MIAMI.-Timbalive presentará su nuevo disco, Consúmelo, en el Flamingo Theater Bar el sábado 25 de agosto, en Miami.

Se trata del quinto trabajo discográfico del grupo que surgió tras rendirle tributo al músico cubano Juan Formell, fundador de la orquesta los Van Van e inspiración para la agrupación que Leo García creó hace una década.

“Otra vez traemos música bailable con una sonoridad más moderna y con invitados de lujo con quienes no habíamos tenido la oportunidad de compartir”, anticipó García a DIARIO LAS AMÉRICAS.

También celebrarán en el escenario esa noche, a partir de las 10 p.m., los 10 años de vida de la banda.

“Surgimos a raíz de un concierto en Hoy Como Ayer en el que homenajeamos al gran Juan Formell, nuestra mayor influencia musical. Y desde ahí decidimos escribir nuestra propias canciones”, recordó García, quien mencionó algunas de los temas incluidos en la nueva producción.

Además de Juan Formell, a quien considera “el músico más importante dentro del género popular cubano bailable”, nombró al dominicano Juan Luis Guerra y al boricua Marc Anthony entre sus influencias, precisamente, por haber conquistado al público a través de la calidad de su música.

Malísima, Me quiere la otra, What a Feeling y En mi solar son algunos títulos que destacan en el álbum Consúmelo, que también incluye colaboraciones con los cubanos Issac Delgado (cofundador de NG la Banda) y Mayito Rivera (exvocalista de Los Van Van), quien los acompañará en el concierto.

“Siempre buscamos ampliar nuestra sonoridad usando los sonidos actuales, pero manteniendo nuestro estilo bailable. Cada disco está diseñado para el momento en que se produjo”, resaltó sobre la evolución del grupo desde que publicaron álbum debut De Miami a La Habana (2009).

En cuanto a esa mezcla de la timba y el reguetón que en la isla se le dio el nombre de cubatón, afirmó que aunque le “encanta” el resultado de esa fusión, es necesario que sus exponentes sean más conscientes a la hora de enviar un mensaje con las canciones y cruzar la línea hacía la vulgaridad.

“Toda la música es bailable, cada quien en su estilo. Pero si fuera yo, fuera un poco más cuidadoso con las letras, que a veces llegan al punto de ser muy vulgar. Y creo que eso ensucia el prestigio de nuestra música. No estoy en contra de ningún género musical”, señaló.

Asimismo, catalogó la timba como la música cubana actual y recalcó que ha aprendido en estos 10 años de carrera que, en materia de gusto musical, la audiencia es quien decide.

“Nadie tiene la verdad. El público tiene la última palabra. Siempre se aprende algo nuevo”, dijo.

Agregó que, al igual que otros artistas, han tenido que batallar para dar a conocer su arte y expresó su inquietud por el control que ejercen la industria de la música y las emisoras de radio.

“Uno de los obstáculos con el que tropieza la mayoría de los artistas es cómo llevar la música a la mayor cantidad de personas. Y eso es algo que la radio y las disqueras tienen muy bien controlado”, manifestó.

“Creo que sería maravilloso que todos tuviéramos la misma oportunidad y que sea el público quien elija qué es lo que más le gusta escuchar”, finalizó.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas