MIAMI— Por estos días estará disponible Violeta, la reciente novela de la escritora chilena Isabel Allende, un libro que muchos esperan leer y que se ubicó en varias listas de títulos más populares para 2022.

Tras su lectura, hay que afirmar que la historia cumple con las expectativas. Desde la portada hasta el punto final, el libro demuestra que estamos en presencia de una narradora que no pierde sus colores y urde nuevas pasiones con el mismo brío de la primera.

Te puede interesar

“Isabel Allende nos regala, una vez más, una historia épica furiosamente inspiradora y profundamente emotiva”, apunta la editorial Penguin Random House. Y en efecto, se trata de una novela que se lee como con una piedra en el pecho, que apenas deja respirar, y que luego ofrece giros que son como alientos de vida.

Según añade la editorial en su descripción, el libro aborda “la épica y emocionante historia de una mujer cuya vida abarca los momentos históricos más relevantes del siglo XX. Desde 1920 -con la llamada «gripe española»- hasta la pandemia de 2020, la vida de Violeta será mucho más que la historia de un siglo”.

Su biografía lo demuestra, pues “viene al mundo un tormentoso día de 1920, siendo la primera niña de una familia de cinco bulliciosos hermanos. Desde el principio su vida estará marcada por acontecimientos extraordinarios, pues todavía se sienten las ondas expansivas de la Gran Guerra cuando la gripe española llega a las orillas de su país sudamericano natal, casi en el momento exacto de su nacimiento”.

Es entonces que, “gracias a la clarividencia del padre, la familia saldrá indemne de esta crisis para darse de bruces con una nueva, cuando la Gran Depresión altera la elegante vida urbana que Violeta ha conocido hasta ahora. Su familia lo perderá todo y se verá obligada a retirarse a una región salvaje y remota del país”.

De ahí que la trama sea tejida a través de una carta donde Violeta “rememora devastadores desengaños amorosos y romances apasionados, momentos de pobreza y también de prosperidad, pérdidas terribles e inmensas alegrías”.

Además, “moldearán su vida algunos de los grandes sucesos de la historia: la lucha por los derechos de la mujer, el auge y caída de tiranos y, en última instancia, no una, sino dos pandemias”.

Violeta y el amor renovado

La feminista y filántropa, miembro de la Academia de la Lengua (Chile, 1989), comienza su libro con un exergo de Mary Oliver en The Summer Day, que dice: “Dime, ¿qué es lo que piensas hacer con tu única vida salvaje y preciosa?” Esta premisa envuelve la novela de principio a fin.

Violeta, hija de María Gracia y de Arsenio, vino al mundo de su madre que pendía de unas cuerdas del techo, así que llegó como caída del cielo, en plena tormenta y en medio de la “gripe española”. Con ese signo presenta Allende a su personaje principal, y aquí ya el lector puede intuir que le esperan varias sacudidas de la mano de Violeta.

Desde la zona de Santa Clara, en Latinoamérica y en septiembre de 2020, Violeta le escribe una carta a su nieto Camilo para contarle su historia, para que no se le olviden, no solo sus virtudes, sino sus pecados. Es el mejor testamento que le puede entregar como abuela: la historia familiar. Le deja también una cruz de madera que contiene más riqueza moral que un montón de libros sobre la virtud. Cuando el lector descubra por qué es tan importante esa pequeña cruz con dos nombres grabados, no habrá modo de contener la tristeza.

De una pandemia a otra, en el curso de 100 años y en casi 400 páginas con la vida y milagros de una peculiar familia, la estructura de la novela se plantea en cuatro partes: El destierro (1920-1940), La pasión (1940-1960), Los ausentes (1960-1983) y Renacer (1983-2020).

