Venezuela es una de las principales rutas de narcotráfico en la región latinoamericana gracias al apoyo que tales actividades reciben por parte de las autoridades chavistas, reveló una amplia investigación iniciada por la Justicia de ese país en el año 2000, publicó Diario de Cuba.

De acuerdo con los resultados de la pesquisa, por territorio venezolano transitan anualmente entre 240.000 y 300.000 toneladas de droga originaria de Colombia, que encuentra en el país vecino conexiones del narcotráfico con el Ejército y el régimen chavista, reveló el diario El Confidencial.

Te puede interesar

Mildred Camero, durante años la principal magistrada venezolana de la Comisión Nacional Contra el Uso Ilícito de las Drogas de Venezuela (CONACUID), ejerció hasta que sus investigaciones chocaron con los intereses de dirigentes del régimen de Hugo Chávez y fue apartada del cargo, en 2005.

Los documentos de la investigación muestran que el personaje central del narcotráfico durante el chavismo es Walid Makled, alias 'El Turco', quien acabó condenado en 2015 a 21 años de prisión por narcotráfico y blanqueo de capitales, tras ser juzgado en Venezuela después de ser extraditado desde Colombia.

La Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York y la DEA calificaron a este venezolano de origen sirio-libanés como uno de los más importantes narcotraficantes globales, pues desde finales de los noventa montó la mayor estructura de transporte de cocaína desde Colombia.

Esto lo consiguió con la colaboración de la Guardia Nacional Bolivariana. Su mayor campo de operaciones estaba en el estado norteño de Carabobo, con la ciudad de Puerto Cabello como eje de sus operaciones.

Un informe del Ministerio de Interior de Venezuela indicó que Makled obtuvo una licencia en exclusiva para comercializar 600 millones de toneladas anuales del fertilizante para uso agrícola urea a través de la empresa pública Paquiven, filial de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Dado que la urea es un fertilizante que se usa como precursor para fabricar cocaína y otras drogas, Makled la desviaba "hacia Colombia, donde era utilizada por los carteles de la droga para procesar la cocaína", dice el reporte de investigación.

En 2004, las autoridades incautaron 500 toneladas de fertilizante a la empresa de Makled. El representante de Inversiones Makled que trató con las autoridades que decomisaron la mercancía fue Haisam al Aissami, primo de Tareck el Aissami, exministro del Interior con Chávez y actual vicepresidente para el Área Económica de Venezuela. Este último tiene una orden de búsqueda y captura por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos, bajo acusación de "narcotráfico internacional".

Los Aissami están desde esa época involucrados en el narcotráfico, según las autoridades estadounidenses y las propias fuentes de la Inteligencia venezolana.

Makled habría comprado la voluntad del gobernador del estado de Carabobo, Luis Felipe Acosta Carlez, persona de confianza del propio Chávez y con la que el narcotraficante compartió negocios.

"Nosotros lo investigamos en 2002-2003 porque teníamos un proyecto para reformar Puerto Cabello, pero fue muy difícil porque el propio gobernador se opuso a nuestras operaciones. Era necesario poner tecnología de punta para detectar y parar la salida de la cocaína y de los químicos que sirven para procesar la cocaína y la heroína", contó Mildred Camero.

No obstante, en uno de sus discursos durante una campaña electoral, Chávez calificó a Makled como un "ciudadano cívico" que había aportado dinero para su campaña.

En una entrevista que Univision le hizo en marzo de 2011, cuando estaba detenido en Bogotá y antes de ser extraditado a Venezuela, Makled aseguró que había aportado dos millones de dólares al partido de Chávez. Además, señaló que tenía en nómina a cinco diputados, 40 generales y muchos más oficiales medios del Ejército.

Hacia 2008 la buena relación del narcotraficante con Chávez se enfrió debido a que varios generales del Ejército venezolano se aliaron con las FARC y el Cartel del Golfo mexicano para disputar el monopolio del control del narcotráfico a la alianza estratégica entre civiles como Makled y la Guardia Nacional Bolivariana. Luego de eso, fue detenido y encarcelado.

Al mando de la operación del Ejército que acabó con el imperio de los Makled estuvo Hugo Carvajal, entonces jefe de la Contrainteligencia Militar y hoy en Madrid, a la espera de una posible extradición a EEUU acusado de narcotráfico.

Carvajal considera que la operación que dirigió y que finalizó con el imperio de Makled lo enojó, hasta el punto de que cuando este fue visitado en una cárcel de Bogotá por agentes de la DEA para interrogarlo, lo delató por venganza. Makled señaló a Carvajal como cerebro de una operación que en 2006 aspiraba a colocar en el mercado de Estados Unidos hasta 5.600 kilos de cocaína desde Venezuela.

Makled aseguró antes de ser condenado que pagaba al jefe de la Dirección de Inteligencia Militar a través de sus oficiales colaboradores. Carvajal lo niega rotundamente, según comentó a El Confidencial.

Hoy la droga continúa transitando por Venezuela. "Todo el país es una ruta para el narcotráfico. Ahora sucede más que nunca debido a las dificultades económicas que sufre la gente, mucho peores de lo que puedas imaginar. Y los radares militares se siguen desactivando cuando pasa un avión con droga", concluyó Carvajal.

FUENTE: Con información de Diario de Cuba

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la visita de Estado de los reyes de España a Cuba?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas