MIAMI.-Tras conquistar su primer Grammy con su más reciente disco de música cubana, Aymée Nuviola sigue con mucho optimismo y sin frenos que la detengan trabajando en su próxima producción, que llegará acompañada del piano de Gonzalo Rubalcaba.

De Viento y tiempo, que espera vea la luz este verano, se desprende Azúcar pa’ tu café, una canción en la que se mezclan el español y el inglés y también los sonidos del Latin Jazz y el funk y en la que requirió la participación de Cimafunk, exponente del funk afrocubano. Se trata de un tema que marca la diferencia en el material discográfico que fue grabado en vivo en el club de jazz Blue Note, en Tokio, Japón.

Te puede interesar

“Queríamos incorporar un bonus track que fuera inédito y en el que Gonzalo y yo colaboráramos con otro artista. Y decidimos invitar a Cimafunk. Hemos visto cómo se desarrolla su carrera, la manera en la que se entiende su lenguaje en el mundo anglo y en Europa también. Teníamos conciertos vendidos en Europa donde coincidiríamos, pero todo esto quedó pospuesto debido a lo que ya conocemos”, contó Aymée Nuviola a DIARIO LAS AMÉRICAS.

El tema, grabado en un estudio en Miami y en cuya composición también participó la sobrina de la artista, fue terminado justo antes de que se dictara la cuarentena debido a la pandemia del coronavirus.

“Yo tenía unos pedacitos de coro y de letra que había estado manoseando desde hace tiempo. En un inicio queríamos que Paola Guanche, mi sobrina, participara en el tema, pero después no fue posible hacerlo así. Pero ella escribió parte de la letra en inglés. Pututi y Bea también aportaron. Cimafunk terminó escribiendo su parte de la canción”, recordó.

“Y así fuimos formando el tema. Gonzalo puso su parte de maestría en el piano. Él también ha participado fuertemente en la producción, grabó teclado, ayudó con la mezcla y con todo. Ha sido un trabajo muy lindo, muy integral, muy en familia en estos tiempos. Y también nos sirvió para conocer a Cimafunk, un artista nuevo que esta haciendo una carrera muy bonita y para hacer una linda amistad con él”, agregó.

Viento y tiempo, respaldado por el sello independiente Top Stop Music, es el segundo de una serie de tres discos que Nuviola se propuso hacer. El primero fue A Journey Through Cuban Music, que le valió su primer Grammy en el mercado anglo.

“Creo que es un disco que puede gustar mucho, porque es bien bailable y, al ser en vivo, se siente la participación del público, de los japoneses cantando, aplaudiendo, haciendo coro”, reveló.

El álbum contiene versiones modernas de temas que fueron popularizados en las voces de otros artistas. También incluye una canción de la autoría de Nuviola.

“Tiene canciones que han sido muy conocidas como Pastorita, que es un tema de Juan Formell, que los Van Van la hicieron muy famosa, claro con versiones muy modernas, con mucha influencia del Latin jazz. Tiene un tema mío, que se llama Rumba callejera, que es una rumba pero con toda esta mezcla”, contó.

“Tiene el danzonete que es un genero nuestro, muy hermoso y típico de la música cubana, y quisimos que estuviera incluido también en este álbum. Bemba colorá, que en su momento popularizó Celia Cruz , igual con esta mezcla, que es muy Latin jazz, fusión tropical”, añadió.

Asimismo, la artista, también ganadora del Latin Grammy, recordó la importancia de mantener la fe y apartar el miedo en los tiempos que corren. Y considera que es inevitable aprender a convivir con una nueva realidad.

“Creo que lo más importante es no tener miedo, porque el miedo paraliza. Hay que estar consciente de que allá afuera hay un enemigo, pero podemos perfectamente convivir con eso siendo prudentes, mostrando una buena conducta cívica y cuidándonos a nosotros mismos y a los demás. Pero no nos podemos aislar, porque la vida continúa y el mundo no puede estar parado”, expuso.

“Estamos en una etapa muy difícil, porque estamos en el momento de romper. Como mismo fue difícil cuando nos tocó guardarnos, ahora nos es difícil salir. Son dos momentos difíciles de enfrentar, porque el ser humano es un animal de costumbre”, agregó.

Nuviola señaló el egoísmo como una gran falla de la humanidad.

“La conducta egoísta conlleva a muchas cosas. Es el egoísmo lo que hace que uno no sea obediente, que uno no tenga compasión, ni misericordia ni respeto por los demás. Por aquí hemos visto a gente pasar sin máscaras, aun cuando se ha dicho que hay que protegerse. Fuman arriba del que pasa. Ese tipo de gente va a seguir siendo lo que es. Y eso es egoísmo. El egoísmo mata a la humanidad, porque la gente no piensa más allá de sí mismo. Y eso está muy mal, porque así no vamos para ninguna parte”, reflexionó.

Por tanto, exhortó a buscar una guía espiritual en la fe para lograr un cambio de consciencia individual.

“Creo que el cambio que la humanidad debería hacer es comunicarse más con Dios, porque lo que yo veo es la falta de Dios en todo, en el egoísmo, en la falta de esperanza y en el pesimismo. Ese cambio para ser mejores persona requiere de un cambio interno de actitud”.

Embed

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Ante la nueva ola de COVID-19, el condado Miami-Dade ha vuelto a cerrar los restaurantes, salones de fiesta y gimnasios... ¿De quién es la responsabilidad?

De las autoridades, que no han sabido controlar la situación
De los jóvenes, que no toman medidas y propagan la enfermedad
De todos, porque no hemos entendido que prevenir es la solución
De los negocios, que con tal de vender, no cumplen las medidas sanitarias
ver resultados

Las Más Leídas