La exigencia de una ley de protección animal, la denuncia de los métodos de sacrificio, el maltrato hacia los perros y gatos callejeros, y la pasividad de las organizaciones legalmente reconocidas, fueron algunos de los puntos debatidos este viernes en el panel "En Diálogo", que auspicia la revista Espacio Laical en el Centro Cultural Padre Félix Varela, en La Habana Vieja.

Te puede interesar

La moderadora del panel, la activista contra el maltrato animal Beatriz Batista, resaltó en su exposición la entrevista que le concediera meses atrás Yusaima González, del Departamento de Zoonosis y Enfermedades Transmisibles del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), a raíz de la masiva recogida de perros ocurrida en Santa Clara en mayo de este año.

En un largo intercambio, tanto ella como otra de las panelistas presentes, Odalis Jaramillo, manifestaron su desacuerdo con todos los procedimientos adoptados por Zoonosis para el sacrificio de perros, entre ellos el tiempo de espera, métodos y horarios de captura y la sustancia utilizada para aniquilarlos, la estricnina, criticada por la Unión Europea y otras instituciones internacionales por provocar una muerte lenta y dolorosa.

Entre las denuncias más escandalosas que llegaron a oídos de Batista y Jaramillo estuvo la exigencia, por parte de algunos trabajadores de Zoonosis, de 1.500 pesos a cambio de la entrega de esos animales a los activistas, a lo que funcionaria respondió que "eso no lo podía comprobar y que ese dinero se exigía por el incumplimiento de determinadas reglas sanitarias".

"Hasta que en nuestro país no exista una ley de protección o de bienestar animal es responsabilidad de todos velar por las conductas éticas hacia estos, algo que pudiera lograrse con la colaboración del MINSAP y los protectores", dijo Batista.

Otro de los panelistas, Sergio Boris Concepción, miembro del grupo Cubanos en Defensa de los Animales (CEDA), señaló las dificultades de los protectores independientes para llevar a cabo su labor como falta de espacio, apoyo estatal y carencia de recursos. Puso como ejemplo que la Aduana ha retenido cargas de medicamentos, equipamiento y material para campañas de esterilización y vacunación, lo que dificulta aún más el trabajo de los activistas.

Varias personas del público que pidieron la palabra criticaron la inactividad de la única organización reconocida legalmente para la defensa de los animales, la Asociación Cubana de Protección a Animales y Plantas (ANIPLANT), y la moderadora Batista expresó que cuando pidió ser miembro la rechazaron aludiendo que ya todos los cupos estaban cubiertos.

Esta activista se refirió además a las dos veces que ha sido censurada en los medios estatales de comunicación, una vez en la radio y otra en la televisión, pues le han puesto como condición para su participación no hablar sobre la marcha contra el maltrato animal realizada el pasado 7 de abril en la capital.

La consigna defendida por los miembros del panel fue "Esterilizar sí, matar no". Recordaron uno por uno todos los sucesos de crueldad contra diferentes animales ocurridos este año en todo el país.

Hace solo unos días, el Proyecto Nueva Vida Animal en Cuba denunció en su cuenta en Facebook la muerte de un perrito quemado por una mujer para alejarlo de su perra en celo.

El perrito sobrevivió dos días a las quemadas, pero falleció pese a los cuidados de los protectores.

FUENTE: DIARIO DE CUBA/WALDO FERNÁNDEZ CUENCA

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Apoyaría la realización de un referendo para prohibir la venta de armas de asalto en Florida?

SI
NO
NO ESTOY SEGURO(A)
ver resultados

Las Más Leídas