LA PAZ.-La libertad que ofrecen las letras para imaginar mundos o para "resistirse" al relato oficial de la historia hacen de la escritura "un lugar para la rebelión", afirmó la escritora y periodista española Aroa Moreno.

En una entrevista con Efe en La Paz, Moreno (Madrid, 1981) consideró que se tiende a pensar que la literatura "de la resistencia o de la rebelión" es la que está conectada directamente con la política, pero a su juicio "cualquier escritura puede llegar a ser un acto de rebeldía".

"Uno puede rebelarse frente a su propia vida, hacia la sociedad, hacia las normas que nos impone la sociedad y por lo menos en mi caso y en el de otros escritores que he investigado (...) sí me parece que el espacio de la escritura es un lugar para la rebelión y que muchos lo sienten así", afirmó.

La escritura es un lugar en el que la gente es "totalmente libre, donde suceden las cosas que no suceden en la vida real" y pueden ocurrir de forma fantasiosa, algo que también es una forma de "resistirse al relato oficial" que uno tiene delante, manifestó.

La madrileña, que ganó el premio Ojo Crítico de Narrativa en 2017 por su novela "La hija del comunista", llegó a Bolivia invitada por el Centro Cultural de España en La Paz (Ccelp) para participar en la XXIII Feria Internacional del Libro de esta ciudad.

Moreno fue parte el viernes de una charla sobre "La literatura en rebeldía", junto al brasileño Luiz Ruffato, y este fin de semana imparte un taller de escritura sobre el mismo asunto, dentro de una propuesta formativa del Ccelp para acompañar las actividades de la feria paceña.

Mediante el taller, la también periodista espera que los asistentes se lleven "una impresión general de autores que decidieron comprometerse no solo políticamente, sino poner mucho de sí en lo que escriben".

Su propuesta para esa actividad nace de la experiencia de "La hija del comunista", novela que se desarrolla en torno al muro de Berlín y su incidencia en la vida de los personajes que retrata.

Se trata de una historia "de migración, de exilio y de desarraigo frente a una cultura", algo que según Moreno es "muy transversal" y "casi universal" en la coyuntura actual.

"Para mí, la rebelión que hay en 'La hija del comunista' tiene que ver con la memoria histórica de España. Padecimos después de la Guerra Civil cuarenta años de franquismo y muchos de los crímenes que se cometieron durante la posguerra y la dictadura no han sido reparados", explicó.

Moreno también participará este domingo en una charla sobre literatura y feminismo, un tema que le interesa "mucho" para conocer la situación en Bolivia frente a lo ocurrido en España, donde este "ha sido el año de la revolución de las mujeres y ha sido transversal a todos los ámbitos", incluido el literario.

Y es que para esta autora, otro "tema de rebelión frente a la realidad" es el de las mujeres, que poco a poco han ido haciendo visible el discurso feminista para "reclamar su lugar".

Para Moreno, "la historia de la literatura en español ha sido de los hombres" y cuestionó que, por ejemplo, solo cuatro mujeres hayan recibido el Premio Cervantes en más de cuarenta años.

"Probablemente ha habido una discriminación solo por el hecho de ser mujer", opinó.

También llamó la atención sobre el hecho de que en el sector del libro en España "hay miles de mujeres trabajando" y que, no obstante, "los grandes dirigentes de las editoriales suelen ser hombres".

Si bien este año "ha sido crucial para la visibilidad" femenina en la literatura, la escritora consideró que las mujeres, sobre todo las jóvenes, "tienen que seguir trabajando" en "todos los ámbitos de la vida para acabar con el machismo que es tan cultural y está tan arraigado en ciertos países".

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas