El régimen de Nicolás Maduro suspendió los impuestos sobre la importación y la venta de combustible en Venezuela para atajar la crisis provocada por la escasez de gasolina que ha causado largas colas en gasolineras en los últimos días.

La decisión publicada en la Gaceta Oficial con fecha del 29 de mayo exonera de todas las tasas los combustibles derivados de los hidrocarburos y los aditivos necesarios para mejorar la calidad de la gasolina, según recoge la televisión venezolana Globovisión.

Te puede interesar

empujan un automóvil que se quedó sin combustible-venezuela-ap.jpg
Unas personas empujan un automóvil que se quedó sin combustible en una de las pocas gasolineras que tiene un generador eléctrico durante un apagón en Caracas, el domingo 10 de marzo de 2019.

Unas personas empujan un automóvil que se quedó sin combustible en una de las pocas gasolineras que tiene un generador eléctrico durante un apagón en Caracas, el domingo 10 de marzo de 2019.

La exención se aplica también a las compras externas y ventas en el mercado interno realizadas por la estatal petrolera venezolana, PDVSA, "realizadas por el Estado directamente, o por empresas de su exclusiva propiedad, o por empresas mixtas con participación del capital estatal y privado en cualquier proporción y por empresas privadas, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 58 de la Ley Orgánica de Hidrocarburos".

"Perderán el beneficio de exoneración establecido (...) quienes no cumplan con las obligaciones establecidas en el Decreto Constituyente mediante el cual se dicta el Código Orgánico Tributario, el Decreto Constituyente de Reforma Parcial del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley que establece el Impuesto al Valor Agregado, el Decreto Constituyente de reforma del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley Orgánica de Aduanas, sus Reglamentos y otras normas tributarias o aduaneras aplicables", explica el Artículo 5 del texto.

Nuevo esquema de venta

Las autoridades activaron desde el primero de junio un plan nacional de venta de combustible a precios internacionales luego de casi tres meses de una fuerte escasez que las autoridades atribuyeron a las sanciones impuestas por Washington para presionar la salida del régimen de Maduro, mientras que analistas y opositores aseguran que el desabastecimiento de combustible es consecuencia de la paralización del sistema refinador debido a la falta de inversión y el mal manejo de las instalaciones petroleras.

El ministro de Petróleo de Maduro, Tareck El Aissami, salió en defensa del nuevo plan asegurando que había sido un “éxito total”, y dijo, en respuesta a las críticas que surgieron en el primer día de aplicación, que “vamos a ir mejorando la calidad del servicio, mejorando el sistema interconectado del biopago, los medios de pagos en las estaciones”.

La activación del plan coincidió con la flexibilización de la cuarentena, vigente desde mediados de marzo, y la reactivación por cinco días de algunos sectores como la construcción, las industrias textil, de calzado y química, y la banca, entre otros.

El plan prevé un esquema dual de precios: la gasolina se vende a 50 centavos de dólar el litro y se paga en divisas en unas 200 estaciones privadas, mientras en las restantes 1.368 estaciones públicas se comercializa al precio subsidiado de 5.000 bolívares (dos centavos de dólar) por litro y se limita el suministro a 120 litros mensuales para los vehículos y 60 para las motocicletas.

La corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) logró recuperar el abastecimiento gracias al apoyo de Irán, estrecho aliado de Maduro, que envió cinco tanqueros con 1,5 millones de barriles de gasolina y aditivos que comenzaron a llegar al país a finales de mayo.

El régimen no ha informado con cuánto combustible cuentan para abastecer al país, que antes de la cuarentena tenía una demanda de unos 127.000 barriles diarios. El presidente de PDVSA, Asdrúbal Chávez, sólo indicó el lunes que “hoy tenemos inventarios suficientes y provisión para esta demanda”.

Por décadas la nación petrolera, que tiene una de las mayores reservas de crudo, ha tenido la gasolina más barata del mundo -menos de 10 centavos de dólar el litro- pero debido a la fuerte escasez el combustible comenzó a negociarse en el mercado negro sobre los dos dólares el litro, muy por encima de los precios internacionales.

FUENTE: Con información de Europa Press/AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Ante la nueva ola de COVID-19, el condado Miami-Dade ha vuelto a cerrar los restaurantes, salones de fiesta y gimnasios... ¿De quién es la responsabilidad?

De las autoridades, que no han sabido controlar la situación
De los jóvenes, que no toman medidas y propagan la enfermedad
De todos, porque no hemos entendido que prevenir es la solución
De los negocios, que con tal de vender, no cumplen las medidas sanitarias
ver resultados

Las Más Leídas