WASHINGTON.- Nadie llegó en una carroza tirada por caballos, pero hubo valet parking para los invitados a un "minibaile" realizado en la Biblioteca del Congreso en honor al clásico de Disney “La Cenicienta”.

El evento del jueves por la noche contó con una actriz disfrazada de Cenicienta que descendió las escaleras de la biblioteca para saludar a una multitud de niños y adultos, incluidos algunos miembros del Congreso con sus familias.

Te puede interesar

Antes de que la Cenicienta hiciera su gran entrada, hubo una función de la película animada de Disney estrenada hace 70 años. La Biblioteca del Congreso recientemente agregó la cinta al Registro Nacional de Cine.

La bibliotecaria del Congreso Carla Hayden, y Mary Walsh, directora de la Biblioteca de Investigación de Disney Animation, asistieron a una breve ceremonia para conmemorar el homenaje.

Walsh dijo que aunque "La Cenicienta” tenga 70 años, su mensaje continúa resonando hoy al ser "una historia de perseverancia y resiliencia". Sobre la heroína de la película, apuntó que "su vida no era fácil y encontró dentro de sí misma la fuerza y la determinación para aferrarse a sus sueños, sin importar lo que pasara, y lo hizo con bondad y respeto".

Agregó que pese a los maltratos que soportó, Cenicienta eligió no tomar represalias. Y dijo que eso "envía un fuerte mensaje" sobre la perseverancia frente a la coacción, "tan importante hoy como hace 70 años".

Tras la ceremonia, la Cenicienta posó con una larga fila de niños y adultos. Para aquellos que buscaban crear sus propias imágenes de cuento de hadas, había una serie de telones de fondo disponibles. Uno de ellos incluso les daba a los invitados la oportunidad de probarse una réplica de la zapatilla de cristal.

FUENTE: AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

En este regreso a clases en el sur de Florida, ¿cree que las autoridades han tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad en las escuelas?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas