WASHINGTON.- La opositora cubana Rosa María Paya, hija del fallecido Oswaldo Payá y líder de la iniciativa Cuba Decide, pidió este martes a la comunidad internacional que desconozca al régimen cubano tras el referendo constitucional del 24 de febrero, de una manera similar a lo ocurrido recientemente en Venezuela.

La activista se posicionó así en declaraciones a un reducido grupo de periodistas, entre ellos Efe, mientras se celebraba una conferencia sobre la nueva Carta Magna en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA), en Washington.

Te puede interesar

"Llamamos a toda la comunidad internacional, desde la OEA, a que cumpliendo también con los principios del sistema interamericano no reconozca un régimen que no tiene la elección popular y no reconozcan una Constitución y un referendo que no cumple con los mínimos exigibles para ser llamado creíble o legítimo", afirmó.

Preguntada sobre si espera que tras el 24 de febrero se produzca en Cuba una situación similar a la de Venezuela, Payá contestó: "Es el momento".

Venezuela vive una situación de inestabilidad política desde el 10 de enero, cuando Nicolás Maduro volvió a tomar posesión de la jefatura del Estado como fruto de unas elecciones celebradas el pasado mayo y cuyos resultados no fueron reconocidos por la oposición y buena parte de la comunidad internacional.

El 23 de enero, el jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, invocó unos artículos de la Constitución se juramentó presidente encargado al considerar que Maduro "usurpa" la Presidencia.

"En realidad –argumentó Payá– el régimen cubano ya es ilegítimo. El referéndum que tendrá lugar el 24 de febrero no cumple con las garantías mínimas, por tanto esos resultados no deben tan siquiera ser tenidos en cuenta".

"Lo que sí es importante es que, a partir del 24 de febrero, se marca aún con más énfasis el hecho de que ese sistema es ilegítimo, no responde a la voluntad popular y, por tanto, la comunidad internacional no debe reconocerlo", añadió Payá, quien moderó parte de la conferencia en la OEA.

El Parlamento cubano, conformado solo por partidarios del oficialismo, aprobó por unanimidad el pasado 22 de diciembre el texto final de la nueva Carta Magna, que sustituirá a la vigente desde 1976, y que ratifica la aspiración al comunismo aunque reconoce la propiedad privada y la necesidad de la inversión extranjera para el desarrollo económico del país.

La nueva Constitución que votarán los cubanos en el referéndum del 24 de febrero no modifica el sistema político de la isla pero sí busca plasmar la controlada apertura económica y las reformas impulsadas durante los dos mandatos del exbogernante Raúl Castro (2008-2018) en un intento por fortalecer la economía del país.

La Secretaría General de la OEA considera "ilegítimo" el referendo en Cuba

La Secretaría General de la OEA consideró este martes "ilegítimo" el referendo sobre la nueva Constitución que se celebrará en Cuba y aseguró que esa medida solo sirve para "enmascarar" la "dictadura" ante la comunidad internacional.

"La reforma constitucional que será votada en plebiscito el próximo 24 de febrero nace lisiada de origen porque no nace del pueblo, nace del partido comunista. La iniciativa no es una decisión soberana de la ciudadanía y no está escrita ni acordada por representantes del pueblo libremente elegidos", afirmó Christopher Hernández, asesor del secretario general del organismo regional, Luis Almagro.

En nombre de la Secretaría General de la OEA, Hernández acusó al Ejecutivo cubano de usar el "lenguaje de las democracias" con términos como "asambleas, elecciones y referendos" para "ayudar a la imagen falsa" que mantiene en la comunidad internacional y para "enmascarar a la dictadura".

"Hasta hoy –dijo Hernández– la comunidad internacional en general ha internalizado y normalizado la dictadura cubana y su sistema represivo".

"La única forma de quebrar sus mentiras y la fachada que tratan de preservar al mundo, como la farsa de las elecciones o como la nueva Constitución política y el ilegítimo referendo constitucional sin garantías de derechos políticos y civiles, es visibilizando y generando conciencia de la realidad de la dictadura más antigua del hemisferio", sostuvo.

La Secretaría General considera que tiene competencias para convocar una conferencia para examinar la nueva Constitución cubana y lo justifica invocando la Carta Democrática Interamericana del organismo, instrumento jurídico aprobado en 2001 y que busca fortalecer la democracia.

El primer artículo de la Carta, recordó Hernández, recoge que "los pueblos de América tienen derecho a la democracia y sus Gobiernos la obligación de promoverla y defenderla".

Como el documento dice "los pueblos", la Secretaría General argumenta que la Carta afecta a "todos los pueblos de las Américas".

"El pueblo cubano no debe ni puede ser la excepción a la regla, la excepción a la normativa interamericana (...). Los cubanos tienen derecho a vivir bajo un sistema que cumpla con todos los elementos esenciales de la democracia contemplados en la carta democrática interamericana", defendió Hernández.

Frente a ello, el Ejecutivo cubano cree que la OEA es un instrumento al servicio de EEUU en Latinoamérica y considera que ni el organismo ni Almagro tienen competencias para juzgar lo que ocurre dentro del país, incluido el referéndum sobre la nueva Constitución.

FUENTE: Con información de EFE

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

En este regreso a clases en el sur de Florida, ¿cree que las autoridades han tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad en las escuelas?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas