MÉXICO.- Dos de las grandes damas de la música mexicana, Ely Guerra y Eugenia León, se han unido para ofrecer una gala única en memoria del Día de los Muertos en el Teatro Gran Tlacho de Xcaret en Riviera Maya (Quintana Roo).

Las dos artistas son las estrellas invitadas en el Festival de Xcaret de Vida y Muerte que concluye hoy con múltiples actividades como las callejoneadas de Zacatecas y la de las almas, la ofrenda a los muertos, corridos revolucionarios, baile en el panteón, puras calacas, mariachis y bailes con la muerte.

Conocida como "la Guerra", Ely Guerra es una cantautora y productora musical mexicana considerada como una de las voces más reconocidas del panorama musical mexicano que en 2010 ganó un Grammy Latino por su álbum Hombre Invisible.

Música, cantante, compositora, la vibrante voz de mezzosoprano de Ely Guerra le permite interpretar cualquier tema: jazz, funk, rock, pop rock, rock mexicano y alternativo o acompañarse con su guitarra o al piano.

"Es un honor cerrar este festival de Xcaret en un espacio tan sagrado como este", afirmó Ely Guerra en rueda de prensa junto con Eugenia León.

Ely Guerra anunció que sacará en 2019 un nuevo disco vocal con el que inicia una nueva etapa. "Este disco será la culminación de un camino muy retador y el inicio de una nueva etapa, como volver a comenzar, con esa ilusión del inicio porque el éxito no es solo ser famoso y ganar lana", afirmó la intérprete.

La gran dama del panorama musical mexicano Eugenia León es también un icono del escenario en México y muy reconocida internacionalmente.

Premiada con el Grammy Latino a la Excelencia Musical, cuenta con una importante trayectoria de más de 35 años y 26 discos grabados y ventas millonarias.

"Tengo una relación de amor-cansancio del cuerpo con la música pero cuando te subes a un escenario es un privilegio y una bendición hacer feliz al público. Eso compensa todo", indicó la artista.

Sobre a quién dedicaría su altar de muertos en estos días, Eugenia León afirmó que además de familiares y seres queridos, el puesto central estaría dedicado a los 43 estudiantes de Ayotzinapa, desaparecidos la noche del 26 de septiembre de 2014 en el municipio de Iguala, Estado de Guerrero, al sur de México, y cuyo caso está aún sin resolver.

En cuanto a la celebración de la muerte no como un fin sino como el inicio de un nuevo ciclo, Eugenia afirmó con humor que no le gustaban los velorios: "No me gustaría ir ni al mío. Que me achicharren y pongan mis cenizas en un arbolito".

Como los muertos no mueren mientras alguien los recuerde, según la creencia maya, Eugenia será muy recordada por muchos.

Pero a la artista poco le importa si son muchos o pocos porque aseguró que "hay gente que me habrá querido bien y otros mal, como a todo el mundo. Lo único que me importa es que mi hijo me recuerde bien".

Incluso Eugenia León ha pensado en su epitafio: "Ahora ya sé que no volveré".

El Festival de Xcaret de Vida y Muerte se clausura hoy además con varias obras de teatro y actuaciones musicales de artistas que representan a los dos invitados especiales de esta XIII Edición: el estado mexicano de Zacatecas y Quebec (Canadá).

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas