MIAMI.- "Uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde”, dice el refranero popular. Nunca se sabe la importancia de algo hasta que se necesita, sería otra máxima de la vida. En estas calificaciones, tener un seguro médico o plan de salud resulta imprescindible para el bienestar de un individuo. No solo desde el punto de vista físico sino mental y emocional. La nueva realidad planteada por la pandemia del COVID-19 hizo evidentes las necesidades y los intereses en torno a las diferentes opciones o posibilidades.

Unos 2.8 millones de personas se inscribieron en algún seguro de salud durante el período especial de inscripción para Obamacare, según anunció eñ Gobierno federal. Según cifras oficiales del Departamento de Salud y Servicios Humanos, en este momento existen 12.2 millones de personas inscritas en ese servicio médico, o Ley de Cuidados de la Salud Asequibles. Entretanto, más de 82 millones de personas se encuentran dentro de las categorías del Medicare y el Programa de seguro médico para niños.

Te puede interesar

La mayoría de las personas que se inscribieron a través de la plataforma HealthCare.gov, según las estadísticas del gobierno, aproximadamente 738.000 solicitaron los beneficiosestablecidos por el mercado de seguros en al menos 15 estados. De igual manera trascendió que en California, Connecticut, Washington, Nevada, Nueva York, Nueva Jersey y Vermont continúan las inscripciones especiales hasta finales de año.

Los latinos representan la minoría con el mayor número de personas sin seguro médico: el 24.9% de los adultos hispanos estuvo desprotegida en algún momento durante la pandemia del COVID-19, según cifras publicadas por la Oficina del Censo a partir de datos del 2020. Acorde a la misma fuente, a nivel de país, el 8.6% de la población, unos 28 millones de personas, no tuvo seguro médico en algún momento de 2020.

Es necesario puntualizar que, como Obamacare es un seguro de salud subsidiado por el Gobierno federal, los ingresos personales y los familiares deben estar dentro de los rangos de pobreza federal, que oscilan entre el 100 hasta el 400 por ciento.

Para poder vincular a su grupo familiar a otro individuo, éste debe estar asociado en la declaración de impuestos personal y el solicitante no puede ser reclamado como dependiente en otra declaración.

Con la cobertura del ofrecida en los mercados de salud, se tiene cceso a servicios preventivos, como vacunas y exámenes de detección, sin costo. Especialistas sostienen que obtener servicios preventivos es un paso clave para la buena salud y el bienestar.

Cuando se solicite un seguro utilizando el mercado, las personas deberán averiguar si califican para determinados ahorros que pueden hacer que el seguro sea más barato.

Entre los beneficios esenciales del Obamacare se encuentran:

  • Cuidados preventivos
  • chequeos generales
  • Tratamientos de enfermedades crónicas
  • Laboratorios
  • Pediatría
  • Embarazo
  • Parto y postparto
  • Psiquiatría
  • Tratamientos para adicciones
  • Cuidados de pacientes externos
  • Medicamentos recetados
  • Emergencias médicas
  • Hospitalización
  • Terapias de Rehabilitación

Según el sitio oficial: “Los mercados (o bolsas) de seguros médicos normalmente están abiertos para la inscripción entre el 1 de noviembre y el 15 de diciembre de cada año. Si un interesado pierde la época de inscripciones abiertas, aún puede usar los mercados para comprar un seguro privado interino o solicitar Medicaid. También puede utilizarlos para comparar planes para el futuro”.

Una persona debe tener en cuenta que algunos de estos mercados son administrados por los estados y otros por el gobierno federal. Así que, en la búsqueda resulta fundamental comparar los costos, las primas mensuales, los deducibles, los porcentajes cubiertos y, por supuesto, los copagos.

Desde un inicio, el Obamacare se ha enfrentado a críticas y en ocasiones fue objeto de descontento popular incluso y por posiciones reacias de numerosos especialistas de la salud. No obstante, la asistencia financiera bajo la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio fue ampliada por el Plan de Rescate Estadounidense que Biden firmó a principios de este año a partir de órdenes ejecutivas. Los funcionarios estiman que los afiliados a estos programas ahorran un promedio de $ 67 por mes de la expansión.

Por su parte, la Corte Suprema de Estados Unidos rechazó en junio una demanda de 18 estados republicanos que pedían declarar inconstitucional la Ley. Es la tercera vez que el Supremo salva la normativa.

Todo es según el color del cristal con que se mira. Algunos se enfocan en los gastos y la operatividad, incluso eficiencia de estos seguros y afirman que a la larga serán un cruz demasiado pesada para la nación, otros se enfocan en los beneficios del presente en cuanto a tratamientos y medicinas.

Por el momento, ante el repunte de los casos de COVID-19, esos 12.2 millones de personas inscritas, duermen un poquito más tranquilos al saberse protegidos frente a alguna contingencia.

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 42%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.38%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.62%
53390 votos

Las Más Leídas