congreso Nacional de Periodistas (1941), en la agenda de discusión del evento se aspiraba resolver problemas de tres tipos: ética del periodismo, técnica del periodismo y legislación periodística. Los cuales constituyeron los temas centrales de las plenarias, y donde cada periodista intentó dar solución a través de una ponencia presentada al resto de los congresistas.

En el Congreso se acordó dotar al ejercicio de la profesión en la Isla de un Código de Ética Profesional y establecer un Tribunal de Honor que dirimiese cuestiones personales entre los reporteros. También se decidió respaldar a la mujer para que demostrase condiciones para el periodismo activo, brindándole facilidades para su perfeccionamiento profesional y que su trabajo fuese retribuido en igual forma que al hombre.

Figuras como Lisandro Otero, entonces presidente de la Asociación de Reporters de La Habana, destacaron la importancia de este evento por considerar que marcaba un antes y un después en el modo de organización de los periodistas cubanos.

En este sentido, Otero expresó: “…en lo sucesivo habrá que comenzar a contar una vida nueva a partir de la fecha en que tuvo efecto ese Congreso, y considerar como tiempo viejo, todo y cuanto ocurrió antes de su celebración en la Capital de la República”.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar