viernes 27  de  enero 2023
CINE

Hansel Porras: "Hacer cine parte de una necesidad profunda"

Para el joven cineasta cubano Hansel Porras García, Miami es una ciudad de múltiples ángulos para crecer como artista y hacer cine

Diario las Américas | GRETHEL DELGADO
Por GRETHEL DELGADO

MIAMI.- Con apenas ocho años, Hansel Porras entró en un estudio de radio en su natal Pinar del Río, Cuba, y se enamoró de las ficciones, de los caminos creativos que hoy le sirven para expresarse. Su carrera se desarrolla actualmente en Miami, entre la actuación, la escritura y el cine.

Hansel, nacido en 1994, ha aprovechado su tiempo para sumar a su hoja de vida gran variedad de experiencias artísticas. Todo comenzó entre micrófonos y alfombras en un estudio. Su tía, Yami Izquierdo, trabajaba como actriz en una emisora radial, y él, de niño, solía acompañarla.

“Me fui enamorando de la forma de hacer radio dramatizada. Mi tía todas las tardes me llevaba los guiones de los programas infantiles, y yo leía el programa a la misma vez que iba saliendo al aire”, contó Porras a DIARIO LAS AMÉRICAS.

Como indicó, desde ese momento llegó también el gusto por la escritura: “Recuerdo que escribo desde que soy muy niño. De hecho, cada vez que vuelvo a Cuba, mi mamá o mi hermana me guardan los diarios o libretas que yo utilizaba para escribir historias”.

En fechas previas a sus estudios de actuación en la Escuela Nacional de Arte de Cuba (ENA), le comenzó a interesar el séptimo arte y disfrutaba en particular del cine de autor. “Así se me fue abriendo un espectro completamente diferente desde lo audiovisual. Sentí que las tres cosas, la actuación, la escritura y el cine, se vinculaban en una”.

Según declaró, una vez en Miami “comencé con la dirección de cine de una manera más seria” y se matriculó en el Center of Cinematography Arts and Television (CCAT) para estudiar producción de televisión. Desde el primer semestre hizo su primer cortometraje, “Casting”.

“El formato que usé para escribir el corto era el de teatro”, explicó Hansel, que entonces no dominaba el guion técnico de cine. “Tuve la suerte de que Alina Robert me dijera que sí, y luego Albertico Pujols. Ellos me ayudaron muchísimo en ese primer viaje casi a ciegas”. Este trabajo se ganó un espacio en el Festival Internacional de Cine de Miami 2017.

Ese mismo año Hansel Porras escribió la pieza para microteatro “En una noche pirata cualquiera se tapa un ojo”, que además de estar en temporada en Miami, se presentó en Nueva York y Tampa.

Su faceta de escritor ha crecido desde entonces. En 2019 recibió el Primer Premio en el Festival Cuentomanía 2019, por su cuento “Funeral”. Ese mismo año participó como invitado en la Feria Internacional del Libro de Miami 2019. Además, fue invitado como residente a The Writer's Room, una beca que ofrece alojamiento en Miami Beach para el desarrollo de proyectos literarios.

Su visión del cine en Miami hace unos siete años, cuando llegó a esta ciudad, no es la misma que ahora. “Siento que Miami en estos años ha evolucionado muchísimo. Y ahora veo un crecimiento increíble. Siendo Miami la capital de Latinoamérica tiene un montón de historias por contar, y también desde un poco antes, ‘Moonlight’ ganó en los Oscar en el año 2017, Miami ha dado un vuelco de 180 grados, a tal punto que se crean un montón de becas y realizadores se reúnen constantemente. Hasta que vi con mis propios ojos que había tantos cineastas de Haití, Puerto Rico, Venezuela, yo decía, ‘pero ¿dónde estaba esto escondido?”

“A Miami se le considera, por muchos, como ‘el cementerio de los artistas’, y te juro que mi experiencia ha sido completamente diferente. En un momento llegué a cuestionarme esa frase. Pero me han bastado unos pocos años en los que he descubierto que hay que saber encontrar y que todo está en uno”, sumó.

Para Hansel, hacer cine “es una mezcla entre disfrute y sufrimiento. A veces ya no quiero hacerlo más, a veces lo necesito, pero siento que son procesos muy personales. Al estar inmiscuido en un proceso, extraño otro que tiene dinámicas diferentes. Hacer cine parte de una necesidad muy profunda de expresar ideas, emociones”.

Aunque dedica la mayor parte del tiempo a sus proyectos audiovisuales, eventualmente regresa al teatro: “Me hace poner pies en tierra y decir ‘este es el origen’. Me fascina el contacto del público, es algo maravilloso. Con el teatro fue con el que comencé, pensé que sería mi camino principal”.

Hansel trabajó recientemente en la pieza teatral Farándula. Esta obra le ha traído “la posibilidad de tener un encuentro sincero con el público”. Sobre su personaje, reveló que “por mucho que pueda parecerse a mí en algún punto, no tiene nada que ver conmigo, y eso supone también un cierto grado de complejidad, que me gusta desandar sobre la base del disfrute”.

Sin embargo, “poco a poco me he dado cuenta de otras dinámicas como la del cine” y aunque admira a quienes hacen teatro, “he aprendido en este tiempo que es una profesión de espera”.

Y el cine le abre los brazos con nuevas metas e ilusiones. Su cortometraje “Las ausencias” estuvo en las selecciones oficiales de varios festivales internacionales y mereció el premio al Mejor Actor en el Oklahoma Cine Latino Film Festival 2020.

Este año obtuvo una generosa beca para desarrollar su primer largometraje titulado “Febrero”, que se encuentra en proceso de post-producción. Como se lee en la página de Oolite Arts, en este filme Hansel cuenta la historia de una cubana viuda exiliada en Miami, que está a punto de convertirse en abuela por primera vez en su cumpleaños 64, cuando inesperadamente recibe la visita de su mejor amiga de la infancia, luego de 40 años sin verse.

También prepara “otros proyectos audiovisuales, no precisamente relacionados con el cine, de los cuales no puedo adelantar mucho”.

Puede ver más de su trabajo en hanselporrasgarcia.com

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar