@LuisLeonelLeon / llleon@diariolasamericas.com

En la 34ta. edición del Miami Film Festival, la industria española fue una de las que más acaparó la atención de los cinéfilos con un total de quince títulos, incluyendo algunas coproducciones con otros países como Argentina y Cuba. Cifra ésta sólo superada por Estados Unidos con cincuenta películas y Francia con veintidós.

En esta ocasión uno de los títulos españoles más aclamados fue María (y los demás). Escrita y dirigida por Nely Reguera, ganó el premio a la Mejor Película en la HBO Ibero-American Feature Film Competition. La cinta presenta a una mujer que a sus treinta años se siente agolpada por fuertes temores y frustraciones. María es encarnada por la espectacular Bárbara Lennie, quien resultara la Mejor Actriz en los premios Goya 2014 por su protagónico en Magical Girl.

Otra de las piezas españolas premiadas fue El rey tuerto. Su escritor y director, Marc Crehuet, recibió una Mención de Honor en la Ressler Screen writing competition. El filme se basa en la pieza teatral homónima del mismo Crehuet y está protagonizado por Miki Esparbé, Alain Hernández, Ruth Llopis y Betsy Túrnez. La obra se estrenó en Barcelona en 2013 con los mismos cuatro actores que luego rodaron la película.

También llegó a Miami La Madre, dirigida por Alberto Morais y protagonizada por el jovencito Javier Mendo (que saltó a la fama con la serie de ciencia ficción Los protegidos) se adentra en la vida de Miguel, un adolescente de 14 años que es buscado por los servicios sociales. Su madre, desempleada y con una inestable vida personal, no puede ocuparse de él. Miguel se refugia en casa de un rumano ex amante de su madre, pero cuando ésta desaparece, la historia da un vuelco súbito. La Madre fue uno de los 15 proyectos seleccionados mundialmente en l'Atelier de la Cinéfondation del Festival de Cannes 2015.

Javier Mendo.jpg
La Madre, dirigida por Alberto Morais, está protagonizada por el jovencito Javier Mendo.
La Madre, dirigida por Alberto Morais, está protagonizada por el jovencito Javier Mendo.

No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas es una comedia romántica dirigida por María Ripoll (realizadora de Ahora o nunca y Tortilla Soup) y protagonizada por Verónica Echegui (varias veces candidata a los premios Goya como Mejor Actriz). Está basada en la novela homónima de Laura Norton, con guión de la dupla Carlos Montero (Combustión y El comisario) y Breixo Corral (Anacleto. Agente Secreto y Tres bodas de más). Todo gira a través del personaje de Sara (Echegui), una joven madrileña que culpa al karma de todas las cosas que le salen mal. Actúan además Alba Galocha, Álex García y David Verdaguer.

Verónica Echegui.jpg
"No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas" es una comedia romántica con Verónica Echegui.
"No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas" es una comedia romántica con Verónica Echegui.

La noche que mi madre mató a mi padre, es otra de las comedias que España trajo este marzo a Miami. Escrita y dirigida por Inés París, tiene en sus protagónicos a Belén Rueda, Eduard Fernández, Patricia Montero, Diego Peretti, Fele Martínez y María Pujalte. El filme, que también participó en la sección oficial de largometrajes del pasado Festival de Málaga, acontece durante una noche en la que un grupo de cineastas se reúnen para cenar en una casa y tratar de convencer a un prestigioso actor de que protagonice y financie su próxima película. Pero un imprevisto hará que la noche no transcurra como la planearon.

El bar, thriller de Álex de la Iglesia, relata la increíble experiencia de un grupo de personas que acuden a tomar su desayuno en un céntrico bar de Madrid. Pero repentinamente, lo que se presentaba como un apacible amanecer, se transforma en un día infernal. Cuando el primer personaje sale por la puerta recibe un disparo en la cabeza. Paralizados por el miedo a ser también asesinados, nadie se atreve a socorrerle, sólo uno lo hará, y correrá la misma suerte del primero. Las dudas y los miedos, las miserias humanas y los instintos de la sobrevida, tendrán en El bar un amargo festín. Claves son los roles de Blanca Suárez, Mario Casas, Carmen Machi y Secun de la Rosa.

Que Dios nos perdone, dirigido por Rodrigo Sorogoyen (realizador de Stockholm y 8 citas) es otro de los thrillers españoles exhibidos esta vez. En medio de la crisis económica, el movimiento 15-M y la visita del Papa Benedicto XVI en 2011, dos policías (interpretados por Antonio de la Torre y Roberto Álamo) buscan de manera confidencial a un asesino en serie por el centro de Madrid. Por su desempeño en esta cinta, Roberto Álamo ganó el premio Goya al Mejor Actor. Y sus escritores, Isabel Peña y Rodrigo Sorogoyen, fueron galardonados en la 64 edición del Festival de Cine de San Sebastián con el premio al Mejor Guion. En el MFF 2017 tuvo su premier en Norteamérica.

Que Dios nos perdone.jpg
Que Dios nos perdone fue el Mejor Guion en la 64 edición del Festival de San Sebastián.
Que Dios nos perdone fue el Mejor Guion en la 64 edición del Festival de San Sebastián.

Para la noche de clausura el Festival reservó la comedia Es por tu bien, realizada por Carlos Therón (director de Fuga de cerebros 2), quien junto a dos de sus protagonistas, Javier Cámara y Silvia Alonso, presentó en el Olympia Theater la premier internacional del filme. Escrita por Manuel Burque y Josep Gatell, relata las tribulaciones de tres padres que hacen todo lo posible por separar a sus tres jóvenes hijas de sus novios. Actúan además José Coronado, Roberto Álamo, Pilar Castro, Carmen Ruíz, María Pujalte, Georgina Amorós, Andrea Ros, Miki Esparbé, Luis Mottola y Miguel Bernardeau. Producida por Telecinco Cinema y Quexito Films, con la participación de Mediaset España y Movistar+, hasta el momento ha tenido más de 721.000 espectadores y recaudado un total de 4,4 millones de euros, convirtiéndose en la quinta película más taquillera en lo que va de año en España.

Desde su creación, el MFF ha tenido al cine español entre sus principales ofertas. En los últimos tiempos las comedias, desde las más convencionales hasta las más osadas, han sido mayoritarias, pero nunca faltan dramas y policíacos que se roban la atención de un público ávido de conectar con actores e historias de una industria que a pesar de la crisis económica que vive el país no ha dejado de desarrollarse. Sin duda alguna, es la cinematografía española una de las que más repleta las salas de esta gran fiesta del séptimo arte en Miami.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario