MIAMI.- Otro intelectual cubano muere en el exilio. El escritor y dramaturgo Matías Montes Huidobro falleció la madrugada del 6 de mayo, en el hospital Kendall de Miami, donde se encontraba internado tras sufrir una embolia. Tenía 91 años. Había nacido en Sagua la Grande el 26 de abril de 1931.

El también narrador, poeta, ensayista y profesor emérito de la Universidad de Hawai se mantuvo activo y creativo hasta sus últimos días, especialmente después del fallecimiento el pasado año de su esposa, la intelectual y musa Yara González Montes.

Te puede interesar

Su extensa obra comenzó a conocerse a finales de los años 50 a través de la narrativa, con el relato El hijo noveno, publicado en la revista Bohemia. Posteriormente desarrolló una sólida labor como dramaturgo con importantes obras, Los acosados, Gas en los poros, La botija y El tiro por la culata, entre otras. Fue parte del equipo de redacción del periódico Revolución. Salió de Cuba para nunca más regresar en 1961.

Una de sus obras teatrales más memorables es Exilio, estrenada en Miami por el desaparecido Herberto Dumé. Constituye por su esencia una de las piezas más representativas de la realidad cubana. Un texto que cubre tres etapas: el exilio durante la época de Batista, el regreso a la Isla al triunfo de la revolución castrista, y luego, en el tercer acto, el regreso al exilio, al volver a imperar en la Isla la censura y falta de libertad.

La actriz Julie de Grande escribió en Facebook: “Triste noticia la partida de mi querido Matías. Pero no nos deja del todo porque el legado de su fructífera carrera literaria seguirá vivo por mucho tiempo. Fue un privilegio conocerlo y actuar en sus obras. Ya está de nuevo con su querida Yara”.

El dramaturgo José Abreu Felippe se refiere al Matías como un trabajador incansable: “Era incansable, siempre que conversamos me hablaba de lo que estaba escribiendo, siempre grandes proyectos, que requerían mucha investigación, como la serie Cuba detrás del telón o su autobiografía. Su muerte deja un gran vacío, ya no quedan investigadores como él”.

Lesbia de Varona, retirada bibliotecaria de la colección cubana de la Universidad de Miami señala que: “Éramos grandes amigos y ese acercamiento creció en los últimos tiempos tras la pandemia y la muerte de su esposa”. Luego añade: “Yara era la única que podía poner en orden ese remolino de energía que era Matías, un hombre incansable”. La relación entre el dramaturgo y su esposa fue a un mismo tiempo tan profundamente personal como profesional. Yara preparó y publicó el libro, Matías Montes Huidobro, su obsesión por la escritura.

Su legado es invaluable. Dejó ensayos como Persona, vida y máscara en el teatro cubano, así como una serie de varios tomos que denominó Cuba detrás del telón. El resultado de su incansable labor es una impresionante bibliografía que complementó con proyectos como la Editorial Persona, la revista Caribe y Pro Teatro Cubano. Recibió importantes reconocimientos como el Premio Café Gijón de Novela, Premio Prometeo. Fue finalista del Premio Planeta. Fue reconocido con los premios René Ariza y el Premio Baco. En enero de este año 2022, recibió uno de los recién instituidos Premio Editorial El Ateje, por su excelencia creadora y su contribución a la literatura cubana. Matías se presentó vía zoom y ofreció un lúcido discurso de agradecimiento.

Vale destacar que Matías trabajaba en dos novelas, según reveló Lesbia de Varona. Una de ellas la había comenzado en Cuba a finales de los años 50 y estaba inconclusa. También trabajó arduamente en sus memorias, que cubrían varios tomos. El primero de ellos lo presentó en el Koubek Center, en marzo del 2020, comenzando la pandemia, lo que constituye, quizás, su último acto en persona como escritor.

La dramaturga Marcia Arencibia, que recientemente adaptó a teatro el relato Ratas en la Isla, estuvo cerca de Matías en el último año: “A Matías le gustaba la vida y le tenía mucho miedo a la muerte, porque tenía mucho que escribir, decía. Trabajaba casi toda la madrugada y lo entusiasmaba estar creando constantemente”, apunta.

Otros libros de Matías, fundamentalmente de teatro son, La Madre y la Guillotina, La navaja de Olofé, Su cara mitad, Tirando las cartas y Un objeto de deseo, sobre la figura de José Martí.

Otro amigo del desaparecido dramaturgo ha sido el escritor y editor Rolando Morelli, que recientemente publicó un número de la serie Dossier dedicado a Matías Montes Huidobro. “Matías deja un gran vacío. Su obra ha sido esencial y ha resaltado la cubanía a lo largo de su extensa y fructífera carrera como todo lo que fue, profesor, escritor, dramaturgo, ensayista y un gran amigo”.

Los servicios fúnebres serán el miércoles 11 de mayo, entre las 11:30 am y las 1:30 pm, cuando parta el sepelio hacia el cementerio Our Lady of Mercy, 11411 NW 25 St., Doral, 33172. Le sobreviven sus dos hijos, Eugenio y Ana María, así como nietos y otros familiares. Que descanse en paz el gran Matías Montes Huidobro.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.82%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.78%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.4%
13041 votos

Las Más Leídas