MADRID.- El portugués José Mourinho, técnico del Manchester United, se presentó este viernes ante un tribunal español en el marco de la causa que se la abrió por presunto fraude fiscal y al salir del juzgado aseguró a los medios que el proceso está cerrado.

"Han sido cinco minutos. Es muy simple", comentó Mourinho a los medios a la salida del Juzgado de Instrucción Pozuelo de Alarcón, en la Comunidad de Madrid.

"Me he marchado de España en 2013 con la convicción de que mi situación tributaria estaba perfectamente legal. Un par de años más tarde he sido informado de que se ha abierto una investigación y que para regularizar mi situación tenía que pagar una cantidad equis", explicó el ex técnico del Real Madrid.

"Yo no he discutido, he pagado, he firmado con el estado las actas de conformidad y de que todo estaba definitivamente pagado para decir exactamente esto a su excelencia el juez", añadió.

Mourinho fue acusado de evadir 3,3 millones de euros (3,84 millones de dólares) en derechos de imagen entre 2011 y 2012, cuando era técnico del Real Madrid, a través de sociedades en el exterior.

El entrenador pagó en 2015 1,1 millones de euros a la Hacienda, una cifra que según Mourinho era la que le había solicitado el fisco. El resto, de acuerdo con el técnico, ya estaba regularizado.

Pese a las afirmaciones del entrenador, medios españoles señalan que el caso no está aún cerrado y que dependerá del juez si la causa es elevada a juicio.

El caso de Mourinho no es el primero que afecta a una personalidad del fútbol por supuesta evasión fiscal en España. Ya figuras como Lionel Messi, quien fue condenado en 2016, y Cristiano Ronaldo han tenido que comparecer por sus problemas con el fisco.

Mourinho dirigió al Real Madrid entre 2010 y 2013. En los últimos años trabajó en el fútbol inglés, primero en el Chelsea y actualmente en el Manchester United.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario