El lanzador cubano Andy Rodríguez hizo oficial un contrato con los Rangers de Texas y con este, el primer paso, para luchar por su sueño de alcanzar las grandes ligas de béisbol. El habanero firmó como un “agente libre no drafteado (seleccionado)” luego de no captar la atención de los cazatalentos, en un sorteo catalogado como uno de los más competitivos en épocas recientes.

Sorpresa para muchos, a juzgar por los números del antillano y por el temple mostrado en el torneo universitario con los Tiburones (Sharks) del Miami Dade College. Rodríguez tuvo una excelente temporada, nombrado lanzador del año en su conferencia de la División NJCAA. En su palmarés exhibe la experiencia en las ligas Menores del béisbol profesional de Japón, su participación en la selección de primer nivel cubana y en la Serie Nacional de la isla.

Te puede interesar

En toda la temporada incluyendo fase regular y la postemporada, obtuvo balance de10 victorias con tres descalabros. Trabajó un total de 91 entradas y un tercio con un promedio de carreras limpias de 2.56. Laboró como abridor a pesar de que, se había especializado, en ejercer como taponero cerrador en la mayor de las Antillas. En cuanto al control y su poder para provocar abanicazos, Rodríguez repartió 116 ponches con solo 21 boletos de libre tránsito (5.52 bateadores rivales por cada base por bola). El promedio de corredores en base por entrada (WHIP) fue excelente (0.97) y sus rivales le conectaron para un anémico 200.

La velocidad de su recta se mantuvo sostenida sobre las 92-93 millas por hora (MPH) alcanzado un pico de campeonato en el rango de las 94. Dentro de su repertorio se encuentran cuatro lanzamientos fundamentales: recta, que es el mejor de sus pitcheos, curva, cambio de velocidad y slider (89-92 MPH) con una rotación máxima de 2715. Vale la pena subrayar que esta estadística en torno a la slider en la gran carpa oscila entre 2340 y 2530.

Andy Rodríguez se une a su excompañero y también serpentinero cubano Bryan Chi en el sistema de granjas de los Rangers, juntos batallarán para imponerse y construir su legado, luego de ser timoneados y contar con el agente Carlos Pérez como denominador común en la búsqueda de las oportunidades.

Chi, estampó su rúbrica nueve meses después de abandonar la selección nacional durante el Campeonato Mundial de Béisbol sub-23, realizado en México en octubre de 2021. A diferencia de Rodríguez (que optó por el Draft), Chi fue declarado agente libre por la Oficina del Comisionado de Grandes Ligas en enero de este año, manteniéndose en tierras aztecas preparándose. Chi era considerado uno de los mejores prospectos del pitcheo en su categoría en Cuba.

"Me siento bastante orgulloso de lo que he logrado, gracias a mi familia, mis abuelos, mi mamá, a todos los que fueron parte de esto, les estaré eternamente agradecido. Era la decisión de mi vida”, dijo el cubano Chi al sitio especializado Pelota Cubana USA.

Chi se convirtió en el segundo pelotero cubano, de los doce que protagonizaron la histórica estampida en México, en ser contratado por una organización de Grandes Ligas. Antes lo consiguió Loidel Chapellí Jr., quien en mayo firmó con los Medias Blancas de Chicago.

Fuentes indican que el cubano Loidel Rodríguez, otro integrante del sub-23 y también bajo las órdenes de Pérez, estaría muy cerca de un pacto similar al de Andy Rodríguez.

Además de los tres peloteros mencionados, abandonaron la delegación oficial en ese entonces Yandy Yanes, Miguel Antonio González, Luis Dany Morales, Ubert Mejías, , Reynaldo Lazaga, Dariel Fernández, Diasmany Palacios y Yeiniel Zayas.

Las fugas más recientes del deporte cubano

Cuba regresó del Mundial de atletismo sin medallas y una delegación diezmada. Las autoridades deportivas del castrismo confirmaron esta semana que dos atletas, entre ellas la multicampeona lanzadora de disco Yaimé Pérez, dejaron la delegación en EEUU antes y tras el Mundial de la disciplina en Eugene, Oregón.

“Las atletas Yiselena Ballar y Yaimé Pérez, y el fisioterapeuta Carlos González Morales, abandonaron la delegación en lo que califica como graves indisciplinas”, dijo la prensa oficialista. Pérez, de 31 años, quedó séptima en la reciente final del disco femenino. Anteriormente, se llevó una medalla de oro en el Mundial de Doha en 2019 y la presea olímpica de bronce en los Juegos de Tokio el año pasado. También fue campeona en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, así como victorias en el circuito de la Liga Diamante.

Ballar, de 19 años, compite en el lanzamiento de jabalina y desertó previo a su debut en el Mundial.

Las deserciones de Pérez y Ballar se producen en el marco de una fuerte migración de cubanos en general y la estampida de deportistas de casi todas las delegaciones que salieron de la isla en el último año.

Sumida en una crítica situación económica, unida a la cruel represión, la ausencia de libertades y oportunidades, Cuba, sigue asida a un discurso obsoleto y cargado de frases arcaicas con el sello del tardocastrismo.

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.8%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.69%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.52%
31936 votos

Las Más Leídas