viernes 2  de  diciembre 2022
RESEÑA

"Mejor me callo" despide festival de teatro en Miami

La pieza "Mejor me callo", del dramaturgo cubano Abel González Melo, bajó el telón de la edición 36 del Festival Internacional de Teatro Hispano de Miami

Por LUIS DE LA PAZ 2 de agosto de 2022 - 15:32

MIAMI.- Como es tradición, para el cierre del Festival internacional de Teatro Hispano de Miami se reserva a la institución convocante, Teatro Avante, que este año 2022 realizó su 36 edición. En esta ocasión estrenó Mejor me callo, obra comisionada por Mario Ernesto Sánchez, director artístico del Festival al dramaturgo cubano Abel González Melo, anunciado como “dramaturgo residente de Teatro Avante”, lo que ha facilitado que los últimos estrenos de Avante hayan sido obras de González Melo.

Quizás no hay manifestación artística más escudriñada que el teatro. Un libro es el contacto íntimo de cada lector, como lo es la visualización de un cuadro en una exhibición o museo. El cine es un producto tan terminado, que no deja mucho margen, aunque sí es algo más abierto; pero el teatro es un todo tan inmediato, tan de un público reunido en un mismo sitio al mismo tiempo, que se presta más que otros géneros para el análisis, la crítica y la valorización.

Mario Ernesto Sánchez le expresó a Vivian Ruiz, conductora del programa de la televisión Página abierta, que le encargó a González Melo la obra: “yo le pido exactamente de lo que yo quiero de que se trate la obra”, y el dramaturgo residente se pone a trabajar para su cliente, entregándole al final la comedia Mejor me callo.

Escribir por encargo, puede ser una buena fuente de ingresos, pero los resultados por lo general son desiguales, y esta obra a pedido no alcanzó lo que se espera del talentoso Abel González Melo, autor de textos tan definitivos como Chamaco y Talco, entre lo mejor de su teatro.

De sus piezas en Teatro Avante se han presentado En algún lugar del mundo (2017), la que podría señalarse como la más lograda, Bayamesa (2019) y Ubú pandemia (2021). La más reciente entrega, Mejor me callo, proyectada en tono de comedia, es de las menos agraciadas.

El estreno mundial de Mejor me callo en el Carnival Studio Teather del Adienne Arsht Center, fue a sala llena, en una jornada donde se entregó el galardón anual del festival, Premio Una Vida de Dedicación a las Artes Escénicas, a la extraordinaria actriz mexicana Adriana Barraza.

Mejor me callo es una comedia de enredos ambientada en las oficinas de la prestigiosa compañía Cosméticos Paris, donde el accionista mayoritario Gonzalo, interpretado por Julio Rodríguez, contrata a Anastasio un joven informático (Andy Barbosa), al que le entrega prácticamente el control de la empresa y hasta desea casar con su hija Marta (Yani Martín), pero tanto Elsa, la madre de la muchacha (Alina Interián) y la secretaria de la empresa Cristina (Ysmercy Salomón), se oponen por varios motivos que se revelan a lo largo de la puesta. Hay un personaje en multimedia, la Señora Peral, madre de Gonzalo, que realizó Maité Abreu.

A partir de esa situación se urde la comedia, donde prima la picaresca, la manipulación y el chantaje de Anastasio cortejando y a la vez asediando a las mujeres. González Melo aprovecha su texto para en varias ocasiones mencionar a Molière (al que se homenajea en esta obra en los 400 años de su nacimiento), manejar el teatro dentro del teatro, donde a su vez los actores aluden a los “caprichos” del autor de la obra, refiriéndose a sí mismo en tres ocasiones a lo largo del texto. Varios rompimientos de la cuarta pared marcaron también la puesta. Luego se deja un final abierto.

Este tipo de obras rememora a Salvador Ugarte y Alfonso Cremata, maestros en Miami de la comedia de enredos contemporánea, como La Talibana viene de La Habana, entre otras, por lo que no hay aportes nuevos y más para presentarse en un Festival internacional, donde la única compañía local permitida es Teatro Avante.

Resulta sobrecogedor ver a un grupo de actores tan maravillosos, con gran trayectoria parecer desconocidos en Mejor me callo. Actores que se pierden en escenitas de entra por una puerta y sale por la otra. Destaca el trabajo de Andy Barbosa, precisamente porque es el mejor perfilado y el más dinámico en la puesta.

Como siempre, Mario Ernesto Sánchez se codea de los mejores escenógrafos en activo en Miami, Jorge Noa y Pedro Balmaseda, quienes también se ocupan del vestuario para lograr una atmósfera acogedora; la música de Mike Porcel, siempre suave y grata, y el trabajo de luces de Ernesto Padilla, que en esta ocasión no fue muy exigente, pero sí resultó preciso.

Concluye el 36 Festival Internacional de Teatro Hispano de Miami 2022. Solo queda esperar hasta el próximo julio para establecer un nuevo contacto con el evento, que siempre se aspira a que sea mejor que el anterior.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar