El régimen cubano modificará nuevamente las regulaciones sobre el sector privado (que denomina trabajo por cuenta propia) pues, según reconoció, hay que "frenar las ilegalidades", dice un reporte de Diario de Cuba.

Margarita González Fernández, ministra de Trabajo y Seguridad Social de la isla, indicó que las nuevas medidas "no son significativas", pero no dijo cuáles serían.

Te puede interesar

No obstante, aseguró que irían dirigidas contra las "manifestaciones de ilegalidad", y precisó que en las áreas de comercialización de trabajadores privados "continúa la venta de productos importados o procedentes de la red de comercio nacional".

"El problema hoy en los territorios es el tema de la ilegalidad impune, esto provoca descontento en los cuentapropistas que sí cumplen con sus obligaciones y ven que en su entorno hay otros que violan lo establecido", comentó González Fernández al intervenir en la Comisión de Asuntos Económicos de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el Parlamento unicameral cubano.

La titular aseguró que en los municipios y barrios se sabe quiénes actúan de manera ilegal, "pero lo que hacemos es mirar a los lados y no enfrentarlo oportunamente."

Las autoridades aprobaron a fines de 2018 modificaciones a las abundantes regulaciones que coartan el sector privado en la isla, pero González Fernández aseguró que "al concluir los primeros seis meses en la implementación de estas regulaciones, los resultados evidencian aún varias deficiencias en el sistema de organización y control de esta forma de gestión", de acuerdo con declaraciones citadas por el oficialista Cubadebate.

La ministra informó además que hasta mayo de 2019 Cuba tenía 605.908 trabajadores privados en las 128 actividades autorizadas por el régimen. La Habana, Matanzas, Villa Clara, Camagüey, Holguín y Santiago de Cuba, agrupan el 65% del total.

En el mismo período hubo 185.000 altas, concentradas en las actividades de alimentos, transporte, servicios de belleza, productor o vendedor de artículos varios y trabajador contratado; así como 77.522 bajas, con mayor incidencia en las esferas de alimentos, albañilería, servicios de belleza y trabajadores contratados.

La ONAT reportó 41.311 "cuentapropistas" que incumplieron el pago de sus impuestos. También fueron abiertas más de 43.000 cuentas bancarias fiscales, una de las exigencias de las nuevas disposiciones, en las cuales los dueños de negocios han depositado 84.279.920 pesos. Más de la mitad de ese monto corresponde a arrendadores de viviendas, habitaciones y espacios.

FUENTE: Publicado en Diario de Cuba

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que las policías de Florida entreguen los indocumentados a las autoridades de inmigración?

Las Más Leídas