miércoles 22  de  mayo 2024
RESEÑA

El grito "SOS Cuba" se escucha en las tablas de Miami

El título "SOS Cuba" evoca el llamado de auxilio del pueblo de Cuba, pero el tono humorístico del unipersonal conduce la propuesta por derroteros más frívolos
Por LUIS DE LA PAZ

MIAMI.- Parece que SOS Cuba, espectáculo escrito y dirigido por el cineasta Juan Carlos Cremata Malberti, y presentado en el Solo Theater Fest 2022, en Artefactus Cultural Center, fue concebido únicamente para ser valorado por cubanos, incluso hay ciertos cubanos fuera del marco insular más inmediato, que se pierden muchas de las sutilezas que se manejan en el texto, de manera que para parte del público resulta un ejercicio ininteligible.

Estrenado en noviembre del pasado año 2021 en el espacioso teatro Manuel Artime, la reposición en el Festival que organiza Eddy Díaz Souza en su sala de Kendall, prometía algo más, quizás por desarrollarse en un escenario más íntimo, pero no ganó en altura.

El título es un grito, SOS Cuba, un llamado de auxilio por la tragedia que atraviesa el pueblo de Cuba, sin embargo, el tono humorístico del unipersonal conduce la propuesta por derroteros más frívolos.

La anécdota es simple: una mujer internada en un hospital en Cuba conversa por teléfono, quejándose de las condiciones y atención del lugar, mientras se cuida de un enfermero que parece un agente de la policía política encargado de vigilarla. Luego, el personaje, con una banderita cubana clavada en el pelo a modo de peineta, comienza a hacer una “directa” hacia Miami, término que quiere decir una transmisión en vivo por las redes sociales. Es a partir de ese momento donde comienza lo que se debe indicar como el centro de la obra, donde la actriz, Aleanys de la Cotera Jáurequi, conocida como “Cuqui la Mora”, desarrolla su personaje.

El texto de Cremata brinda un recorrido satírico por la historia de Cuba desde el mismo descubrimiento de la isla por Cristóbal Colón, cuestionando la frase “esta es la tierra más hermosa que ojos humanos hayan visto”. Juega con los tres principales grupos de nativos cubanos, con la toma de La Habana por los ingleses y otros sucesos de la historia hasta llegar a la luchas por la independencia de España y luego las distintas etapas durante la República. Todo transcurre en un juego constante con las palabras, creando asociaciones lingüísticas, anteponiéndolas, asociándolas. También maneja canciones del repertorio nacional, poemas memorables de la literatura, el refranero popular, y algunos otros episodios nacionales.

En SOS Cuba hay mucho de cachondeo y escasos momentos de humor efectivo. Algunos sí, como decir que “Miami es Consolación del Norte, municipio cabecera”, chiste donde está también el manejo de las palabras con el uso de consolación. Sin embargo la atmósfera que se crea quizás sea más efectiva en un marco escénico fuera de un festival de teatro.

Como concepción teatral se desaprovecha casi todo el escenario, apenas hay trabajo de luces. Es como un Stand Up Comedy (parece que en su cotidianidad es lo que hace la actriz con su personaje de Cuqui La Mora).

La intérprete tiene a su favor que maneja mucho texto, casi hora y media intensa. Su expresión corporal es buena, aunque en más de una ocasión roza la vulgaridad extrema Su desenvolvimiento en el escenario no se diferencia del comportamiento de ciertas cubanas que aparecen en los videos que llegan de la Isla, mientras discuten en una cola para comprar un litro de aceite.

La tragedia de Cuba es tan dolorosa, que SOS Cuba no contribuye a entender mejor la realidad insular, ni a conmover a los espectadores.

El Solo Theater Fest continúa hasta mayo en Artefactus, 12302 SW 133 Ct., Miami. Para más detalles llamar al (786) 704-5715.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar