MIAMI.-Luego de tres años de ausencia, para el bailaor Jesús Carmona reencontrarse con su público miamense es sin dudas emocionante, pero presentar por primera vez su propio show en su totalidad en EEUU es “un sueño hecho realidad”.

Aunque vivió su debut en las tablas de Miami como artista invitado en el año 2014, en esta ocasión regresa con Ímpetu, espectáculo que cerrará con broche de oro el Flamenco Festival Miami el domingo, 5 de marzo en Knight Concert Hall del Arsht Center.

Te puede interesar

El festival arranca el jueves, 2 de marzo con la participación de otras estrella de la danza, que se darán cita en el Arsht Center.

“Con Ímpetu muestro mi visión de la danza española y del flamenco y tendré la oportunidad de mostrarle al exigente y ya entendido público de Miami mi verdad más sincera y total”, expresó Carmona a DIARIO LAS AMÉRICAS.

Si bien el artista español no pretende contar ninguna historia con la puesta en escena, según explicó, sí desea transmitir emociones, así como su forma de afrontar la vida.

“Se trata de darle al público un empujón de energía y vitalidad a través de los diferentes palos del flamenco y algunas de las mejores partituras de la música flamenca y española”, recalcó.

Sobre su preparación para sus presentaciones, asegura que conlleva un gran esfuerzo físico y mental.

“Este espectáculo es de una alta intensidad física por la velocidad y dificultad de las coreografías. En él vuelco mucha energía espiritual, por lo que requiere de una gran concentración y control del cuerpo y de la mente”, afirmó.

Asimismo, resaltó su pasión por esta danza andaluza y lo que ésta ha significado a lo largo de su historia.

“Para mí el flamenco es todo, ha formado parte de mi desde que tengo consciencia. No tengo un recuerdo sin que el flamenco o la danza en general hayan tenido un papel importante”, reveló.

“El flamenco es una forma de vivir desde que te levantas, hasta que te acuestas, no hay forma de desengancharte. Creo que yo no elegí el flamenco, sino que él me eligió a mí. No me veo realizando otra cosa que no sea bailar”, agregó.

Sobre los orígenes de este sensual y apasionante baile, destacó que esta danza ha traspasado las fronteras de las diferentes ideologías y los estratos sociales, y precisamente a esto atribuye su expansión.

“La emoción llega de la misma forma, sin importar la clase social o ideología del espectador, por eso creo que es un arte que cada vez se hace mayor”, subrayó.

“Nació de la necesidad de la gente más pobre de expresar sus sentimientos, tanto las penas como las alegrías. Después fue dirigido a la clase alta de la época, ya que era la que pagaba las fiestas privadas y llenaba los cafés, y con el transcurso de los años ha ido llegando a un público más amplio, de cualquier posición social. Es un arte relativamente joven y creo que estamos viviendo una época complicada pero fructífera para el flamenco”, añadió sobre la evolución de la danza que conquistó su corazón.

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuestiona Ud. la actuación policial tras el robo a una joyería en Coral Gables y donde murió un chofer de UPS, rehén de los dos atracadores?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas