jueves 11  de  julio 2024
VENEZUELA

Rafael Ramírez, exministro de Petróleo acusado de corrupción, predice inminente cambio tras elecciones

Rafael Ramírez señala que la intención de voto en las encuestas y las movilizaciones masivas de la oposición sugieren que Maduro será derrotado electoralmente

Por Lydnel Reyes

CARACAS. - Acusado de corrupción y desde su exilio en Italia, Rafael Ramírez, quien fuera ministro de Energía y Petróleo y expresidente de Petróleos de Venezuela (PDVSA), reaparece sorprendentemente en un artículo de opinión, con la afirmación de que "por primera vez en doce años, Venezuela tiene la posibilidad real de conquistar un cambio político con las elecciones presidenciales previstas para el 28 de julio".

En el artículo, Una elección entre sanciones y transición: Venezuela en una encrucijada, publicado por el Instituto Affari Internazionali (IAI), Ramírez reconoce que el proceso electoral se ha visto enmarcado en numerosas y graves irregularidades, a la vez admite que la oposición mayoritaria, encabezada por la líder opositora María Corina Machado y el candidato unitario Edmundo González Urrutia, tiene grandes posibilidades de alcanzar la victoria.

Macario González, diputado de la Asamblea Nacional (AN), electa en 2015, quien actualmente es el presidente de la Comisión Permanente de Contraloría de la instancia parlamentaria, al ser consultado por DIARIO LAS AMÉRICAS sobre el mencionado artículo dijo que el reconocimiento de Ramírez al respaldo de la ciudadanía a la oposición, demuestra que todos los venezolanos, incluso el chavismo disidente, quieren una cambio político en el país.

Ramírez señala además en el texto, que en los últimos once años, Nicolás Maduro, quien pretende mantenerse en el poder por seis años más, ha llevado al país suramericano a la peor crisis de su historia, provocando que los niveles de pobreza alcanzaran el 80% en 2023. Lo que ha generado la extensión del descontento popular del 80% de la población venezolana que espera un cambio político.

En opinión de González, aunque comparte el contenido del escrito, Ramírez formó parte del saqueo de miles de millones de dólares que han llevado a Venezuela a una crisis sin precedentes en los últimos 25 años de chavismo y madurismo.

Recordó que el poder legislativo venezolano, de mayoría opositora, preparó un informe sobre los casos de corrupción que involucraron 11.000 millones de dólares durante la gestión de Ramírez, también conocido como “el zar del petróleo”. Sin embargo, el Tribunal Supremo de Justicia dejó sin efecto el proceso.

Además, Tarek William Saab, el fiscal general designado por la cuestionada Asamblea Nacional Constituyente (ANC), acusó a Ramìrez en 2017 de ser el “autor intelectual” en los presuntos delitos de peculado doloso, legitimación de capitales, lavado de dinero y asociación para delinquir que involucran un desfalco por USD 4.800 millones en Pdvsa.

Macario González, agregó que desde aquella declaratoria en la que Rafael Ramírez denominó “roja rojita" a Pdvsa, una de la empresas petroleras más importantes del mundo, “se llevó al desangramiento de la estatal petrolera, producto de la cantidad de barriles de petróleo que dejaron de producirse. En la cualidad se producen 700 mil barriles diarios, cuando antes de que llegara Hugo Chávez la producción era de 3.200 mil millones diarios”.

Trabas del régimen

En su artículo, el ex ministro de petroleo expuso que dado que el escenario al que se enfrenta el la cúpula chavista es políticamente riesgoso, han optado por tomar medidas para controlar el proceso y los resultados electorales. Sin embargo, las encuestas que reflejan la intención de voto a favor de la alternativa democrática y las movilizaciones masivas organizadas por los factores opositores sugieren que Maduro será derrotado electoralmente.

Recordó que entre los años 2015 y 2023, el régimen de Nicolás Maduro ha intervenido judicialmente a través del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), a su servicio, diferentes partidos que conforman la oposición venezolana, entre los que destacan Acción Democrática (AD), Primero Justicia (PJ), el Partido Socialcristiano COPEI, Voluntad Popular (VP). Además de algunos partidos afines al chavismo como el Partido Comunista de Venezuela (PCV).

Indicó que, además, tanto en el TSJ como el Consejo Nacional Electoral (CNE), utilizados por el régimen como mecanismo de control político, ratificaron inhabilitaciones políticas dictadas desde 2019 contra dirigentes políticos, tanto opositores como afines al chavismo, que aspiraban competir en los comicios electorales, que originalmente se celebrarían en diciembre de este año y la dictadura chavista adelantó programándolas para el 28 de julio, día del cumpleaños del fallecido gobernante Hugo Chávez.

El liderazgo de Marìa Corina Machado, quien se encuentra recorriendo el país haciendo campaña en apoyo al candidato de la oposición unitaria Edmundo González, se ha fortalecido reuniendo a miles de personas dispuestas a lograr el cambio político hacia la democracia en Venezuela.

Ramírez, quien después de haber estado en la cartera petrolera durante 12 años se ha convertido en fuerte crítico de Nicolás Maduro, a quien acusa de haber traicionado el legado de Hugo Chávez, hizo referencia también a los obstáculos impuesto por el régimen al Registro Electoral Permanente (REP) de los electores .tanto fuera como dentro de Venezuela, a quienes no se les permitió el registro y cambio de dirección. Se estima que de los 3 millones de electores en el exterior sólo se registraron 508 nuevos electores y 6.000 pudieron cambiar su domicilio.

Posibles escenarios

Asimismo, auguró algunos posibles escenarios políticos de cara a las elecciones de julio, entre los cuales resaltó que si Maduro y su séquito se sienten acorralados, “aún pueden intentar impedir la candidatura de Edmundo González mediante la inhabilitación política, utilizando al CNE o al TSJ”, puesto que el proceso electoral no cuenta con observación internacional, debido a que el poder electoral venezolano rechazó la presencia de la misión de observación de la Unión Europea (UE).

"Otra posibilidad sería que intenten suspender el proceso electoral, y en caso de que haya un apoyo mayoritario para la oposición, el régimen aún puede recurrir al fraude electoral, que podría provocar una movilización popular masiva en su contra”, escribió.

Apuntó que en este escenario, "el papel de las fuerzas armadas, que hasta ahora han sido fundamentales para apoyar a Maduro, así como el de la comunidad internacional, sería crucial para prevenir una agitación política".

Por último, el también exembajador de Venezuela ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), advirtió que será esencial un acuerdo político entre las diferentes fuerzas políticas de la oposición y el sector chavista, que permita "volver al verdadero espíritu de la Constitución, restablecer el Estado de derecho y abordar las inmensas necesidades de la población.

Ante lo que el diputado Macario González González aseveró que llegará el momento en el que el exministro petrolero deberá responder a la justicia venezolana “para aclarar todos los hechos de corrupción y el daño patrimonial que se le produjo a la nación y que llevaron a PDVSA a la debacle durante su gestión al frente de la industria petrolera. Todos tendrán que pagar por los delitos cometidos, puesto que estos no prescriben”.

Las palabras del expresidente de PDVSA, que fue hombre de confianza de Hugo Chávez, reflejan la división que hay dentro del seno del chavismo, a pocas semanas de unas elecciones presidenciales que tendrán lugar en el marco de una severa crisis económica y el colapso de la industria petrolera, de lo cual culpa al régimen venzolano.

@Lydr05

FUENTE: Con información de artículo de opinión y entrevista

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar