MIAMI— La calidad de vida es determinante en la tercera edad, sobre todo cuando el adulto mayor se queda en casa y tiende a sentirse aislado y triste. Como revela el Informe mundial sobre el envejecimiento y la salud, de la OMS, “muchas personas mayores prefieren vivir en su propio hogar y comunidad el mayor tiempo que sea posible”.

En efecto, agrega el estudio, “las personas mayores con frecuencia consideran que su hogar o la comunidad en la que viven tienen la ventaja de permitirles mantener una sensación de conexión, seguridad y familiaridad, además de relacionarlos con su identidad y autonomía”.

Te puede interesar

Ahora bien, es necesario que ese hogar tenga un ambiente adecuado. Según la OMS, “las familias menos numerosas y el aumento de la migración para trabajar a menudo hacen que haya menos hijos en el hogar para compartir las responsabilidades físicas, emocionales y financieras de los padres y abuelos al envejecer. Esto puede conducir a la exclusión social, el aislamiento, la pobreza e incluso el maltrato de las personas mayores, así como a un desajuste cada vez mayor entre las expectativas de las distintas generaciones”.

Es por eso que se suelen recomendar varios pasos para que los mayores estén seguros en sus casas.

1- Informar al adulto mayor

Una vez que el médico haya alertado a un familiar de que el adulto mayor requiere de atenciones especiales en el hogar, es recomendable que la familia se reúna y le informe a la persona qué está pasando, al tiempo que le brinde seguridad para que el cambio no sea traumático. Hay que tener en cuenta que la persona pasa de tener una vida independiente a una dependiente, y aunque sean cuidados puntuales, ya no será como antes.

2- Establecer un plan

A medida que los mayores comienzan a presentar problemas motores y cognitivos, se espera que la familia realice un análisis de las necesidades en el hogar. Además de las previsiones de salud recomendadas por el médico, es importante establecer una lista de prioridades para que las actividades del adulto mayor no se vean afectadas y para que los familiares puedan ponerse de acuerdo a la hora de contribuir con el plan en conjunto.

3- Manos a la obra: seguridad en el hogar

Con la edad llegan las dificultades motoras y los olvidos, que muchas veces aumentan los peligros de accidentes en casa, sobre todo las caídas.

“Las reformas del hogar (conversiones o adaptaciones realizadas a elementos físicos permanentes de la vivienda para reducir las exigencias del entorno físico) pueden tener diversos beneficios: facilitan las tareas; reducen los riesgos para la salud, como las caídas; proporcionan mayor seguridad; ayudan a mantener la independencia con el transcurso del tiempo; tienen efectos positivos en las redes y relaciones sociales, y facilitan así el compromiso continuo con la sociedad”, refiere la OMS en su estudio.

Y añade que “para mejorar la seguridad personal de las personas mayores y de sus viviendas, es preciso adoptar medidas en el hogar y en la comunidad en general. Esas medidas, como la instalación de cerraduras o alarmas, deben ir acompañadas de iniciativas para mantener la vivienda, de modo que no parezca descuidada o de fácil acceso”.

4- Actividades para estimular cuerpo y mente

La creación de un horario organizado que propicie una rutina de actividades es la mejor vía de mantener a los adultos mayores activos y lograr que tengan las adecuadas horas de descanso.

Asimismo, se aconseja darles tareas que puedan hacer en el hogar, para que ejerciten su mente y habilidades. Hacer crucigramas, bordar, dibujar, crear piezas de bisutería, tocar un instrumento musical, pintar un cuadro, y otras labores que no requieran grandes esfuerzos físicos, son ejemplos de cómo ayudarles a cuidar su memoria y mejorar su estado de ánimo.

5- La atención médica

No por último es el tema menos importante. Contar con un equipo médico que respalde al adulto mayor es determinante para su salud. Sea a través de consultas telemáticas, de los chequeos periódicos, así como en las visitas de enfermeros a casa, las personas de la tercera edad necesitan una atención constante y recordatorios para cumplir con sus planes y tratamientos.

Vale destacar el papel de la cibersalud. Anota la OMS sus beneficios “para comunicar a las personas mayores que viven en su hogar con su equipo de salud, así como con los servicios sociales y comunitarios, a fin de combatir la soledad y el aislamiento, apoyar su independencia y facilitar el manejo que ellas mismas pueden hacer de su enfermedad”.

Un punto esencial es el servicio de salud en el hogar, que además de ofrecerles a los mayores la comodidad de permanecer en su espacio, les proporciona un contacto social necesario. “Existen pruebas de que estos servicios registran un alto grado de satisfacción, tanto de los pacientes como de los cuidadores, además de reducir las muertes y bajar las tasas de reingreso”, constata el estudio de la OMS.

También son de gran ayuda los servicios de asistencia en la casa a la hora de realizar tareas diarias como las rutinas de higiene y aseo personal y la alimentación.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.92%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.28%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.8%
65713 votos

Las Más Leídas