MIAMI.- Fuerza y pasión por la danza española traerá la décimo segunda edición del Festival de Cante Flamenco, que llegará al Carnival Studio Theater del Adrienne Arsht Center este viernes a las 8 p.m. y celebrará el aniversario de la compañía Siempre Flamenco, que por más de una década se ha dedicado a promover la cultura española en Miami.

DIARIO LAS AMÉRICAS conversó con Celia Fonta quien dirige esta compañía y con Ángel Rojas, que llega directamente desde España para mostrar lo mejor de la idiosincrasia de su país. Asimismo, los cantaores Morenito de Ilora, Rocío Bazán, Joselito Montoya y el guitarrista Paco Fernández, participarán en el show que se extiende hasta el domingo.

“La memoria que más impacto ha tenido es la decisión de crear este festival a semejanza de los festivales que se celebran en los pueblos de Andalucía. La primera edición fue un experimento, no sabíamos cómo iba a reaccionar el público de Miami ya que predominaba el cante y no el baile, como se suele ser”, dijo Fonta, quien recordó que en esa ocasión el público ovacionó a los artistas y agradeció por el espectáculo.

Para Fonta, el público de la Capital del Sol resulta familiar porque “la mayoría de los habitantes de Miami tienen raíces españolas, lo que hace posible entender mejor el cante”.

Rocío Bazán - Foto Remedios Malvarez 03.jpg
La cantaora Rocío Bazán.
La cantaora Rocío Bazán.

Y es que para la también bailaora, no dejar morir esa parte fundamental de la cultura es una labor que realiza con gran pasión aun sabiendo que el canto no es tan popular como el baile.

“Es una música que aun siendo para minorías, tiene una gran riqueza tanto musical como espiritual y creo que es deber de los artistas presentarlo en su pureza y autenticidad”, agregó.

En el escenario

Coordinar los movimientos del baile con el ritmo del cante y la música que resuena en las tablas es una sensación que Fonta describe como única.

“Es algo maravilloso. A través del baile puedo expresar todos mis sentimientos. Como bailaora de flamenco me siento en la cúspide, y cuando tengo a tres cantaores cantando para mí, es el paraíso de flamenco”, resaltó.

Para Fonta, nativa de Chicago, ser una exponente de la danza flamenca es una dicha que la ha acompañado durante toda su vida, a pesar de no haber nacido en España.

“Me siento muy orgullosa de poder representar el flamenco en Estados Unidos, y aún más porque soy americana. El flamenco es mi vida y pasión. Llevo treinta años presentando diferentes espectáculos junto a mi esposo Paco Fonta. En Miami siempre hemos tenido una gran aceptación por parte del público”, explicó.

Sobre Siempre Flamenco, compañía que maneja junto a su compañero, la bailaora comentó cuál era su misión fundamental.

“Nuestro objetivo es promover y preservar las artes y tradiciones del flamenco. De igual manera traemos a grandes artistas del momento y del pasado, y tratamos de mantener los precios asequibles al público en general”, dijo.

El guitarrista Paco Fernández.JPG
El guitarrista Paco Fernández.
El guitarrista Paco Fernández.

Desde el 2002 ambos han trabajado para hacer de Siempre Flamenco una compañía de renombre y un ícono del cante y baile flamenco.

“No ha sido fácil. Requiere mucha dedicación y no perder la ilusión en momentos adversos. Más de una vez hemos pensado en dejar la compañía, pero somos artistas y cada día tenemos un aprendizaje nuevo”, resaltó.

Tras varias ediciones del Festival de Cante Flamenco, Fonta considera que parte de la misión de su compañía está cumplida.

“A través de este festival hemos dado a conocer a cantaores que nos han ofrecido cantes y melodías nunca escuchadas aquí. Por muchos años Siempre Flamenco ha ofrecido a la sociedad miamense una programación de flamenco puro y también una programación que une y comparte otras tradiciones. No es necesario perder la pureza para unirse a otras culturas, la música es universal”, aclaró.

Por su parte, el bailaor Ángel Rojas, quien durante más de dos décadas ha llevado el arte a muchas partes del mundo, dijo que esta edición sería muy especial.

“Para esta ocasión voy a estrenar la coreografía La caña, una pieza inspirada en la tradición del baile flamenco, que es mi mejor manera de comunicarle al mundo el mensaje que los artistas tenemos para la sociedad: respeto, tolerancia, amor y sobre todo arte, que es lo que realmente nos cambiará”, señaló.

Con respecto a las emociones que siente cuando está bailando, coincidió con Fonta en que es muy difícil de describir.

“Lo que experimento sobre el escenario es un conjunto de sensaciones difíciles de explicar con una sola palabra, se podría comparar a la levitación, pero sin perder el contacto con la raíz”, explicó.

Para Rojas, llegar desde España a la Capital del Sol para traer su baile, es un orgullo y también un compromiso.

“Es una responsabilidad muy grande y a la vez una gran satisfacción. Poder enseñarle al mundo tu cultura y tu sentido de entender la vida a través de un arte universal como es el flamenco, es algo maravilloso”, puntualizó.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario