Embed

MIAMI.-Cuando las cuerdas de un cuatro suenan en las manos de Jorge Glem, la gente se detiene para escucharlo. Sus dedos sobre este tradicional instrumento venezolano lo elevan a otra dimensión, lo vuelven universal y con un talento bondadoso lo hacen capaz de brillar en géneros tan diversos como el rock, la salsa o los más osados loopers (música electrónica).

En los últimos tiempos Jorge Glem se ha convertido en uno de los cuatristas venezolanos con mayor proyección internacional, ya que además de una larga lista de importantes premios y reconocimientos, su trabajo vuelve a ser noticia al recibir la nominación al Grammy de 2018, en la categoría Mejor álbum latino de rock , urbano y alternativo por el disco Pa’Fuera, realizado entre el grupo C4Trío, al que pertenece desde 2005 y la reconocida agrupación venezolana Desorden Público.

Para finalizar el año, el joven músico nacido en Cumaná conversó con DIARIO LAS AMÉRICAS para promocionar los dos conciertos que ofrecerá en la ciudad de Miami este 28 y 29 de diciembre, donde interpretará piezas del folklore venezolano que llevarán al público a pasajes inolvidables, además de mostrar su ingenio al modificar los acordes tradicionales con ritmos poco conocidos que deleitan con sorpresa el oído de los asistentes.

Glem estará este 28 de diciembre junto al percusionista Diego ”El Negro Alvarez” y al bajista Rodner Padilla en Bling Pig de la ciudad de Miami; mientras que el 29 la presentación será en Alfaro`s en compañía de la cantante Mary Carmen Siciliano y Al Blanco en el piano.

“El show del 29 es un concierto donde hago un recorrido por muchas partes de Venezuela, pero también por el mundo a través de las cuerdas del cuatro. Intento mostrar el cuatro como un instrumento universal y hago temas de música tradicional venezolana, mezclada con salsa, con rock, con efectos de pedalera, con loopers (música electrónica). Estos también los hago con otros instrumentos como mandolina, maracas orientales, entre otros. Disfruto mucho de ese show porque voy contando historias con temas conocidos y algunos otros que les compuse a mis padres y a mi ciudad natal Cumaná” acotó con una humildad que esconde su exitosa carrera musical.

Un historia llena de triunfos

La biografía de Jorge Glem se pasea por los nombres más importantes de la música venezolana, bien sea como alumno o como músico. Con una modestia tan grande como su humanidad, Glem no hace alarde de los premios que tiene en su historia. Llegó a ser el “Mejor Cuatrista” en el festival de música llanera “El Silbón de Oro“(2004). Segundo lugar en la primera edición del Concurso “La Siembra del Cuatro” dirigido por el maestro Cheo Hurtado, para lograr el primer lugar al año siguiente en este importante encuentro. Estos galardones lo llevaron a conformar, con otros dos grandes cuatristas venezolanos como son Héctor Molina y Edward Ramírez, la agrupación C4 Trío. En 2011 obtuvieron el premio “Mejor Agrupación” en el Torneo Internacional del Joropo de Villavicencio, en Colombia; de allí estuvieron en la producción “Gualberto + C4“, con el conocido Gualberto Ibarreto, que recibió la nominación al Latin Grammy. Pero fue en 2014 cuando recibió el primer Latin Grammy con el álbum “De Repente”, en la categoría “Mejor Ingeniería de Grabación“, donde el grupo trabajó junto al conocido Rafael “Pollo” Brito.

-En C4 Trío Estamos felices de haber participado en tres producciones que han estado nominadas a los Grammy. El disco Gualberto + C4 nominado al Latin Grammy en 2013 como mejor disco tradicional. El disco De Repente, con el Pollo Brito, nominado a mejor álbum tradicional y ganó como mejor ingeniería de sonido para un disco en 2014. Y ahora, estamos felices por una nueva nominación por el disco “Pa Fuera”, que hizo C4 Trío con Desorden Público, no al Grammy Latino sino a los Grammy generales que se darán en enero de 2018- comenta.

¿Cuándo te inicias en la música?

