LONDRES, REINO UNIDO.- La duquesa de Cambridge y futura reina de Inglaterra, Kate Middleton, celebra hoy sus 40 años, en la cima de su popularidad y con un papel cada vez más importante dentro de la familia real británica.

Nacida Catherine Middleton y apodada Kate, esta antigua estudiante de arte, plebeya, entró en la familia más observada del Reino Unido en 2011. Para muchos, la esposa del príncipe William, hijo mayor del heredero al trono, simboliza hoy el futuro de la monarquía.

Te puede interesar

De cabello castaño y aspecto siempre impecable, Kate Middleton cumple siempre con una sonrisa con sus compromisos oficiales, enviando una imagen de confianza en un momento difícil para una monarquía que no tiene más remedio que cerrar filas frente a los escándalos y divisiones varias.

Hace poco, volvió a complacer a sus seguidores y a una prensa siempre entusiasta durante un concierto de Navidad en la abadía de Westminster, retransmitido por televisión y dedicado a quienes trabajaron durante la pandemia de coronavirus. La duquesa de Cambridge acompañó al piano al cantante Tom Walker, quien interpretó su tema "For These Who Can't Be Here" (Para los que no pueden estar presentes).

Tanto Kate Middleton como su esposo, William, que cumplirá 40 años en junio, han ganado visibilidad desde que empezó la crisis sanitaria, realizando videoconferencias con trabajadores sanitarios o contando su vida confinada junto a sus hijos Jorge, Carlota y Luis --en una gran casa de campo-- y los avatares de la educación en casa.

A medida que las restricciones se han ido suavizando y que la reina Isabel II, de 95 años, ha ido reduciendo actividades en su agenda, la pareja ha multiplicado las apariciones oficiales, desde el estreno mundial de la nueva entrega de la saga de James Bond hasta la cumbre sobre el clima COP26.

Kate Middleton, además, se ha ido implicando más en sus temas predilectos, como la infancia y, junto a Guillermo, la salud mental y la protección del medioambiente.

- Imperturbable -

El exsecretario privado del matrimonio, Jamie Lowther-Pinkerton, citó entre sus virtudes el que tenga los pies en la tierra y su carácter imperturbable.

"Se toma el tiempo de hablar con la gente", explicó Lowther-Pinkerton al diario The Times, comparándola con la madre de la reina Isabel II, un símbolo de la resistencia británica durante la Segunda Guerra Mundial: "Cuando hay que hacer algo, ella lo hace".

En los albores de su relación con William, en la universidad escocesa de Saint Andrews, los orígenes sociales de Kate Middleton, que se crio en una familia de clase media, dieron mucho que hablar, así como su capacidad para integrarse en el mundo de la realeza, lleno de tradiciones y convenciones.

Pero ella, al menos en público, ha dado la impresión de adaptarse perfectamente a sus obligaciones relacionadas con su papel en la familia real, al contrario que su cuñada Meghan, poco querida por los tabloides y bastante impopular entre los británicos.

Con Kate Middleton, los medios se han mostrado bastante benevolentes, sobre todo desde que Meghan y su esposo, el príncipe Enrique, decidieran alejarse de la familia real y se mudaran a Estados Unidos.

- "Sin personalidad" -

Algunos achacan la diferencia del trato otorgado por los medios a Kate Middleton y Meghan a un desprecio hacia quienes se desahogan fácilmente, algo que va en contra de la flema británica.

Y, aún así, Kate Middleton también ha sido criticada, sobre todo por su apariencia irreprochable. La escritora Hilary Mantel llegó incluso a compararla con un "maniquí de escaparate, sin personalidad".

Sin embargo, a Kate Middleton se la ve, dentro de la familia real, como alguien con quien se puede contar en un momento delicado, entre las explosivas confidencias de Harry y Meghan y las acusaciones de agresión sexual vertidas contra el segundo hijo de la soberana, el príncipe Andrés.

En medio de la tormenta, la familia real cerró filas en torno a unos cuantos miembros. Y, como William, su padre, el príncipe Carlos, ha ido ganando más importancia, preparándose para suceder a su madre.

Dada la edad del príncipe Carlos (73 años) y su baja popularidad, muchos comentaristas apuntan que su reinado será más bien una transición antes de la llegada de William y Kate Middleton al trono.

"Seguramente, le darán a la monarquía, después de unos monarcas tan viejos, un sentido de modernidad que probablemente sea necesario para ayudar a su continuidad", explicó a la AFP el especialista Robert Jobson.

FUENTE: AFP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.82%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.79%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.4%
12840 votos

Las Más Leídas