Como en el caso de La casa de los espíritus, Isabel Allende no habla de un país en específico, aunque se parece en ocasiones a Chile, como la misma autora declaró. Construye la autora un país latinoamericano que suma texturas de varias naciones, que se pueden intuir o imaginar, si se quiere, en la dureza de un general que manda al exilio a sus oponentes o los hunde en las costas, sembrados en bloques de cemento, y dice que los que protestan merecen castigos tan severos justamente por protestar, así como que su mandato se apega a los principios de “orden y progreso”.

También se describe el momento liberador en el que un pueblo magullado por la represión escucha la noticia de que el dictador ha abandonado el palacio presidencial y huido al exilio. Este conjunto de males comunes a tantas esquinas latinoamericanas es dibujado entre dolorosos matices por Allende.

Destaca, en una de las travesías de Violeta, la descripción de Miami en los años sesenta, “llena de cubanos exiliados”, donde “había tantos yates en las marinas como Cadillacs en las calles y bares restaurantes con la mejor cocina de la isla”.

La familia como ancla literaria

Hay dolores punzantes en la historia, narrados por Allende con maestría y síntesis, de modo que sólo un párrafo logra sacudir entre melancolía y el dolor desgarrador de llorar la muerte de una hija.

Dibuja también, con la delicadeza que solo su pluma tiene, “el mal de los exiliados”, que es la nostalgia, y el acto de “echar raíces definitivas” en otro sitio cuando la patria ha fallado.

De ahí que esta novela-epístola sea también un cuadro del desgaje familiar, de las separaciones, los exilios y los nuevos idiomas, donde resalta, conmovedora, la añoranza por aquella mesa enorme donde la familia se reunía a comer, sin falta, bajo el techo del mismo hogar que vio nacer a varias generaciones.

Violeta es un canto al amor mártir, a las pérdidas sucesivas, como si no fuera suficiente ver morir a una hija, llorar a un hijo preso y desandar los caminos del maltrato. Pero a la vez hay una fortaleza espiritual en Violeta, un temple de veterana, un valor que le permite, a los 73 años, emprender el camino a Santiago de Compostela a pie, por 16 días. Hay proezas que solo el amor hace posible, e Isabel Allende lo constata con su reciente novela, que se puede encontrar en este enlace.

Más sobre Isabel Allende

Es una de las autoras más leídas del mundo con más de 75 millones de libros vendidos. Isabel, chilena nacida en Perú, en 1982 ganó el reconocimiento mundial con la publicación de su primera novela, La casa de los espíritus, que comenzó como una carta de despedida a su abuelo moribundo.

Desde entonces, ha escrito más de 25 obras, entre ellas Hija de la fortuna, Paula, El amante japonés, Largo pétalo de mar y su más reciente memoria Mujeres del alma mía.

Sus libros, aclamados por la crítica, han sido traducidos a más de 42 idiomas. Sus obras entretienen y educan a los lectores tejiendo historias intrigantes con acontecimientos históricos importantes.

Además de su trabajo como escritora, Allende también dedica gran parte de su tiempo a los derechos humanos. Tras la muerte de su hija Paula en 1992 estableció, en honor a ella, una fundación caritativa dedicada a la protección y al empoderamiento de mujeres y niñas. La fundación ha otorgado subvenciones a más de 100 organizaciones no lucrativas en todo el mundo.

Más de 8 millones han visto sus discursos TED Talks sobre cómo llevar una vida apasionada. Ha recibido quince doctorados honoríficos, incluido uno de la Universidad de Harvard, fue admitida en el Salón de la Fama de California, recibió el Premio PEN Lifetime Achievement Award y el Premio Anisfield-Wolf Lifetime Achievement Award.

En 2014, el presidente Barack Obama le otorgó la Medalla Presidencial de la Libertad, la distinción civil más importante de la nación, y en 2018 recibió la Medalla de honor del National Book Award (premio Nacional de Literatura de EEUU), por su contribución al mundo de las letras estadounidenses. Isabel vive en California.

Su página web es IsabelAllende.com

Embed

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.86%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.76%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.38%
12758 votos

Las Más Leídas