Embed

MIAMI.- La inquietud por crear objetos de mayor utilidad para las mujeres llevó a la empresaria cubanoamericana Ana Quincoces a diseñar Zipeaze, un producto hecho en Estados Unidos con el que asegura que muchas féminas se sentirán más seguras y con menos apuro al momento de vestirse para su día a día.

"Cuando mis hijas se fueron a vivir a otro estado y me quedé sola, comencé a notar que ya no tenía quien me ayudara a subir el zíper de mis vestidos, y al final siempre terminaba pidiéndoselo a la vecina o hasta el valet parking. Hasta que un día llegué de madrugada a la casa y no encontré a nadie que pudiera ayudarme, y tuve que dormir con la ropa puesta", relató.

Las diferentes situaciones de apuro por las que pasó fueron el punto de partida para este diseño, que hoy está revolucionando el mercado por sus características.

"A partir de ahí, caí en cuenta de que necesitábamos algún producto que nos hiciera más independientes en ese sentido, y así fue como surgió la idea. Considero que es útil, no solo para no tener que depender de alguien, sino porque muchas veces estamos apurados o ya queremos salir arregladas delante de nuestros novios o esposos", aseguró.

"Lo hice yo misma. Como siempre tenía problemas con los vestidos y probé con muchas cosas, me surgió la idea de crear algo más cómodo y que pudiera viajar conmigo a cualquier lugar. Comencé a intentarlo como dos años, hasta que encontré el objeto indicado y le agregué una cera por si se traba el zíper", explicó.

Su dedicación y perseverancia son dos elementos que han llevado a Quincoces, abogada de profesión, al éxito, tanto en su vida personal como profesional.

"Creo que las mujeres somos multifacéticas y cada vez que veo que en el mercado falta algún producto que sería necesario para nosotras, busco la manera de crearlo. Siento que siempre estoy revolucionándome, me gusta soñar y hacer las cosas si tengo la oportunidad", aseguró.

Su visión

Pero ser una empresaria exitosa no es lo que más satisface a Quincoces, la raíz de su felicidad está en los halagos que recibe de las emprendedoras más jóvenes, quienes la consideran un ejemplo a seguir.

“Poder ser un ejemplo para las jóvenes es una de las cosas que más feliz me hacen. Es muy satisfactorio que se me acerquen y me hablen sobre cómo mi trabajo las inspira. Esto es muy importante y también me motiva para seguir creando y servir de ejemplo de que hay que luchar por los sueños", expresó.

Para las féminas que comienzan a desarrollar una idea, la emprendedora las invita a organizar un plan de acción y, sobre todo, a perder el miedo de mostrar sus ideas.

"Las exhorto primeramente a proteger la idea, a registrarla, y después a desarrollarla de la manera que sea. No hay necesidad de gastar mucho dinero, es importante comenzar con pequeños pasos, hasta que tengamos la certeza de que tenemos todo bajo control", puntualizó.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario