MIAMI.- Con medio siglo de historia en la escena de la música folclórica venezolana, la agrupación Guaco se ha propuesto terminar su disco número 50, pero antes regresan con Zigzag, un pegajoso tema que surge de un desahogo en una reunión entre amigos.

Según contó Gustavo Aguado, uno de los fundadores de Guaco, la canción está inspirada en una vivencia de uno de los compositores y habla sobre ese amor interesado que existe desde tiempos prehistóricos.

Te puede interesar

“Se reunieron cuatro muchachos jóvenes que cantan con nosotros, Diego Rojas, Daniel Barón, Omar Koonze y Juan Carlos Salas. Ellos son compositores y cantan buenísimo, y se sentaron a componer. Entonces, buscando el motivo para componer dice Diego: ‘bueno chico, a mi pasó que estaba tan enamorado de una muchacha y ella estaba por interés, por los viajes’”, dijo a DIARIO LAS AMÉRICAS Gustavo Aguado, líder de la agrupación radicado en Miami.

“Y de ahí se construyó una historia que data desde mucho tiempo atrás, porque desde la época del Paleolítico las mujeres se acercaban a ese hombre que tuviera mejor habilidad para cazar porque las protegía”, añadió.

Para el líder de la banda el efecto de la tarima, que a veces engaña, es el causante de esa debilidad que ahora plasman en Zigzag.

“Ella se deslumbraba porque el chamo cantaba con Guaco, por lo que representa la tarima, porque el músico llama mucho la atención. La tarima hace tanta magia que hasta los feos se ven bonitos ahí. Es interesante pues”, señaló.

La canción, asegura, toca un tema que afecta a ambos sexos, aunque destacó que los tiempos actuales corren a favor de la mujer, de quien se proclamó defensor.

“Esa historia nunca ha cambiado. Cuando el amor se basa en el interés, aparecen los chulos y las chulas. Nosotros en Venezuela le decimos chulo o chulería al hombre que vive de la mujer y la explota económicamente o viceversa”, dijo.

“Soy cultor de la mujer, un feminista natural. Soy católico, creo en la virgen María y creo que el que le haga daño a una mujer no tiene perdón. Creo que los hombres son los más descarados”, añadió al contestar quién considera sea más interesado en el amor.

Y es que Aguado considera que la mujer tiene más capacidad de adaptación, además de la intuición femenina y la inteligencia

“Los tiempos han cambiado y la importancia de la mujer se analiza desde otra perspectiva. Ustedes tienen ventaja porque tienen la intuición y la inteligencia, se adaptan a cualquier cosa; ustedes caminan con los tiempos”, expuso.

“Yo como productor de Guaco, la que hace el trabajo más importante es mi mujer. Yo sin ella soy un inútil, porque en el asunto de la tecnología y el marketing todavía estoy analógico”, expandió sobre el desempeño de la mujer hoy en día al explicar cómo lo ayuda su esposa.

Un álbum especial en pausa

Asimismo, reveló que a inicios de año anduvo por su tierra natal, donde quedó varado por la pandemia. Luego pudo regresar a Miami en un vuelo humanitario, pero el grupo tuvo que poner en pausa un importante proyecto: el disco número 50.

“Estamos preparando este álbum número 50. Yo fui a Venezuela, vamos a preparar el repertorio. No había podido salir de EEUU porque estaba en proceso de mi residencia. Entonces, fui en enero a arreglar todo eso, a grabar 19 videos de temas emblemáticos de Guaco, a preparar lo de la gira y hacer el disco, pero todo se ha estancado porque cómo vamos a hacer música a la distancia”, contó Aguado, quien está a cargo de escoger los temas que conformarán ese álbum edición especial.

“Esta en pausa porque es necesario estar juntos y compartir, hablar de lo acordes, eso es lo sabroso, es como un taller de trabajo. Esto tiene que ser un trabajo de antología y sí la tecnología permite suplantar los instrumentos reales por los digitales; la conga está digitalizada. El productor puede hacer cualquier cosa, pero lo ideal es gestar juntos ese niño que va a nacer, aportando en el estudio porque eso da una frescura que si fuera uno solo se hace monótono; ya después se graba con la tecnología”, añadió sobre la realización del material discográfico en el que dijo participará Luis Enrique.

Precisamente, el salsero nicaragüense ha sido uno de los acérrimos promotores del folclor, algo que lo ha vinculado a la agrupación, incluso, Aguado prevé un disco junto al intérprete de Yo no sé mañana.

“Yo tengo un repertorio porque ese es mi trabajo y llamo a todos mis amigos los compositores; a Luis Enrique, a quien también probablemente le produzcamos un disco, ese es el guaquero numero 19, porque fue de los primeros que empezaron a divulgar este experimento venezolano que se llama Guaco”, contó.

“Y nos ha ayudado mucho a propagar este movimiento popular venezolano, que muchos músicos llaman el tesoro escondido de Venezuela. Gilberto Santa Rosa, un súper tipazo, amigo y músico igual que Luis, dice que somos unos egoístas porque nada más que escuchan a Guaco en Venezuela. Luis Enrique es un tragador de folclor. El primer tema que hizo con nosotros fue un aguinaldo venezolano. Y nos invitó a hacer un disco con él. Y con Gilberto está pendiente un disco desde el 92 cuando nos conocimos . Ya hemos hecho varias colaboraciones y ahora que estamos más cerca es probable que me ponga a trabajar en eso”, agregó.

Un tesoro escondido

Si bien toma algo de la esencia de la salsa, la música folclórica venezolana tiene su propio sabor, una identidad marcada por dos instrumentos típicos que se remonta a la influencia africana en la Pequeña Venecia.

“La música folclórica venezolana es especial por la complejidad. Lo que hicimos fue que sacamos un extracto de la costa oriental del Lago Maracaibo adonde llegaron nuestros negritos al estado Zulia. Ellos tenían una expresión folclórica que es un canto que se hace con siete tambores a San Benito de Palermo, lo que pasa es que el de nosotros es negrito porque venía en una embarcación que se incendió y quedó negro”, expuso.

“Tiene en parte la misma formación de la salsa, pero lo nuestro se diferencia porque incorporamos un instrumento típico que es la tambora de gaita y otro que se llama charrasca. Y eso se divorcia de la sonoridad de la salsa que se compone de instrumentos determinantes que son el bongó, el timbal, la conga, el güiro y las maracas. Eso lo tenemos, pero le agregamos la batería con la que se hace música americana y le incorporamos la tambora y la charrasca. Y suena totalmente distinto, por eso le dicen la salsa rara de Venezuela”.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las escuelas deben mantenerse abiertas y solo cerrar las que estén comprometidas con casos de coronavirus 29.56%
Deben volverse a cerrar todas las escuelas ante el riesgo de que aumente la propagación del virus 21.91%
Si se cumplen los protocolcos establecidos no debe producirse un incremento de los contagios 17.16%
Los padres necesitan las escuelas abiertas para poder trabajar y regresar a la normalidad 14.03%
Lo único que va a detener al COVID-19 es la responsabilidad individual de protegerse del contagio 17.35%
2524 votos

Las Más Leídas