BOGOTÁ.-El Rock al Parque, el festival gratuito más grande de Latinoamérica, comenzó este sábado la celebración de sus bodas de plata con los riffs estruendosos de bandas de metal, el género que, como todos los años, protagoniza la primera jornada.

"25 años quiere decir que es un festival que ha logrado mantenerse a pesar de los obstáculos de burocracia, de tantas cosas. Pero los 25 años también es celebrar la cultura metal y el rock aquí en Bogotá y eso también me parece fantástico para la familia", dijo a Efe Juan, uno de los miles de asistentes al festival, que se extiende hasta el lunes 1ro de julio.

Te puede interesar

Como él, muchos llegaron vestidos de un negro riguroso, color que todos los años predomina entre los rockeros que, pese a la constante lluvia que cayó en la tarde, colmaron el Parque Metropolitano Simón Bolívar.

Puntuales, los asistentes llegaron desde temprano y muchos de ellos lo hicieron en grupos de amigos y familiares para disfrutar y relevar la tradición anual de los nuevos amantes del rock.

Este es el caso de Darwin, que llegó junto a su hijo Santiago, de 14 años, quien por primera vez pudo ingresar a este festival.

"Desde chiquito a él le ha gustado seguir el movimiento del rock. Hemos esperado 14 años para que pueda entrar y espero que se la goce toda", afirmó Darwin a Efe.

Por su parte, Santiago espera que el evento "sea chévere" para así "poderlo disfrutar" y tener la oportunidad de "entrar al pogo" bajo la supervisión de un padre que sólo lo permitirá "si no está tan pesado".

Este primer día se presentarán un total de 22 bandas entre las que se encuentran las colombianas Kariwa y Lucifera, así como la finesa Tarja Turunen, vocalista durante años de Nightwish, con su metal sinfónico y los brasileños Angra.

El clima, gran enemigo anual de Rock al Parque, intentó rebelarse contra los artistas y asistentes al dejar caer unas cuantas gotas de lluvia en la tarde.

No obstante, eso no empañó los buenos espectáculos ni amilanó la energía del público, que se entregó fervoroso a los fuertes sonidos que dejaron las bandas participantes.

Sin embargo, personas como Leonardo Gómez miran las previsiones meteorológicas a la hora de decidir si van a asistir o no al festival.

"El posible que mañana venga, depende de como amanezca el día porque da muchísima pereza ir cuando llueve", aseveró a Efe.

El festival ha evolucionado tanto musical como culturalmente con el paso de los años y ha mejorado, en opinión de Laura Sepúlveda, en cuestiones logísticas como el ingreso y el trato de las autoridades con los asistentes.

"La gente está más civilizada. Por ejemplo, la Policía no se previene tanto con los jóvenes, por lo menos ya no nos hacen quitar los zapatos, ni las correas, ni la revisión es tan fuerte. La gente ya se entiende mejor, no hay tanta división entre grupos culturales sino que ya todos disfrutamos de la música", afirmó Sepúlveda.

Rock al Parque continuará este domingo con presentaciones de bandas como la alemana Sodom y la estadounidense Toxic Holocaust, mientras que también los argentinos Zona Ganjah pondrán la cuota de reggae y Eruca Sativa la de rock alternativo.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que las policías de Florida entreguen los indocumentados a las autoridades de inmigración?

Las Más Leídas