-Me inicio en la música por mis padres. Mi papá toca cuatro y guitarra, canta también un poco. En mi casa siempre se hacían parrandas (cantos navideños). Yo iba y tocaba con ellos, compartía, escuchaba mucha música de su época como los boleros, mezclada con música venezolana. Me crié siempre viendo el cuatro como un instrumento que puede tocar varios estilos de música. Luego vi clases con Alexander Mariña, que es mi padrino; entré a la estudiantina del estado Sucre; a la Orquesta Típica del estado Sucre, hasta que me fui a Caracas a estudiar en el Instituto Universitario de Estudios Musicales (Iudem). Pero siempre he estado con el cuatro pa’ rriba y pa’ bajo, como dicen en Venezuela-.

-¿Qué es lo que más te gusta del cuatro?-

-Una de las cosas que más me gusta del cuatro es que puedo hacer percusión con él. Trato de imitar instrumentos de percusión como las congas; las congas con la clave; boleros; merengue dominicano con la güira; el son cubano. En el concierto que ofrezco explico otros ritmos y otros efectos que hago con el cuatro-.

-¿Usas el cuatro para relajarte?-.

-No lo uso tanto para relajarme, siempre de alguna manera llego a él, pero yo no soy tan estresado, siempre estoy más ligero, tomo las cosas con calma y el cuatro me ayuda a que día a día pueda conversar con él, pueda decirle lo que siento a través de la energía-.

-¿Le hablas al cuatro?-.

-No le hablo directamente, pero mi sentimiento y todo lo que siento lo proyecto en él, y una de las cosas más bonitas que tiene el cuatro es que si yo estoy triste, alegre o molesto no lo hago con rabia porque al final el cuatro absorbe esa energía y la transforma en música y no importa el tipo de energía que tenga porque el cuatro lo va a transformar en buenos sonidos-.

-¿Cuántos tienes? ¿Tienes algún preferido?-.

-Tengo tres. Tengo un cuatro que es mi preferido pero está “rotico” y casi no lo saco, pero me gusta mucho más, que los otros-.

-¿Cómo observas la música venezolana?-.

-Siento que la música venezolana no ha tenido el espacio para ser tan reconocida en el mundo; a pesar de que grandes maestros como Simón Díaz y Hugo Blanco estuvieron exportando, digamos de alguna forma y haciendo sentir la música venezolana en varias latitudes. Con el cuatro también Hernán Gamboa, Cheo Hurtado. Los colombianos tuvieron períodos en los que tuvieron de irse de Colombia y gente de muchos países tuvo que emigrar . En Venezuela con todo esta situación tan crítica en los últimos años, de alguna manera también ha emigrado la música venezolana a muchas partes del mundo.

La noción de la música nuestra está cambiando porque hay una necesidad de mezclarse con otros músicos de otras partes y eso trae frutos muy buenos dentro de todo lo malo que ha sido esta etapa en Venezuela.

Dentro del país hay una cantidad de músicos virtuosos increíbles. Con el desarrollo de las tecnologías uno tiene más conexión con la música del mundo. Y por el otro lado los músicos venezolanos que han tenido que emigrar y están haciendo música venezolana. Creo que es un gran momento para la música en Venezuela. Soy de los que piensan que no debemos apoyar a la música de Venezuela sino creer en ella, en los músicos, en la belleza, en la complejidad y sentirnos orgullosos de haber nacido en Venezuela.

-¿Cuando andas con un cuatro la gente pide que toques?-.

-Si. Hay momentos en que uno está cansado o por un estrés enorme por otra cosa y lo que provoca es sentarse un momento, pero siempre termino tocando. A mi me gusta mucho, cada vez que puedo toco el cuatro-.

Jorge Glem comenta, sin temor a equivocarse, que ante la nueva nominación a los Grammy 2018 están felices de que el cuatro esté allí. “El disco Pa`Fuera lleva mucha música venezolana; son temas de Desorden Público pero tocados a ritmos afro venezolanos y típicos, entonces nos alegra muchísimo llevar el cuatro a esos niveles”.

Presentaciones en Miami

El 28 estará en Bling Pig, mientras que el 29 el concierto será en Alfaros`s 1604 SW 8th Street. Miami, Fl. Reservaciones (786) 663 4552 o (786) 406 0450.

2 jorge Glem 1 .jpeg
Afiche promocional.
Afiche promocional.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Crees que el medio centavo de impuesto adicional ha mejorado el transporte público en Miami-Dade?

Sí, lo necesario
Sí, pero no lo suficiente
No, en lo más mínimo
No, ha desmejorado
ver resultados

Las Más Leídas