Mente, cuerpo y espíritu, la combinación perfecta para lograr balance y salud física y emocional

MIAMI.- Envejecer es un proceso fisiológico, inexorable e irreversible que por décadas hay quienes han relacionado con la disminución de las capacidades físicas y mentales y por ende, motivo de preocupación de expertos y objeto de múltiples investigaciones.

Aunque este conjunto de modificaciones morfológicas y fisiológicas no se puede detener, ya hay estudios comprobados que apuntan a que envejecer no tiene que estar relacionado con la pérdida de la salud; por lo que, si no se tiene un padecimiento específico, se puede llegar a la tercera edad completamente saludable.

Si una persona busca mantener una salud óptima, puede comenzar a aplicar pequeños cambios en sus hábitos de vida para ayudar a superar las posibles dificultades que se presenten en el camino.

Queremos dejar claro que es importante que la persona consulte a su médico de cabecera para cualquier modificación tanto en la alimentación como en las rutinas diarias. No queremos sustituir la voz de los especialistas, solo intentamos dar una pequeña guía para iniciar esos cambios de rutina que pueden conducir a mejorar su salud mientras se envejece.

Alimentación

La alimentación es el pilar fundamental del bienestar físico y mental. La bióloga venezolana Sarah El Ashuh, quien se desarrolla en Miami como Coach Nutricional y dirige el proyecto Vive Verde, asegura que “somos lo que comemos”, por lo que no duda en afirmar que con pequeños cambios se puede lograr grandes beneficios como llenar el cuerpo de energía, eliminar las migrañas y facilitar el proceso de la digestión.

La primera gran recomendación es beber agua durante todo el día, ya que evita la deshidratación, ayuda a los procesos digestivos y ofrece energía al organismo. La cantidad de agua dependerá de la demanda de cada persona, y si ésta realiza o no ejercicios físicos.

El Ashuh sugiere comer más ensaladas y frutas en su forma natural. Señala que se digieren más fácilmente por lo que el costo metabólico es menor y proveen de importantes nutrientes, vitaminas, minerales y fibra que ayudan al óptimo funcionamiento del organismo. Sin duda el rendimiento será mayor.

“Además de incluir alimentos naturales, es importante masticarlos, para así identificar sabores, ejercitar los músculos del rostro, y que la digestión sea más ligera. La digestión comienza en la boca, si tragas sin masticar, te saltas este paso y se hace pesada en el estómago. Cuando masticas bien, comes menos, gastas menos energía metabólica, digieres mejor y te nutres más. Mejor nutrición, mejor funcionamiento, mejor salud”.

Otro paso importante es eliminar el consumo de azúcares, endulzantes u otros sustitutos, así como lo recomienda el médico en Nutrición Humana, Guillermo Rodríguez Navarrete, mejor conocido como Nutrillermo.

Cuerpo

El terapista físico y bailarín cubano, Yordan Mayedo, indica que una vez que la persona sabe que no hay ninguna condición física que contraindique el ejercicio, para comenzar a realizarlo debe hacer un buen calentamiento, que incluya las articulaciones y todas las extremidades del cuerpo. Se debe hacer mucho estiramiento para iniciar con circuitos de ejercicios fáciles, dinámicos y con una buena coordinación de movimiento. “Es importante chequear que tengan un buen balance, para ir aumentando la frecuencia de los ejercicios y la complejidad”.

El entrevistado aconseja que el tiempo recomendable para los ejercicios es de 30 a 45 minutos diarios, dependiendo de cada caso. Entre todos los ejercicios posibles, aconseja bailar, ya que además del entusiasmo y la alegría que esto genera, las personas emplean la parte sensorial del sistema nervioso y además se trabaja con el balance, que es muy importante en los adultos mayores, porque el equilibrio es algo que tiende a perderse y en consecuencia, el control del cuerpo.

La psicóloga Ana Iglesias Castillo del centro de Atención del Adulto Mayor del estado Miranda en Venezuela, asegura que el sedentarismo es el peor enemigo de la salud. “Es importante que el cuerpo se mueva, para activar la circulación, aumentar la capacidad respiratoria y llenar de energía al organismo. Además aumenta el autoestima y lo mejor es que su efecto es casi inmediato”.

Mente ocupada

Si bien las personas de la tercera edad, en la mayoría de los casos, ya no acuden a una oficina para cumplir con un compromiso de trabajo, es importante que se mantengan entretenidos realizando un oficio y/o hobbies.

Según la trabajadora social Adina Carmona, quien por más de 30 años hizo trabajo comunitario con personas de la tercera edad en zonas populares de Caracas, uno de los cambios más notorios en el comportamiento y actitud se da cuando la persona encuentra una pasión que hasta el momento había sido desconocida o poco practicada.

“Cuando alguien, bien sea un adulto mayor o una persona joven, encuentra la magia de la pasión, cambia el mundo completamente. “Cambia su postura corporal, su disposición a ejecutar tareas relacionadas por espacios de tiempos más largos. Esa pasión que se siente cuando se realiza este tipo de actividades, llena al cuerpo de vida y adrenalina, tan importante para nuestro desarrollo”.

Así que la combinación perfecta para alargar un estado saludable de nuestra mente y nuestro cuerpo consiste en una alimentación saludable, mantener el cuerpo activo y entretenerse con algo que nos despierte la pasión.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas