NUEVA YORK.- Las cosas no son lo que parecen en la nueva serie de Apple TV+ “Tehran” (Teherán), como debe ser en un thriller de espionaje. La serie comienza con un vuelo comercial de Jordania a India que de pronto se desvía a Irán. Algunos de los pasajeros guardan secretos y esos secretos desembocarán en aviones de guerra y cacerías encubiertas.

Así de audaz como es la premisa, así de osada es “Tehran”: una producción israelí que ofrece una imagen benevolente de Irán — un archienemigo de Israel — sin que ninguno de sus actores y otros miembros hayan puesto un pie en la república islámica.

Te puede interesar

“La esencia del programa es que lidia con el tema de la identidad, la nacionalidad, la inmigración y las raíces familiares”, dijo Moshe Zonder, cocreador y coguionista de la serie, desde Tel Aviv. “Indaga cómo nos conectamos con ellos y nuestra obligación hacia ellos y qué podemos obtener de ellos. Esto es relevante en todo el mundo”.

Los ocho episodios de la serie se transmitieron en Israel entre junio y julio y recibieron grandes elogios de la crítica. El thriller de espionaje, con diálogos en hebreo, inglés y farsi, debuta en Apple TV+ el viernes.

“Tehran” sigue a una agente y hacker que emprende su primera misión en la capital iraní, que también es su lugar de nacimiento. Cuando la misión sale mal, debe sobrevivir usando su ingenio.

Con varios de los mismos actores y una mujer espía que lidia con intrigas en el Medio Oriente y Asia Central, algunos televidentes encontrarán similitudes con la recién terminada “Homeland”.

Pero mientras la serie de Showtime exploraba cómo las ideas del bien y del mal pueden corromperse y torcerse en el escenario internacional, “Tehran” es sobre hacer conexiones más allá de las fronteras ideológicas.

“No existe un enemigo claro. No se trata de un lado contra el otro. Es realmente sobre la gente”, dijo Niv Sultan, una actriz israelí que interpreta a la heroína en “Tehran”, desde Tel Aviv. “Por primera vez, estamos mostrando un punto de vista diferente de este conflicto”.

El escenario de la serie definitivamente no es lo que parece. La producción usó partes de Atenas como Teherán luego que la cocreadora Dana Eden visitó Grecia unas vacaciones familiares y quedó prendida con las similitudes entre ambas ciudades. Los israelíes tienen prohibido visitar Irán.

Convertir Atenas en Teherán conllevó reemplazar postes de alumbrado, placas de autos y señales de tránsito y agregar vendedores ambulantes y carteles en vidrieras de negocios. El aeropuerto de Atenas se usó como si fuera el de Teherán y, en una escena, un enorme mural muestra a un ayatolá, una adición lograda con efectos especiales hechos por computadora.

Durante los meses previos al rodaje, Sultan tomó clases intensivas de Krav Maga, las artes marciales israelíes, y de farsi. Inicialmente abordó la tarea idiomática con seguridad, confiada en que su origen la ayudaría.

“Pensé, ‘está bien, no hay problema’. Mi papá habla marroquí, que es árabe. Dije, ‘OK, marroquí, farsi: probablemente son similares’. ¡No! No tiene nada que ver con el hebreo y nada que ver con el árabe. La pronunciación es muy difícil para una persona de habla hebrea”.

Zonder —quien fungió como guionista principal de la primera temporada de “Fauda”, la innovadora serie de acción sobre el conflicto israelí-palestino— pasó años investigando y escribiendo “Tehran”.

Ambas series intentan humanizar al enemigo. En “Fauda”, Zonder mostró cómo un líder de Hamas, con las manos manchadas de sangre israelí, también era un hombre de familia, del mismo modo en que lo hace con el agente de seguridad iraní que persigue a la protagonista en “Tehran”.

Zonder dijo que apeló a sus años como periodista de investigación, cuando se sentaba con líderes de Hamas y la OLP y los entrevistaba para entender sus puntos de vista.

“Siempre quiero cruzar la frontera, física y mentalmente, para conocer al que toda la vida me han dicho que es mi enemigo”, dijo.

Aunque hoy Irán e Israel son enemigos mortales, la serie sonsaca su historia compartida y el respeto mutuo que israelíes e iraníes tenían por sus respectivas culturas antes de la Revolución Islámica.

“Es un país increíble. Tiene una naturaleza, unas vistas y una comida increíble. Espero, algún día, poder ir a visitar Irán y Teherán”, dijo Sultan. “Pero por ahora estoy enfocada en la posibilidad de que quizás nuestra serie abra corazones y quizás un diálogo entre israelíes e iraníes”.

Aunque la intención de la serie haya sido tender puentes, la recepción del gobierno iraní ha sido fría. El periódico afín al gobierno Kayhan calificó “Tehran” como una “producción antiiraní” que revela la agenda “prooccidental y promiscua” de los activistas contra el país.

Eso, sin embargo, no ha evitado que los realizadores mantengan la esperanza de que algunos en Irán encuentren la manera de ver la serie y se conmuevan con el hecho de que los israelíes les extiendan la mano.

“Aunque no es un documental, es muy importante para nosotros que el pueblo de Irán vea el programa y que al menos algunos de ellos sientan que algunos de los personajes son representativos”, dijo Zonder.

FUENTE: AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Es una buena opción para enlazar Miami con Miami Beach 27.92%
Es una decisión apresurada con varios puntos pendientes 22.94%
Será bien recibido como un medio de transporte sostenible y accesible para residentes y visitantes 31.01%
No debería acometerse. Sería malgastar fondos sin resolver el problema 18.13%
1103 votos

Las Más Leídas