La escritora cubana Delia Fiallo, autora de exitosas telenovelas latinoamericanas como “Cristal”, “Kassandra” y “Leonela”, falleció en su casa en Coral Gables, Florida. Tenía 96 años.

Fiallo murió el martes apenas cinco días antes de cumplir 97, confirmó a The Associated Press su cuidadora por los últimos tres años, Blanca, al responder el teléfono en la casa de la escritora. La señora pidió sólo ser identificada por su nombre. Fiallo estuvo consciente hasta hace dos días y falleció por la mañana en su casa rodeada de sus hijos, dijo su cuidadora. No supo explicar la causa del deceso.

Te puede interesar

Comenzó a escribir radionovelas en 1950 hasta que realizó en 1957 un guión para su primera telenovela por episodios. Luego de exiliarse con su familia en Miami en 1966, comenzó a escribir para canales venezolanos. Un año después nació "Lucecita" y luego éxitos mundiales como "Esmeralda" -en la que luego se basó "Topacio".

Considerada "la madre de las telenovelas", Delia Fiallo marcó la cultura popular hispanoamericana de la segunda mitad del siglo XX con sus guiones.

“Peregrina”, “María de nadie” y “Pobre diabla”, fueron otras de sus telenovelas populares. Su obra, traducida a idiomas como el japonés y el checo, llegó a millones de espectadores en más de un centenar de países.

Fiallo terminó “Cristal”, la última de sus 43 telenovelas, hace más de tres décadas. Más tarde, la misma máquina de escribir que la acompañó tecleando los diálogos de sus personajes ficticios fue testigo de su propia autobiografía, que en 2011 dijo a la AP que había comenzado a escribir a pedido de sus familiares.

“Estoy disfrutando de mi ocio, de mi familia, y de mi vida”, manifestó Fiallo entonces en una entrevista exclusiva en su acogedora casa colonial. “Durante todos esos largos años que estuve trabajando hice un gran sacrificio, apenas pude disfrutar de nada”.

Su éxito internacional llegó en 1971 con “Esmeralda”, que protagonizaron Lupita Ferrer y José Bardina, pero Fiallo, nacida en La Habana, inició su carrera como escritora de cuentos en Cuba mucho antes, en la década de 1940. Siguió luego como guionista de radio y telenovelas.

Admitía que no sabía manejar la computadora y no le gustaba. Por eso utilizaba su máquina de escribir Adler, que compró al llegar a Miami como exiliada hace 55 años.

Sonriente y de buen humor, solía hablar del éxito que alcanzó como escritora de telenovelas, su niñez como hija única, su afecto por Venezuela — donde se produjeron muchos de sus dramáticos — y su desencanto con algunas adaptaciones mexicanas.

“La época dorada de mi profesión fue (durante) los años que produje en Venezuela”, aseguró en 2011. “Respetaban mi creatividad, no me cambiaban nada. Yo elegía el reparto, yo elegía la música”, rememoró.

Delia Fiallo trabajaba desde Miami y todos los días enviaba sus libretos a Caracas, primero al canal Venevision y posteriormente a su competidor, Radio Caracas Televisión. En esos años no había fax ni internet, pero alguien siempre le hacía el favor de llevarlos.

“Terminaba de escribir el capítulo y salía al aeropuerto a pedirle a un pasajero que me (lo) llevara ... y algunas veces lo dictaba por teléfono”, relató.

Con tanto trabajo, poco tiempo tenía para dedicarle a su esposo, el director cubano de novelas Bernardo Pascual, y a sus cinco hijos. Por eso en 1985, después de escribir “Cristal”, dijo basta y se dedicó a viajar y a estar con sus hijas.

Delia Fiallo, quien quería ser veterinaria pero terminó estudiando literatura porque su madre la obligó, era menuda y de pequeña estatura. El éxito jamás había pasado por su cabeza.

Sin embargo, estaba segura de la huella que dejó.

“La primera que escribió una novela de continuidad en horario estelar en toda América Latina fui yo”, expresó orgullosa de su trabajo. Aquella telenovela fue “Hasta que la muerte nos separe”, que se estrenó en Cuba en 1957.

En entrevista con la agencia AFP, la pionera en el género de la telenovela que comenzó a escribir a mediados del siglo pasado, dijo que quería "ser recordada como una persona que amó mucho y que fue muy amada".

Para dejar a sus hijos en una buena posición económica, Fiallo aceptó a comienzos de la década del 2000 una oferta del canal mexicano Televisa y le vendió los derechos de todas sus novelas, de por vida.

Delia Fiallo será velada el jueves en la casa funeraria Memorial Westchester de Miami, con un funeral privado por la mañana que abrirá por la tarde al público, de 5:00 a 6:00 (2100 a 2200 GMT), para que sus admiradores puedan verla y despedirla.

El entierro será el viernes a la 1:00 p.m. (1700 GMT).

La sobreviven cinco hijos — Jaquelin, María, Delia, Diana y Bernardo —, 14 nietos y tres bisnietos. Su esposo, Pascual, falleció hace dos años, dijo Blanca.

FUENTE: Con información de agencias AP/ AFP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 42%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.35%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.65%
60255 votos

Las Más Leídas