Por 15 años el músico Adam Chester ha interpretado las partes de Elton John en ensayos con la banda del rockero. Pero después de que John se quedara sin conciertos por la pandemia, Chester buscó otro escenario.

Y lo encontró: Ahora ofrece conciertos semanales cumpliendo con el distanciamiento social desde su barrio en Los Angeles.

Te puede interesar

De esta forma el músico Chester le ha dado serenata a decenas de sus vecinos con máscaras desde el interior de un rectángulo pintado con las palabras “distanciamiento social” y un corazón dibujadas a su lado. Juntos bailan con canciones como “Crocodile Rock” de John y cantan otras como “Hey Jude” de los Beatles.

Lo llaman “Cuarenchella” (“Quaranchella”) una combinación entre cuarentena y Coachella, y se ha convertido en una fuente de comunidad y unión en una época en la que muchos necesitan de ambas.

“Ha sido una experiencia increíble”, dijo la esposa de Chester, Maria, sobre los shows en cuarentena, quien funge como equipo de producción del músico al igual que sus dos hijos adolescentes. “Ocurrió orgánicamente porque él necesitaba tocar y ha ido evolucionando”.

Chester bromea sobre su papel como sustituto de John “Él es Sir Elton y yo soy ‘Sur’ Elton, con una ‘u’ por ser el sustituto de Elton John”, pero su carrera no ha transcurrido completamente en la sombra del super astro.

El músico tuvo un papel importante en el homenaje de los Grammy de 2018 para Elton John en el Madison Square Garden de Nueva York. Y también ha tenido sus propias presentaciones en clubs y fiestas, pero la cuarentena le puso alto a eso.

“Me estaba desesperando dentro de mi casa aquí como le pasa a muchos músicos”, dijo Chester. “Pensé ‘¿por qué no hacemos esto fuera una vez a la semana?’”.

El más reciente concierto, realizado la víspera del Día de las Madres, tuvo una temática dedicada para ellas. La propia madre de Chester, quien lo crio sola después de que su padre muriera cuando él tenía 11 años, estuvo sentada tras él en su patio.

Chester tocó su teclado con un pequeño amplificador al lado y comenzó el concierto con su amiga, la saxofonista Katja Rieckermann, de pie a una distancia segura para una conmovedora interpretación de “Long Tall Sally” de Little Richard el día que falleció la leyenda el rock.

También tocó “That’s the Way of the World” recordando cómo su madre lo llevó a un concierto de Earth, Wind & Fire cuando era niño: “Tuvimos que irnos a los 10 minutos porque ella dijo que era demasiado ruidoso”.

Interpretó “Mama Can’t Buy You Love” de Elton John y “Stacy’s Mom” de Fountains of Wayne, una canción ligera pero que recordó que los conciertos callejeros no son sólo alegres. Su coautor, Adam Schlesinger, falleció el mes pasado de COVID-19.

Chester dijo que “nadie pudo contener las lágrimas” una noche reciente cuando tocó “The Boxer” de Simon & Garfunkel la canción favorita del padre agonizante de un vecino.

La respuesta de los vecinos ha sido abrumadoramente positiva.

“Toda la semana ansío ese concierto del sábado”, dijo la vecina Lisa Silver, quien junto con otros cooperó para comprar un tripié para sostener el teléfono de Chester para que los conciertos se puedan transmitir por Facebook.

Eufórico tras el concierto, Chester dijo que estas presentaciones de los sábados podrían prolongarse más allá de la cuarentena.

“No me puedo imaginar regresar algo normal después de esto”, dijo.

FUENTE: AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Varias municipalidades de Miami-Dade comienzan a reabrir locales comerciales no esenciales como restaurantes, cafeterías, barberías, salones de belleza y tiendas minoristas, bajo estrictas medidas de sanidad. Usted, ¿qué piensa?

Es una decisión precipitada. Vamos a sufrir un rebrote de COVID-19.
Hay que abrir ya la economía y aprender a convivir con este virus.
La responsabilidad individual será lo que diga si reabrir está bien o no.
Hay que mejorar nuestro sistema inmunológico, esa es una defensa natural.
ver resultados

Las Más Leídas