CIUDAD DE MÉXICO.- Leonel García abrió el baúl de José Alfredo Jiménez y musicalizó una canción inédita del ícono de la música regional mexicana para su nuevo álbum, “Amor pasado”.

El cantautor mexicano e integrante del dúo Sin Bandera recibió autorización de la editora de Jiménez para elegir un tema inédito del autor de “Si nos dejan” y “Un mundo raro”. Al principio se sintió abrumado, pero finalmente escogió “Mala” y la musicalizó, tratando de llevarla al que habría sido un referente pasado de Jiménez, la música mexicana de principios del siglo XX, casi convirtiéndola en un vals.

Te puede interesar

La letra habla de una mujer que fue mala con alguien que se entregó a ella con bondad.

“Era un tesoro también emocional ver qué cosas había escrito José Alfredo Jiménez que se le habían quedado ahí... hacer el ejercicio de explorar qué se sentía más terminado, qué se sentía más completo, qué se sentía con más posibilidades a lo que él hubiera querido”, dijo Leonel García. “Yo la llamaría, así como los artistas visuales, una ‘intervención’ a una obra de José Alfredo Jiménez”.

“Amor pasado” es el álbum que completa la trilogía iniciada por Leonel García con el álbum “Amor Futuro” en 2014 y continuada con el álbum “Amor presente” en 2018. Esta vez, trató de bajar las revoluciones para interpretar clásicos del cancionero mexicano con invitadas como Natalia Lafourcade, iLe y Melissa Robles del trío Matisse. El álbum también incluye el tema original de Leonel García “Lo que me quisiste”, que se adentra igualmente en este ritmo pausado, marcado por guitarras acústicas.

“Creo que al bajarle a la intensidad la gente tiene más oportunidad de escuchar las letras y concentrarse en la interpretación vocal. Hay gente que ha escuchado el disco o canciones y me dice, ‘no me había dado cuenta de todo lo que decía esa canción y llevo cantándola 20 años’”, contó Leonel.

A nivel vocal, no trató de imitar a los cantantes de mariachi sino acercarse al estilo de Caetano Veloso, al interpretar “Cucurrucucú paloma”, o al de la célebre Chavela Vargas, quien se acompañaba solo de guitarras.

“Lograban tanto Caetano como Chavela esta intimidad vocal. Se trataba de escucharlos a todos cantar y por ahí creo que tenemos que ir”, dijo Leonel.

En la guitarra lo acompañó el mexicano Pavel Cal, quien también produjo el álbum. En los violines tuvo la participación del venezolano Moisés Medina, en la trompeta al estadounidense Joe D’Etienne y en el contrabajo a los mexicanos Aarón Cruz y Emiliano Coronel. La pintura que decora la portada, así como las ilustraciones de los sencillos, fueron realizadas por el pintor mexicano Marcos Castro.

Canciones de autores como Cuco Sánchez, Tomás Méndez, Juan y David Záizar, incluidas en el álbum, las escuchó primero en la voz de su madre en fiestas. Años después, de adolescente, “entre las de Shakira, Coldplay y Radiohead”, García se daba espacio para interpretar alguna de José Alfredo como “Ella”. Ahora, a sus 45 años, celebra la experiencia musical y personal que ha alcanzado para poder hacer sus propias versiones de estos temas para los cuales “te tienen que haber roto el corazón al menos un par de veces”.

“Tienes que haber llorado, recuperado, emborrachado e ir con un amigo a una cantina a curar las penas de amor... Son como fotos que se te quedan aquí y cuando se trata de grabar estas canciones echas mano de los despechos, las borracheras, los dolores”, dijo García, quien relató que se relajó la garganta con un par de tequilas antes de grabar.

El cantautor se tomó el tiempo para compartir un poco de la historia y el contexto de los temas elegidos, y de sus artistas invitadas, en una serie de videos titulados “Episodios”, disponibles en el canal de YouTube de García.

“Es como una manera también de unificar y poner en un contexto mundial la canción, que es un poco lo que buscamos con este disco, que sea un disco para toda la gente del mundo”, dijo.

Entre las invitadas destacó la incursión de la jazzista franco-dominicana Cyrille Aimée y la cantante flamenca María Toledo en la música regional mexicana. Aimée interpreta “En el último trago”, mientras que Toledo da voz a “Tu recuerdo y yo”, ambas de Jiménez.

“Oír a una cantante de flamenco desbaratarse cantando una canción mexicana también es una maravilla”, dijo García. “Cada vez que la oigo se me pone la piel chinita (erizada) porque tiene esta voz flamenca del canto jondo, profunda. Se dejan ir con todo y creo que le vino muy bien a la canción”.

FUENTE: AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las Más Leídas