LOS ANGELES.- La mexicana Ana de la Reguera, que estrena mañana la segunda temporada de la serie "Goliath", de Amazon, afirmó en una entrevista que se encuentra en el mejor momento de su carrera.

"Después de 11 años en Estados Unidos me ha llegado el papel soñado, un personaje protagonista, al lado de un actor increíble (Billy Bob Thornton) y con una productora tan potente. Todo lo que hubiera querido ya lo estoy haciendo. Sé adonde voy y ya no pierdo el tiempo en lo que no quiero hacer", indicó la intérprete.

Embed

De la Reguera encarna a Marisol Silva, una mujer que aspira a convertirse en la primera alcaldesa latina de Los Ángeles (California) y que ve cómo el camino hacia el triunfo se vuelve más complicado a cada paso que da.

"Nunca había interpretado a alguien en la política", explicó la artista de Veracruz. "Me gustó la complejidad de las decisiones que debe tomar, aunque no quiera, para ganar las elecciones. En ese camino, sus sueños e ideales se van cayendo. Va a comprobar que debe corromperse para sobrevivir en ese mundo", agregó.

La actriz, que ha participado en películas como "Nacho Libre" o "Cowboys & Aliens", asegura que "Goliath" ha sido su mejor experiencia en Hollywood hasta el momento.

"Ahora tengo unas tablas que me permiten hablar con confianza con el director y expresar mis opiniones. Tengo esa tranquilidad que me faltaba", valoró.

En la segunda temporada de la serie, Billy McBride (Billy Bob Thornton, ganador del Globo de Oro por su trabajo en la primera temporada) regresa al mundo de la abogacía cuando el hijo adolescente de un amigo suyo es arrestado por un doble homicidio. Durante la investigación, descubrirá que el suceso esconde una turbia red dentro del entramado político de la ciudad.

En el reparto de esta segunda temporada también aparece el mexicano Manuel García Rulfo.

"Me gustó que escogieran a actores del mismo lugar de procedencia. Hablamos en español en la serie y tenemos el mismo acento, igual que al hablar en inglés. Creo que eso era importante para el realismo y la credibilidad de la historia", indicó de la Reguera, satisfecha de las oportunidades que se están abriendo en Hollywood para los latinos.

"Hace 10 años tenía otra edad, pero no me habrían ofrecido un papel así, tan complejo. Por entonces me llamaban para ser la latina sexy sin mucho que hacer en escena", reconoció la actriz.

Pero la industria está cambiando, sostiene de la Reguera, aunque sea por motivos económicos.

"Los estudios se dieron cuenta de que, económicamente, les convenía tener una mayor etnicidad y diversidad en sus elencos. La razón siempre va a tener que ver con el negocio. Los latinos somos los que más vemos la televisión y los que más vamos al cine", declaró.

Además, arguye otra razón para el cambio: "En esta nueva era de la televisión, tener personajes diferentes en cargos inesperados es interesante. La gente los recibe mejor porque es lo que ven en la vida real. Así podemos ver ahora a mujeres poderosas, inteligentes y complejas".

La artista vive un momento tan positivo en su carrera que en julio intervendrá en la cuarta temporada de la serie "Power", de la plataforma Starz, donde encarna a una poderosa narcotraficante.

"Espero que las cosas sigan así de bien. Ha merecido la pena este tiempo en EEUU. Estoy también ocupada ahora escribiendo y produciendo algo que rodaré en enero", dijo sin poder dar más detalles.

De la Reguera viene de unos años donde ha participado en la cinta de animación "The Book of Life" o la terrorífica "Jessabelle", además de papeles en series como "Narcos", "Jane the Virgin", "From Dusk Till Dawn" o, incluso, "Twin Peaks", a las órdenes de David Lynch.

"Fue uno de los mejores días de mi vida", señaló sobre su aparición en un capítulo de la reciente temporada.

Pero todas estas experiencias llegaron a partir de un momento duro en su carrera.

"Cuando hice 'Nacho Libre' (2006), aún estaba en México. Quería venir a EEUU, pero no pude porque mi contable me robó todo lo que tenía. Tuve que seguir haciendo telenovelas para subsistir, pero ahí llegó el casting y me quedé la película. Así llegué a Los Ángeles", rememoró.

Ahora disfruta de su estatus en una industria que ha visto cambiar en los últimos meses a raíz de las denuncias de agresión sexual reunidas bajo el movimiento "Me Too".

"Se siente diferente el ambiente. Es un movimiento que ha cambiado comportamientos en los sets. Ahora los hombres están más cohibidos, no saben si caerán bien o mal sus comentarios. Se pierde naturalidad, pero es preferible eso", indicó la actriz.

"Antes se creían con demasiados derechos y las mujeres lo teníamos que asumir como algo normal. Así era la dinámica, pero ya no", subrayó.

"La gente no está preparada para esa conversación. Tuve compañeras que lo hicieron y les fue muy mal. Tomará tiempo para hacer algo bien al respecto", finalizó.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está usted de acuerdo con un "alcalde fuerte" para la ciudad de Miami?

SI
NO
NO SÉ
ver resultados

Las Más Leídas