DIARIO DE CUBA

Los senadores Bob Menéndez (demócrata, por Nueva Jersey), Marco Rubio y Rick Scott (republicanos, por Florida) instaron al secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, a ejecutar acciones concretas para combatir el despliegue de personal médico cubano en condiciones que representan trabajo forzoso y reactivar el programa de refugio a estos profesionales.

"A partir de 2015, el régimen cubano había desplegado más de 50.000 trabajadores en misiones médicas extranjeras en 67 países, en esencia, una red global de tráfico de personas que generó miles de millones de dólares en ingresos" para La Habana, sostienen en una misiva a Pompeo publicada el martes.

Te puede interesar

Los representantes del Senado citan un reportaje del diario The New York Times que hace unas semanas reveló cómo el régimen cubano manipuló y obligó a los participantes de sus misiones médicas extranjeras en Venezuela.

"Si bien durante mucho tiempo se entendió que el régimen cubano se beneficia de estos despliegues, esta nueva investigación expone la forma en que los funcionarios cubanos y venezolanos obligaron a los médicos cubanos a brindar servicios y medicamentos solo a los partidarios del dictador Nicolás Maduro", señalan.

Califican estos hechos de "repugnante politización del tratamiento médico" que "obligó a los médicos cubanos a negar la atención esencial a los venezolanos enfermos y ancianos si se los consideraba insuficientemente leales al régimen de Maduro".

Los senadores hacen referencia a revelaciones del programa Más Médicos de Brasil como parte de una investigación que ha venido realizando DIARIO DE CUBA.

"(…) Cables diplomáticos brasileños obtenidos revelaron que el antiguo Gobierno brasileño y el régimen cubano reconocieron que las transacciones financieras relacionadas con Más Médicos debían estructurarse para evitar posibles violaciones de las sanciones de los EEUU", apuntan.

Recuerdan que "informes adicionales revelaron cómo el acuerdo financiero entre el antiguo Gobierno de Brasil, la OPS (Organización Panamericana de la Salud) y el régimen cubano permitió que La Habana retuviera aproximadamente el 75% de los salarios de los médicos cubanos".

Igualmente citan otros informes, según los cuales, los médicos cubanos que participaban en el programa Más Médicos con frecuencia tenían sus pasaportes retenidos por los funcionarios cubanos para evitar que viajaran a países vecinos, y se les prohibió que sus familias los acompañaran mientras se encontraban en Brasil.

Menéndez, Rubio y Scott critican que, "si bien el presidente brasileño Jair Bolsonaro tuvo razón al terminar la participación de Cuba en el programa Más Médicos (…), el régimen cubano continúa buscando oportunidades en todo el mundo para beneficiarse de los servicios proporcionados por sus médicos".

Por ello, los senadores solicitan al Departamento de Estado información sobre qué pasos está dando la Administración para restablecer el programa de refugio para los médicos cubanos.

También pide que rebaje a Cuba de la categoría otorgada en el Informe sobre Tráfico de Personas de 2018. Ese año el Departamento de Estado de EEUU mantuvo a la Isla en una lista de países bajo "vigilancia" por cuarto año consecutivo.

En su carta, los políticos estadounidenses esperan que este año La Habana sea incluida en el nivel tres, que corresponde a la lista negra en la que ya están Bolivia, Birmania, Venezuela, Rusia, Irán, Belice y Corea del Norte.

"Dado que los médicos cubanos que participaron en el programa Más Médicos fueron privados de su salario completo y sus libertades personales fueron violadas", los senadores se preguntan "¿cuál es la evaluación del Departamento de Estado de las responsabilidades respectivas del entonces Gobierno de Brasil, la OPS y el Gobierno de Cuba, y si sus acciones respectivas violaron el derecho internacional y las leyes estadounidenses relacionadas con la trata de personas?"

"A medida que continuamos nuestro escrutinio de las actividades globales del régimen cubano, es imperativo que recibamos una evaluación completa de cómo el Departamento de Estado apoyará a los profesionales médicos cubanos que trabajan en tales condiciones coercitivas y los riesgos que enfrentarán otros gobiernos e instituciones multilaterales por apoyar sus misiones médicas en el extranjero", cuestionan.

Por último, "como miembros del Senado de los EEUU", Menéndez, Rubio y Scott prometen continuar "investigando las fuentes de apoyo directo e indirecto para las campañas de trata de personas en Cuba".

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Considera que el régimen cubano está relacionado con la droga hallada en Panamá dentro de unos contenedores con destino a Turquía?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas