MÁLAGA.- El Real Madrid jugó este domingo uno de los partidos menos exigentes de la temporada y venció por 2-1 en su visita al Málaga sin apenas sudar y con muchos titulares de descanso.

El encuentro, correspondiente a la trigesimosegunda jornada de la Liga española de fútbol, pareció más un amistoso de pretemporada que un partido oficial. El Real Madrid sólo se juega mejorar posiciones y tiene en su mente la Liga de Campeones, mientras el Málaga ya se siente equipo de la segunda categoría.

El equipo de Zinedine Zidane no tuvo que hacer demasiado para sumar llegadas y el Málaga tuvo suerte de llegar al descanso con un solo tanto en contra. Fue obra de Isco a los 29 minutos con un impecable lanzamiento de falta directa.

El centrocampista blanco fue el mejor del partido en el choque ante su antiguo equipo y pidió perdón a la grada al marcar. A cambio, le premiaron con aplausos.

La segunda mitad fue similar. El Málaga paseó su falta de alma y el Real Madrid tampoco quiso hacer sangre. Sin arriesgar mucho llegó otro gol, a los 63 minutos, y nació de un regalo de la zaga local al intentar sacar el balón. Karim Benzema abrió para Isco y éste cedió para que Casemiro marcara a puerta vacía.

Ya en el descuento llegó el gol del Málaga, obra de Diego Rolan, en un desajuste de la defensa blanca. Fue una anécdota en realidad porque inmediatamente llegó el final del encuentro.

El Real Madrid se guardó a jugadores como Raphael Varane, Marcelo, Toni Kroos, Luka Modric, Gareth Bale o Cristiano Ronaldo. No los necesitó para ganar al Málaga sin apenas sudar, lo que le permitió superar al Valencia en la tercera posición con 67 puntos.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario