MIAMI.-Arthur Hanlon reafirma su predilección por la música latina con varios temas que ha entregado poco a poco en los últimos meses. La más reciente propuesta es Como suena el piano, junto a Yotuel Romero, vocalista del grupo cubano de hip hop Orishas.

“El tema es una celebración de Cuba, su música y sus tradiciones, y es una celebración del piano, específicamente el piano de un gringo-irlandés, con una pasión insaciable por la música Latina. Me siento honradísimo de ser parte de esta colaboración y por cómo salió la letra para describir la voz de mi piano”, expuso a DIARIO LAS AMÉRICAS el pianista Arthur Hanlon.

Te puede interesar

Aunque aún la disquera Sony no confirma si el producto final será un disco que recopile los nuevos sencillos, el estadounidense presentará a su público algo de ese nuevo material durante la gira Gringo en La Habana, que llevará el 11 de octubre al Amaturo Theater, en Broward. Luego continuará acompañado de su piano rumbo a Los Angeles, Nueva York y Washington D.C.

“Yo estaba en las oficinas de Sony en una de esas sesiones creativas para discutir sobre otras colaboraciones, cuando entró Yotuel solamente para saludar y me dijo: ‘Oye, Arthur, ¿tú eres el gringo que toca piano, cierto?’ Hubo una química cheverísima y fantástica entre nosotros dos inmediatamente, y ahí decidimos hacer una colaboración”, contó Hanlon.

“Nos encontrábamos en el estudio a medianoche. Yo empecé a tocar un blue y Yotuel decía: ‘Este gringo toca bien’, y empezó a hacer un rap. Y así salió la canción que es una metáfora de toda mi carrera como un gringo en La Habana, en México, en Argentina o en todas partes tocando mi música”, añadió.

Por su parte, Yotuel destacó cómo esa admiración que siente Hanlon por la cultura cubana se refleja en su música.

“Fue increíble. Arthur es uno de esos músicos que tiene África adentro. Su manera de tocar el piano me recuerda mucho a la percusión cubana. Y por eso, en una parte que compuse dije: ‘Yo sé que el tipo es americano, pero escucha como suena el piano’. Y dice: Su sangre destila aguardiente y tocando el piano la clave está siempre presente. Creo que es un ejemplo perfecto de una fusión increíble con un gran pianista que admira la cultura cubana y a nosotros. Para nosotros es un gran placer estar con él en esta canción”, agregó Yotuel sobre cómo surgió el tema Como suena el piano, cuyo videoclip fue grabado en La Habana.

La química es lo principal para que el músico estadounidense de origen irlandés coquetee con la idea de colaborar con otro artista. Y eso existió desde el primer momento entre él y el vocalista de Orishas.

“He hecho muchas colaboraciones y siempre es una cuestión de química, porque si no hay química, es muy difícil. También hay que tener en común la musicalidad, y eso para mí es muy importante”, dijo Hanlon.

“El hip hop por definición es música súper rítmica y con improvisación. En Cuba el piano es considerado un instrumento de súper percusión. A mí me encanta improvisar y tocar tumbaos cubanos muy rítmicos, así que fue un proceso bastante natural y orgánico”, agregó.

La versatilidad de Hanlon puede sorprender a quien le pueda parecer inverosímil que exista algo en común entre las notas de un piano y el sonido del reguetón. El pianista grabó el pasado año Aura, junto al boricua Ozuna.

“[Tenemos] cero en común. Yo estaba en Puerto Rico hace poco más de un año y coincidimos en un lugar; empezamos a charlar y me invitó a tocar en su concierto en el Coliseo. Su música tiene mucha alma, él tiene mucho talento. Y después de eso supe que funcionaria muy bien una colaboración con él. Claro, ese no es el caso con todos los del género urbano”, comentó.

Pero también conjugó su piano con la voz del colombiano Fonseca, con quien grabó Si tú te vas, tema cuyo videoclip fue grabado en la emblemática Catedral de Sal, en las afuera de Bogotá, y en el que Hanlon va en busca de un amor perdido.

“A Fonseca lo conozco hace seis años. A él le encanta escribir, se le ocurren las ideas súper temprano. Así que empezamos en la mañana, sin ideas y yo casi dormido, pero así fuimos aportando ideas. Y en cuestión de unas cuatro horas salió la canción”, recordó.

Hanlon atribuye su apego a la música latina a los años que vivió en la Gran Manzana, adonde su padre lo envió a estudiar piano sin sospechar que encontraría su pasión.

“Crecí en Detroit, Michigan con una gran pasión por el piano, allá tocaba blues y música clásica, pero en Nueva York encontré el ritmo latino, y eso fue algo realmente increíble para mí”, expresó.

“Fui a estudiar a Nueva York, porque mi padre me dijo que si quería ser pianista, tenía que ir al mejor lugar. Pero lo que él no sabía era que el conservatorio de música estaba en un barrio latino al norte de Manhattan. Ahí conviví con boricuas, dominicanos, colombianos. Eso fue en los años 90, cuando la música latina sonaba en todas partes”, relató.

Precisamente, esa fue la década del boom de la salsa en Nueva York y Hanlon comenzó a adquirir su bagaje musical desde ese entonces. Fue esa la época que definió su sello como artista.

“Iba a los conciertos del grupo niche, de Willy Colón, Oscar de León, de Paquito D’ Rivera, del Gran Combo de Puerto Rico, y la lista sigue. Esa experiencia con la música latina en Nueva York cambió totalmente la dirección de mi carrera”.

“Infelizmente, vivimos tiempos en los que se tiende a separar a la gente por su raza o religión, y se crean barreras y conflictos. La música es un lenguaje universal con poder para unificar sin importar las diferencias como el origen o el color de la piel. Y creo que un buen ejemplo de unión es Como suena el piano”.

Arthur Hanlon también grabó con el grupo colombiano de hip hop ChocQuibTown, y adelantó que vendrán más colaboraciones.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Apoyaría la realización de un referendo para prohibir la venta de armas de asalto en Florida?

SI
NO
NO ESTOY SEGURO(A)
ver resultados

Las Más Leídas