Seis estados de Venezuela volvieron a ser escenario de protestas por la escasez de gasolina, este miércoles.

El país sudamericano, cuya producción de crudo se encuentra actualmente en mínimos históricos, atraviesa desde hace meses una severa escasez de combustible, que llevó al régimen de Nicolás Maduro a tener que importarlo de Irán lo que sirvió para atender la demanda por unos pocos meses; sin embargo, en las dos últimas semanas han comenzado a verse de nuevo las largas filas de vehículos en las estaciones de servicio, esperando para recargar los tanques.

Te puede interesar

En Puerto Ayacucho, capital del estadoAmazonas, al sur del país, solo hay dos estaciones de servicio habilitadas para surtir gasolina, y estas solo prestan servicio tres días a la semana. Además, los conductores explican que solo venden 30 litros de combustible por automóvil, informó el Centro de Comunicación Nacional, portal web de la presidencia encargada de Venezuela.

En protesta, los motorizados de la zona trancaron la vía y exigieron una mejor distribución.

En el Municipio Infante del estado Guárico (centro), transportistas de queso denunciaron a las afueras de una estación de servicio que llevan dos meses sin tener acceso al combustible. Explicaron que los acuerdos que han conversado con las autoridades del lugar no se han cumplido y la situación les genera pérdidas en sus negocios.

Después de discutir con una funcionaria de la Alcaldía y con guardias nacionales, acordaron que cada vez que llegue gasolina a la estación de servicio solo se surtirán 15 camiones.

En el estado sureño de Bolívar, vecinos protestaron por el desvío de una gandola que cargaba 36.000 litros de combustible. El Diputado de la Asamblea Nacional (AN), Américo De Grazia, insistió en que “los enchufados (personas que hacen negocios con el régimen) se roban entre ellos” y "el pueblo es quien se ve afectado por los delitos de los aliados del régimen de Maduro".

protesta-gasolina-venezuela-bolivar.jpg
En el estado Bolívar, al sur de Venezuela, los habitantes protestaron por el desvío de una gandola que cargaba 36.000 de combustible.

En el estado Bolívar, al sur de Venezuela, los habitantes protestaron por el desvío de una gandola que cargaba 36.000 de combustible.

Por su parte, habitantes del estado Nueva Esparta (oriente) bloquearon la Avenida Juan Bautista Arismendi tras el cierre injustificado de una estación de servicio, dejando a cientos de conductores en cola después de esperar casi 48 horas por la gasolina.

La misma situación sucedió en Porlamar, donde cientos de personas se lanzaron a las calles por la falta de gasolina en el sector. “¡Queremos gasolina!”, gritaban los ciudadanos.

En Acarigua, estado Portuguesa (occidente), conductores quemaron cauchos en protesta por la escasez de gasolina. Los ciudadanos explicaron que tienen 21 días en cola esperando por el combustible.

El Comando Intergremial de Salud del estado exigió prioridad en el surtido de combustible para poder garantizar el transporte de los médicos y su asistencia en los centros hospitalarios en medio de la pandemia del COVID-19.

La Avenida Libertador de Barquisimeto, estado Lara, tamién en el occidente de Venezuela, fue trancada por sus habitantes por la escasez de gasolina. Los conductores llevan más de seis días en colas sin poder cargar sus autos con combustible.

Decenas de ciudadanos denunciaron que los únicos que tienen el beneficio de la gasolina son los amigos de los funcionarios o quienes pagan con dólares en las estaciones de servicio. “¿Hasta cuándo el pueblo venezolano va a sufrir?”, expresó uno de ellos.

Esta semana, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), de la cual Venezuela forma parte, informó que en julio la producción venezolana se ubicó en 392.000 barriles diarios, nivel que registraba el país caribeño en 1934, cuando era una economía eminentemente agrícola.

Los datos aportados por la OPEP se basan en la información proporcionada al cartel por la estatal petrolera Petróleos de Venezuela, S.A (PDVSA).

En la década de los '70, Venezuela producía unos 3,7 millones de barriles diarios. Hace 12 años, la producción era de 3,2 bd. Sin embargo, la falta de inversión, las malas políticas aplicadas en la industria y la corrupción han mermado la producción venezolana hasta el punto de que hoy en día el bombeo no supera los 400.000 bd. Las refinerías ubicadas en el país, algunas de ellas entre las más grandes del mundo, están paralizadas por la falta de mantenimiento y obsolecencia de las instalaciones.

Además, desde el año pasado, PDVSA es objeto de un paquete de sanciones por parte de EEUU, que intenta presionar al dictador Nicolás Maduro para que deje el poder y dar paso a una transición democrática en el país.

FUENTE: Redacción/Nota de Prensa/Centro de Comunicación Nacional

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Es una buena opción para enlazar Miami con Miami Beach 28.18%
Es una decisión apresurada con varios puntos pendientes 22.45%
Será bien recibido como un medio de transporte sostenible y accesible para residentes y visitantes 30.37%
No debería acometerse. Sería malgastar fondos sin resolver el problema 19.01%
2094 votos

Las Más Leídas