MIAMI.- “Yo no soy un coach espiritual, no soy un vendedor de sueños, no soy un optimista empedernido, soy alguien que estuvo un año y medio preso en un calabozo de Maduro y hoy tengo elementos para decir que la transición en Venezuela está cerca y que en mucho se debe a la administración Trump”.

Estas palabras fueron pronunciadas por Roberto Marrero, jefe de despacho del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, en una rueda de prensa telefónica este viernes, junto al senador republicano por Florida Rick Scott.

Te puede interesar

Marrero, quien fue detenido por el régimen de Nicolás Maduro el 21 de marzo de 2019 y recobró su libertad en septiembre pasado, afirmó que “la situación de Venezuela está muy mal, pero estaría mucho peor si no estuviera Donald Trump en la Casa Blanca”.

A juicio del político venezolano, la administración de Barack Obama “no entendió lo peligroso que era el régimen de Nicolás Maduro y sus aliados”, a lo que agregó que “[Joe] Biden [rival de Trump en la contienda por la Casa Blanca] era parte de esa administración”.

Sin embargo, Biden ha indicado que Maduro “es un dictador, simple y llanamente, y está causando un increíble sufrimiento al pueblo venezolano” y apuntó que los venezolanos necesitan el apoyo de EEUU “para recuperar la democracia y reconstruir el país”.

Sobre la posibilidad de una transición hacia la democracia en Venezuela, Marrero opinó que, aunque no se ha conseguido ese anhelo de millones de venezolanos, “estamos mucho más cerca y con grandes logros”.

“Cuando llegó Donald Trump a la Casa Blanca sentimos el cambio y un apoyo real para la transición y un cambio democrático en Venezuela”, dijo Marrero. “Podría decir que sería terrible que no hubiera una continuidad de Trump en la Casa Blanca”.

Asimismo, Marrero agradeció “el apoyo que el senador Scott le ha dado a la causa por la liberación de Venezuela”, tras lo que aseguró que el legislador federal estadounidense ha tenido una “identificación plena y absoluta” con la situación de los venezolanos.

Por su parte, Scott aseveró que “sacar a estos matones del poder es difícil, y lo estamos haciendo nosotros mismos”.

Scott cuestionó que otros países no estarían “comprometidos” con las sanciones y acciones emprendidas por Estados Unidos, para llevar “libertad y democracia” a Venezuela.

“Trump trabajó en todo el mundo para que Guaidó fuera reconocido como presidente” de Venezuela, señaló Scott.

Acotó que si "Joe Biden es elegido, [el dictador Nicolás] Maduro permanece en el poder".

Marrero dijo más adelante que Maduro representa a los “enemigos de la democracia en el planeta” que, según dijo, no son solo el régimen de Venezuela, sino también los de Nicaragua, China, Cuba y Rusia.

“Son una conspiración mundial de dictadores que busca reprimir a seres humanos, a sus pueblos, para mantenerse en el poder”, subrayó.

Anotó que a pesar de que el tema de Venezuela se ha “vendido como algo bipartidista” en Estados Unidos, “sin duda la administración Trump es la que mejor entiende el riesgo que corre Venezuela y el mundo si siguieran estas personas dominando nuestro país”.

El funcionario del Gobierno encargado de Venezuela anunció que debe regresar a su país “en diciembre o enero” para seguir “haciendo política junto a Juan Guaidó” hasta conseguir la salida de Maduro del poder.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las Más Leídas