PARÍS.- Un libro que intenta probar la existencia de Dios a partir del estado actual de la ciencia, y en particular de la observación del Universo, se ha convertido en todo un éxito de ventas en Francia.

Los científicos se muestran sin embargo escépticos ante este grueso volumen de 600 páginas, Dieu, la science, les preuves (Dios, la ciencia, las pruebas), coescrito por un ingeniero, Michel-Yves Bolloré, hermano de un magnate industrial, y un consultor y empresario con licencia de Teología, Olivier Bonnassies.

Te puede interesar

Tres meses después de su aparición, se han vendido más de 100.000 ejemplares del libro.

Michel-Yves Bolloré es católico practicante y hermano de Vincent Bolloré, uno de los industriales franceses más poderosos.

El co-autor aseguró a la AFP que trabajó tres años en un libro que no existía hasta ahora.

La obra pretende explicar de forma accesible cómo los descubrimientos astronómicos del siglo XX han vuelto a aportar pruebas de la existencia de una inteligencia suprema, que lo orquestó todo.

"Durante cerca de cuatro siglos, con la irrupción de Galileo, y luego Newton y Darwin, la ciencia demostró que no era necesario un Creador para explicar el Universo. Al punto que a principios del siglo XX triunfaba el materialismo". "Durante cerca de cuatro siglos, con la irrupción de Galileo, y luego Newton y Darwin, la ciencia demostró que no era necesario un Creador para explicar el Universo. Al punto que a principios del siglo XX triunfaba el materialismo".

Pero ahora la sociedad está experimentando un gran movimiento de péndulo, con el descubrimiento del Big Bang, la expansión del Universo, su muerte térmica... Teorías que, según Michel-Yves Bolloré, cuestionan la tesis de un Universo inmutable, ya que tiene un principio y un final.

Los autores concluyen por ello la existencia de un creador supremo que dio el primer impulso.

"Es la noción de pruebas la que causa polémica", reconoció Thierry Magnin, físico y sacerdote. "Tenemos derecho a pensar que existe un 'gran relojero', pero no tenemos el derecho a decir que eso es en si mismo una 'prueba'", explicó a la AFP. "Articular la ciencia y la religión no equivale a confundirlas".

"Pretender que se puede probar la existencia de Dios científicamente es ser algo ingenuo", añadió el filósofo de las ciencias Etienne Klein, en el semanario L'Express.

A juicio del teólogo y físico François Euvé, el libro funciona porque responde a una necesidad de puntos de referencia, en un periodo de incertidumbre sobre el futuro del mundo. A su juicio, no le incumbe a la ciencia responder a esta necesidad de certezas.

La segunda parte del libro está dedicada a las pruebas tradicionales de las religiones monoteístas: la Biblia, la noción de pueblo elegido de los judíos, milagros como el de Fátima.

El Premio Nobel de Física estadounidense Robert Wilson firma el prefacio del libro, algo que a juicio del semanario L'Express, no habría hecho si hubiera leído esa segunda parte.

"No tengo ninguna prueba escrita que demuestre que (Wilson) lo lamenta", replicó Bolloré.

FUENTE: AFP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.82%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.78%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.39%
13068 votos

Las Más Leídas