MIAMI.- “Necesitaba que mi música escalara a un nuevo nivel”, afirma Eddy Ruiz Pineda, más conocido como Danger, al ser consultado sobre las razones que lo trajeron a Miami para desarrollar lo que hasta tres años se perfilaba como una prominente carrera en Cuba.

Buscando conquistar al público internacional a través de su lírica y fusionadas melodías, Danger, apodo derivado de la palabra en inglés dangerous (peligroso), regresa al ruego para lanzar el tema Algo, sencillo que espera continuar el éxito de singles como Lo haré y Panda.

“Cuando uno emigra comienza a vivir de nuevo y la carrera arranca desde cero. Lo que hice en Cuba no funciona aquí, por lo que uno comienza a construir su historia nuevamente”, dijo el rapero a DIARIO LAS AMÉRICAS, agregando que “Cuba es una industria muy cerrada”, y ahora su meta es trabajar en impulsar una carrera tan diversa y global como la población de Miami.

Sobre su nuevo tema

Presentado bajo el sello DEM y de la mano de Raphox, reconocido productor musical cubano, Danger trae el sencillo Algo, una fusión de pop con ritmos caribeños en la que subyace el rap que lo caracteriza.

“Es un tema que trabajé junto a Raphox y que habla sobre las relaciones y lo que sucede cuando se interpone entre ellas el mundo paralelo de las redes sociales”, dijo el compositor a quien también apodan Matatán, término que en jerga popular se utiliza para definir a un hombre que se hace respetar por su talento y carácter.

Sonidos sintetizados acompañando a una letra muy actual, es la propuesta del “chico peligroso” con la que espera reflejar la fuerte necesidad de reconexión que existe entre los seres humanos.

“Siempre he sido curioso. Es por eso que incluso viviendo en Cuba -lugar donde el acceso a internet es muy limitado- comencé a estudiar el mundo virtual de las redes sociales. Lo disfruto y actualmente lo utilizo para difundir mi trabajo, pero siempre preferiré el contacto personal, que es mucho más cálido y real”.

Sobre el rapero

Eddy Ruiz Pineda comenzó su trayectoria artística en el año 2003, a través de la música que recibía de sus familiares y amigos en EEUU.

“En mi familia nadie es músico, mis padres son obreros, pero en la década del noventa comencé a escuchar hip hop y comencé a acercarme a este género, que a pesar de ser muy simple permite que uno se exprese a cabalidad”, recordó el joven.

Diferenciándose de sus colegas por mezclar el ritmo del reguetón con el rap, Danger adquirió popularidad en la isla marcando tendencia por sus ritmos y por transmitir un discurso versátil, alejado de la política y que se enfocaba en temas de interés general como el amor y el desamor.

“La política nunca me llamó la atención. Me gustaba centrarme en mis sentimientos y mis propias experiencias. Y como nunca me he involucrado en política, no podía reflejar nada de lo que tuviera que ver con ese mundo”, finalizó el compositor que busca crear conciencia a través del amor, los sueños y la música.

Para conocer más acerca de Danger, puede visitar su perfil de Instagram @dangeroffcial.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas