MIAMI.- El referéndum revocatorio que intentan activar en Venezuela con la finalidad de sacar a Nicolás Maduro del poder ha disparado las alarmas de aquellos que consideran que, en lugar de hacerle bien al país, representa un peligro para el regreso de la democracia en Venezuela.

Tal como lo afirma Miguel Ángel Martín, magistrado de la sala constitucional y expresidente del Tribunal Supremo, quien conversó con Diario Las Américas para explicar el por qué este referéndum es una amenaza para el futuro de Venezuela.

Te puede interesar

¿Qué es el referéndum revocatorio?

El Referéndum Revocatorio es un medio de participación política de los ciudadanos establecido en la Constitución venezolana (art. 70) para decidir la permanencia de un gobernante que ha sido elegido previamente por votación popular.

¿Se han realizado en Venezuela procesos de revocatorio?

En dos oportunidades se activó este proceso contra las personas que regentan la primera magistratura, y los resultados con sus consecuencias han sido negativos para la Democracia y el bienestar de los ciudadanos. En el año 2004 se realiza un referéndum revocatorio contra el entonces presidente Hugo Chávez, producto de un acuerdo entre el gobierno y la oposición como una salida democrática ante la crisis nacional y las protestas cívicas masivas que reflejaban el descontento del pueblo, este acuerdo cuenta con el aval del Centro Carter y la Organización de Estados Americanos.

En el 2016, se activa un referéndum revocatorio, esta vez, contra Nicolás Maduro Moros, quien sustituye a Chávez después de su muerte, y accede al poder por medio de una elección muy cuestionada desde el ámbito jurídico, en especial por no corresponderle actuar como presidente encargado y candidato presidencial.

¿Qué se espera de un revocatorio a Nicolás Maduro?

El proceso de un referéndum revocatorio en la coyuntura actual de Venezuela tiene sus bemoles, para enfrentar un escenario que contiene varias etapas complejas, porque se trata de un evento electoral nacional, que nace como una estrategia que ofrecen movimientos o grupos, y no es producto de un acuerdo de los partidos políticos de oposición ni de la sociedad civil organizada, a diferencia de lo ocurrido en los intentos frustrados impulsados por la oposición en el pasado.

En esta oportunidad, Nicolás Maduro no tiene la legitimidad como presidente constitucional, por cuanto la asunción al cargo deviene en una usurpación que es un delito previsto en nuestro ordenamiento jurídico vigente por la inconstitucionalidad del proceso electoral determinado por la Asamblea Nacional, así como el Consejo Permanente de la OEA, el Parlamento Europeo, Países de la Comunidad Internacional, por lo tanto promover el referéndum revocatorio a una persona que no tiene potestad constitucional vicia el proceso desde el inicio.

¿Quiénes organizan esta iniciativa?

La iniciativa no parte de un acuerdo de la oposición, sino de un grupo de chavistas críticos de Maduro, agrupados en un Movimiento que denominan Plataforma Ciudadana en Defensa de la Constitución, asomando esta posibilidad los exministros chavistas Oly Millán, exministra de Economía Popular; Gustavo Márquez Marín, exministro de Industria y Comercio; Héctor Navarro, exministro de Educación y Ciencia y Tecnología; y Ana Elisa Osorio, exministra de Ambiente y Recursos Naturales, sumándose el exministro de Energía y expresidente de PDVSA, Rafael Ramírez, quienes argumentan promover el revocatorio para movilizar a la sociedad y recuperar la institucionalidad. Otro de los promotores ligados al chavismo, es Nicmer Evans, politólogo, dirigente del Movimiento Democracia e Inclusión.

De acuerdo con la información dada por el órgano comicial en su cuenta de Twitter, se aceptaron las propuestas agrupadas de: Movimiento Venezolano por el Revocatorio (Mover), donde aparecen como promotores el exgobernador del Táchira Cesar Pérez Vivas y el abogado Nelson Chitty La Roche, y quienes tradicionalmente forman parte de la oposición venezolana, además se acepta la propuesta de Todos Unidos por el Referendo Revocatorio y el Comité Ejecutivo Nacional de Confedejunta, en conjunto con el Comité de la Democracia, como las entidades promotoras del proceso.

¿De ganar Nicolás Maduro cuales serían las consecuencias para el país, tanto en lo interno como en lo externo?

De llegar a ocurrir esa situación Nicolás Maduro estaría autorizado a terminar el periodo constitucional de la presidencia por efecto del resultado de la soberanía que reside en el pueblo al ser ratificado en el mandato, y lo insólito es que pasaría de ser ilegitimo a ser legitimado.

Esta situación eventualmente generaría que todos los ciudadanos y la comunidad internacional deberán darle el trato de presidente constitucional, recobrando los espacios que ha perdido desde que se le declaro usurpador, como el puesto en la OEA, en el Banco Interamericano de Desarrollo, las sede de las embajadas en Estados Unidos, Colombia, Brasil, Paraguay, las oficinas y el control de PDVSA Internacional, Bandes, Corporación Venezolana de Guayana, Citgo, Monómeros, lo recursos congelados por Bancos, medidas administrativas y judiciales de varios países, la reservas de oro, tendrían que levantarse todas las sanciones impuestas no judicializadas, y acceso a los fondos destinados para Venezuela en organizaciones multilaterales como el Banco Mundial y el BID, así como el manejo de todos los activos y pasivos de la Nación, circunstancia que sería un retroceso en los logros obtenidos por recobrar la democracia y sin duda el afianzamiento del modelo socialista en Venezuela con el impacto en la geopolítica de la región.

La situación más gravosa, será para la oposición venezolana que hace vida en la Asamblea Nacional elegida en el 2015 y que ha decidido su continuidad hasta que cese la usurpación, quedando en una situación muy precaria.

El hecho de que la representación de activos e intereses de la nación se encuentra bajo su mandato y responsabilidad por medio de la figura de la Comisión Delegada de la Asamblea y la Presidencia Interina de la República regentada por Juan Guaidó, tendría que ser revisada legalmente, en el entendido que ganando Maduro el referéndum, sería débil el argumento del cese de la usurpación para mantener todos los intereses del país en manos de la Asamblea, y por lo tanto Nicolás Maduro pasaría a tener control de todos esos intereses. ¿Mientras se organiza el referéndum, qué gana el régimen y que gana la oposición?

El régimen de Maduro seguirá maquillando una aparente democracia que necesitan para mantenerse en el poder y vender la idea de que no existen violaciones de derechos humanos, ni delitos de lesa humanidad; insistirá y presionará el levantamiento de las sanciones, ordenando su estrategia de control del país en todos las instituciones y espacios públicos y privados.

La oposición la tiene muy difícil, porque no se ve una oposición estructurada y alineada con una estrategia común, y en frente hay una ciudadanía que reclama una modificación en sus cuadros de representación y acciones más efectivas para desmontar todo el sistema criminal que tiene el poder en Venezuela.

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.94%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.66%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.4%
17364 votos

Las Más Leídas