Por Luis F. Sánchez
Especial
@luisfsanchez6

Era una de esas tardes de domingo como para ir a playa en este final de invierno en Miami, pero si Usted prefirió ver el partido entre el Heat y los Raptors de Toronto no hizo una mala elección.

Basquetbol de alta categoría, francotiradores superacertados y un juego a gran velocidad.

Te puede interesar

Los Raptors (48-19) vencieron 125-104 al Heat (31-35), en el AmericanAirlines Arena en un justo resultado.

El equipo de Miami hizo todo lo posible por salir airoso, pero los de Toronto fueron superiores, por algo son el segundo mejor equipo de la NBA, solo detrás de los Bucks de Milwaukee, quienes el próximo viernes visitarán al Heat.

Bastará decir que en los 2:14 últimos minutos del primer tiempo, los Raptors clavaron cuatro triples seguidos y se fueron al descanso con una amplia ventaja de 68-54, la más amplia hasta entonces en el partido.

De ahí para adelante, los visitantes mantuvieron ese colchón que los separaba de los locales y lo conservaron y ampliaron hasta el final, gracias a su capacidad para impedir que el Heat reaccionara. Como un buen boxeador que utiliza el jab para mantener a raya a su rival, los Raptors aplicaron sus tiros fulminantes que frenaron toda esperanza de los de Miami.

Bam Adebayo, con 19 puntos fue el mejor anotador del Heat, seguido por Dwyane Wade y Dion Waiters con 15 cada uno, Rodney McGruder con 13, Goran Dragic con 11, Justise Winslow con 10 y Hassan Whiteside con 8.

Los cinco abridores de Toronto tuvieron doble dígitos. Kyle Lowry fue el mayor encestador de la jornada con 24 puntos gracias a sus seis triples. Lo acompañaron Pascak Siakam con 20 unidades; Norman Power y Danny Green anotaron 15 puntos cada uno, pero el útimo de los nombrados lo hizo todos con triples; OG Anunoby y Jeremy Lin se fueron con 11 unidades, y Serge Ibaka y Patrick McCaw con 10.

El arma principal de los ganadores fue su velocidad y la precisión de sus tiros, que cayeron como auténticos misiles. Luego de ser atacados respondían de manera fulminante, con corridas fenomenales de Green, Lowry y Siakam, y disparon seguros por parte de todos.

Además, el español Marc Gasol se convirtió en el hombre del balance de los visitantes. Por aire contuvo a Whiteside, y después se dio el lujo de repartir juego con inteligencia y rapidez.

Frente a esta fórmula, el Heat no encontró las respuestas. Estaba frente a un equipo superior, mejor afinado y su propuesta no fue suficiente para contrarrestar todo lo bueno que hacía el rival.

Algunos chispazos de Wade entusiasmaron al público, y los esfuerzos de Adebayo abrigaron esperanzas, pero en el balanza general el equipo de casa no pudo equilibrar la batalla.

Ahora solo le queda reagruparse para recibir el próximo miércoles (7:30 p.m.) a los Pistons de Detroit (34-31), un rival directo del Heat en la lucha por uno de los ocho puestos de la Conferencia Este para llegar a los playoffs.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que el sistema de autopistas que maneja el MDX en Miami sea transferido al estado de la Florida?

No
No tengo idea
ver resultados

Las Más Leídas