Se dice que debemos dormir al menos ocho diarias. Si el día tiene 24 horas, nos pasaríamos casi el 30% durmiendo, lo que generaría al año 70 días de sueño. Mirándolo así, sería una pérdida de tiempo dormir tanto, pero lo que realmente hacemos durante el sueño es desintoxicar, reparar y generar nuevas células y tejidos. Entonces, dormir es la fábrica de la vida.

En la sociedad moderna se ha visto el volumen de sueño acortarse a unas pocas cuatro o seis horas. Dicho tiempo sería mayoritariamente la porción REM o sueño rápido, donde comienza la desconexión del estado de vigilia y atención para pasar a la etapa de sueño profundo o MOR. Esta última se ve acortada, ya que nos despertamos temprano y nos acostamos tarde. Justo ahí está el problema del insomnio.

Te puede interesar

La deuda de sueño se va acumulando por días, meses y años, haciendo grandes estragos en nuestra salud y provocando desequilibrios hormonales, deficiencias en el sistema inmunológico, y estrés y nerviosismo asociado al aumento de adrenalina.

También, pérdida de masa muscular, falta de concentración, hipertensión arterial, desequilibrios cardiovasculares, envejecimiento precoz, alteraciones del ritmo cardiaco, pérdida de la libido, desórdenes psíquicos, obesidad, diabetes o resistencia a la insulina, migrañas y cefaleas continuas, disminución de la atención y la concentración, depresión y desequilibrios electrolíticos. Y cuando se vuelve crónica, puede ser riesgo de muerte por colapso del sistema cardiaco.

¿Cómo mejorar los hábitos de sueño?

-Lo primero no saltarse las horas de comida. Debes tratar de desayunar, almorzar y cenar a un ritmo continuo y en las horas adecuadas. Intentar cenar siempre antes de las nueve de la noche.

-Si tomas café, té verde u otra bebida energizante, que sea siempre antes de las dos de la tarde.

-No realizar ejercicios físicos antes de dormir, ya que se activa el sistema nervioso y no podrás conciliar el sueño.

-No llevarse el trabajo a la cama antes del sueño.

-Estar relajados y tratar de visualizar un ambiente calmado, como el mar, un bosque, etcétera.

-No discutir ni enfadarse antes de irse a la cama. Apagar el teléfono y ponerlo en modo sueño, dos o tres horas antes de dormir. No tener televisión ni computadora en el cuarto.

-Realizar ejercicios físicos aeróbicos y de fuerza en las mañanas o en la tarde, antes de las 5 pm.

-Podemos apoyarnos en plantas adaptógenas que nos ayudan al sueño, como pasiflora, albahaca, verbena, tila, manzanilla, hierbabuena o las cápsulas de ashwagandha.

-En algunos casos es recomendable la melatonina o el CBD, siempre con la prescripción de un médico.

Debemos vigilar la calidad del sueño, ya que de ello depende la generación de hormona del crecimiento y de testosterona. Ambas significan una vida larga y sana.

www.DrLuisMontel.com

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.93%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.28%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.8%
65655 votos

Las Más Leídas